El 22% de los conductores sufre amaxofobia, miedo a conducir

El 22% de los conductores sufre amaxofobia, miedo a conducir

Existe un porcentaje muy alto de la población que tiene miedo a conducir, es decir, que sufre amaxofobia, y a la vez desconocen su problema o intentan evitarlo. El 22% de los conductores españoles sufre ansiedad cuando conduce, el 19% abandona la conducción al no poder controlar el miedo que les genera. Esto, evidentemente, altera su rutina y normalidad.

La psicóloga Ana Arrechavaleta, del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime, afirma que “se trata de una fobia que tiene lugar antes y durante la conducción. Se basa en una desconfianza a la conducción propia y también se teme a los comportamientos de otros conductores, incluso es un miedo muy ligado a determinadas situaciones como por ejemplo llevar a los hijos al colegio o a volver a sufrir un accidente si ya se ha pasado por esa situación traumática”.

Estas situaciones afectan desde a conductores que se acaban de sacar el carné hasta a conductores experimentados. ”En cuanto al perfil -detalla Ana Arrechavaletasuelen ser personas mayores de 40 años, normalmente mujeres, aunque los hombres también la sufren pero no la reconocen por vergüenza ya que conducir todavía se considera un acto muy masculino en nuestra sociedad”.

“Existen muchas vías para atajar el problema”, concluye Arrechavaleta. “La amaxofobia, se trata en tres niveles: atajar los pensamientos que te bloquean antes de conducir, las técnicas que permiten controlar la ansiedad y una programación de enfrentamiento a la conducción que sea gradual”.

Identificar el problema y aplicar técnicas de control del estrés y la ansiedad, hasta volver a tomar contacto con el coche, hacen ganarconfianza y ganar autocontrol. El último paso es conducir en carretera o ciudad e ir afrontando nuevos retos y metas.

Actualmente muchas autoescuelas contemplan cursos de reciclaje y perfeccionamiento de la conducción, que ayudan a quienes no han conducido durante un largo periodo de tiempo a recuperar sus habilidades y destreza al volante, pero no es la solución para las personas amaxofóbicas.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.