Ha sido el primer paso hacia la internacionalización de la empresa de origen portugués dedicada al cromado de piezas para automoción

La empresa Caetano Coatings invierte 7 millones en su planta de Massanassa

Su relación con la empresa valenciana Matrival y el acceso al Puerto fueron los factores que decidieron su inversión

Archivado en: 

Interior de la planta de Caetano Coatings

Caetano Coatings, empresa de origen portugués dedicada al cromado de piezas para automoción, ha realizado una inversión de 7 millones de euros en la apertura de su primera planta en España, ubicada en Massanassa. Es la primera actuación de la empresa fuera de Portugal y supone su primera acción de internacionalización. Además, Caetano Coatings se ha unido recientemente al Clúster de Automoción de la Comunitat Valenciana (AVIA).

La planta de Massanassa está operativa desde mediados de 2016 y ya ha cerrado su primer ejercicio de ventas completo (2017) con 4,5 millones de facturación. La empresa prevé cerrar 2018 con 5,6 millones. En total, Caetano Coating facturó en 2017 un total de 30 millones de euros.

La planta cuenta con una superficie de 5.500 metros cuadrados y dotación para la pintura de piezas tanto de interior como de exterior de los vehículos, bajo diferentes tecnologías. Se encuentra al 65% de su ocupación y emplea a 55 personas que trabajan en dos turnos.

La compañía cuenta con una planta productiva cerca de Lisboa, en Portugal, con 235.000 m2 con 6 con líneas de pintura y tratamiento de superficies: cataforesis, anodizado y dos líneas de pintura en polvo, entre otras dotaciones. En esta planta, Caetano Coatings tiene integrada la producción de Matrival, empresa valenciana con la que comparten clientes en numerosos proyectos.

Las piezas que la empresa puede cromar están en todas las partes del vehículo: bastidores de techo, espoiler, o componentes de plástico entre otros. Es proveedora de los principales fabricantes de automóviles de todo el mundo y distribuyen sus productos tanto de manera directa, como a través de los proveedores de nivel 1.

Carlos Martínez, responsable de la planta de Massanassa, ha reconocido que una de las principales motivaciones de instalarse en València fue “la relación que ya teníamos con Matrival, así como la localización estratégica de la Comunitat Valenciana para la comercialización de nuestros productos”. Frente a la posibilidad de ubicarse más cerca de su entorno de origen en Portugal, Martínez reconoce que “València nos permite estar cerca de los fabricantes de Zaragoza y Barcelona, y tener salida directa desde el Puerto”.

Respecto a su entrada en AVIA, Martínez valora la posibilidad de “obtener información de empresas de nuestro sector, de conocerlas, aprender de sus mejores prácticas y de, por supuesto, poder acceder a alguna de ellas como proveedor”.

Suscríbete a nuestra newsletter