La información económica de los líderes

Avacu reclama mayor control en aduanas de los adornos luminosos de navidad

La Asociación de Consumidores y Aidimme alertan sobre la falta de seguridad en las guirnaldas adquiridas en bazares y comercios valencianos

 / 

El presidente de Avacu, Fernando Moner (derch), y el responsable del laboratorio de Luminarias de Aidimme, Juanjo González (izq), presentan el informe anual sobre guirnaldas luminosas en el que alertan sobre la falta de seguridad en estos adornos. |E3

El presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Moner, ha reclamado hoy mayor control en aduanas para restringir la entrada de productos que no cumplen con los requisitos de calidad establecidos. “No pedimos más inspectores, lo que pedimos es mayor control en aduanas“, ha expresado Moner.

En concreto, el presidente de Avacu se ha referido a la calidad de los adornos navideños. Como cada año, la Asociación de Consumidores en colaboración con el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme) han elaborado un informe en el que se analizan las guirnaldas luminosas que son comercializadas en grandes superficies, bazares y otros comercios valencianos para verificar su adecuación a la normativa vigente.

Ambas entidades han alertado sobre la falta de seguridad en los adornos luminosos ya que de las 12 guirnaldas seleccionadas al azar para el análisis, tan solo una de ellas cumple con los requisitos de calidad. “Un año más tenemos que ser pesimistas respecto a la calidad de los productos“, ha lamentado Moner.


Solo una de las guirnaldas analizadas cumple con la normativa vigente


Por su parte, Juanjo González, responsable del laboratorio de Luminarias en Aidimme, ha señalado que “lo más alarmante” son los adornos que contienen piezas pequeñas atractivas para los niños y que se retiran con facilidad, ya que presenta “el riesgo de ingesta por parte de los más pequeños de la casa y puede suponer un grave riesgo para su salud“.

Otros problemas detectados en las 11 guirnaldas que no pasarían los controles de calidad son la falta de un aislamiento suficiente tanto eléctrico como térmico, infracciones en el etiquetado e instrucciones o la facilidad con la que se desconectan los cables. “Con tal de ahorrar en costes se pone en riesgo la seguridad de las personas“, explica el presidente de Avacu.

Para evitar problemas graves con los adornos luminosos, desde ambas entidades recomiendan, entre otras medidas, no manipular las guirnaldas, mantenerlas lejos de fuentes de calor y materiales inflamables y verificar que el producto posee un etiquetado completo y en castellano. Por último, señalan que es importante pedir y guardar el ticket de compra para poder reclamar en caso necesario.

Los consumidores tenemos que poner en conocimiento de la administración este tipo de productos“, apunta Moner quien añade que el informe elaborado por Avacu y Aidimme ha sido remitido a la dirección general de Comercio y Consumo para que “tome las medidas pertinentes“.

Suscríbete a nuestra newsletter