Sólo resta el visto bueno judicial

Fundesem reconduce sus deudas y empezará el año con oxígeno nuevo

El acuerdo alcanzado con el Ivace supone refinanciar los 1,2 millones pendientes en diez años y la rebaja del alquiler

Archivado en: 

La sede de Fundesem está en Alicante, en un edificio del Ivace. |E3

El Patronato de la escuela de negocios aprobó ayer la propuesta de acuerdo con el Ivace para saldar su deuda. El visto bueno del máximo órgano de la Fundación supone, sin duda, un caudal fijo de oxígeno para Fundesem que afronta 2019 con una perspectiva y planificación despejada. En primer lugar, logra la rebaja del alquiler anual, también la refinanciación de la deuda y se propone la creación de una comisión a dos bandas para las reformas que precisa el edificio propiedad de la Generalitat. Tan sólo queda pendiente la formalidad de que el juzgado dé por bueno el acuerdo.

Desde que hace más de un año, la conselleria de Rafa Climent se plantara ante Fundesem por la deuda acumulada de 1,2 millones, la escuela de negocios alicantina inició una carrera de fondo que parece llegar a su fin. Tras meses de negociación, ahora tocaba que el Patronato aprobara la propuesta que ha presentado el vicepresidente ejecutivo, Miguel Rosique, y que supone un punto y aparte en la organización formativa.

Para 2019, Fundesem verá reducido su alquiler de 150.000 a 95.000 euros anuales por ocupar las actuales instalaciones en La Albufera de Alicante, un pequeño desahogo de 55.000 euros que ha trabajado por reducir sus gastos en los últimos 18 meses.

Según fuentes de la  escuela, el hito más importante para el futuro de la Fundación es la negociación de la deuda, porque se trata de una cantidad que se ha ido acumulando desde hace más de diez años. Un aspecto que se ha matizado en varias ocasiones para repartir responsabilidades de una cantidad que ha estado a punto de costar el final de uno de los centros pioneros en la provincia alicantina en reciclaje y enseñanza profesional. La cantidad se pagará a lo largo de los próximos diez años y se efectuará un primer pago de 150.000 euros.

La satisfacción de lograr este consenso ha dejado en un segundo plano la cuestión de las obras de mejora. El Ivace no ha querido ahogar y ha cedido en la pretensión de que sea a través de una comisión, de la que no se ha detallado formación y fechas, la que determine actuaciones y presupuesto. Queda, pues, por ver si es a cuenta de rebajar la cantidad pendiente de pago o la realiza el propio Instituto de la Generalitat. Las fuentes consultadas apuntan a que lo lógico es la primera opción, pues el edificio es utilizado íntegramente por la Fundesem.

Ambas partes han mostrado satisfacción por llegar al final de esta travesía. Para el Ivace, se logra trasladar una imagen de seriedad hacia otros inquilinos y compromiso y para la escuela le permite planificar el 2019 con números claros.

A expensas de saber qué ocurre con los juicios pendientes con el antiguo personal, Fundesem tiene ante sí la posibilidad de cambiar una dinámica de pérdidas por un modelo más sostenible económicamente.

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter