Air Nostrum: más ventas, pasajeros y rentabilidad por viaje en 2016, pero menos beneficio

Carlos Bertomeu, presidente ejecutivo de Air Nostrum

Carlos Bertomeu, presidente ejecutivo de Air Nostrum

Los tres factores que nos explican la reducción del beneficio de Air Nostrum, de 11,35 millones en 2015 a 6.80 millones el año pasado, fueron la fuerte apreciación del dolar frente al euro, que  compenso a peor con holgura la bajada del pecio del combustible; en segundo lugar, la saturación de oferta de plazas de vuelo, que hizo bajar de forma significativa (dos dígitos algunos meses) el precio medio de venta del billete, especialmente en Europa y muy concretamente en España.

Y a todo esto se unió, en tercer lugar, el incremento de costes registrado en la empresa durante 2016, por razón del cambio parcial de flota en el que está inmersa la compañía. Este es un factor coyuntural, llamado a desaparecer con el tiempo; concretamente,antes de acabar 2018 la flota de Air Nostrum, aerolínea franquiciada de Iberia para vuelos regionales,  habrá finalizado su plan de renovación. 

A pesar del impacto negativo de estos tres factores sobre los resultados de la empresa, lo cierto es que la Cifra de Negocio evolucionó positivamente en 2016 (creció el 2,5%), motivo por el que Carlos Bertomeu, presidente ejecutivo de la compañía, dijo estar satisfecho y calificó al de 2016 como un “ejercicio de consolidación” de la trayectoria iniciada en 2014, primero en el que la empresa cerró con ganancias (3,7 millones de euros), después de tres años de abultadas pérdidas: -10,8 millones de euros en 2011, -29,1 millones de euros en 2012 y -24,3 millones de euros en 2013.

En 2015, Air Nostrum superó los 11,30 millones de euros de beneficio. “Air Nostrum continua con un crecimiento estable y en la senda de los beneficios”, aseguró Carlos Bertomeu, qui9en señaló que la compañía no ha cambiado su política de pago de dividendo. consistente en un reparto del 50% del Resultado del Ejercicio

El mayor índice de ocupación en la historia de la empresa 

bertomeu-2Si relevante es el dato de que en un solo año el número de pasajeros transportados por Air Nostrum creció en más de 260.000 (desde los 4.010.000 de 2015 a más de 4.271.600 el año pasado), lo que significa un incremento 6,5%; más relevante lo es cuando consideramos que ese incremento en el número de pasajeros se produjo a pesar de que los viajes realizados por la empresa apenas fueron mil más de un año a otro: 75.951 en 2015 por 76.966 el año pasado (1,3%).

La conclusión es clara: los vuelos realizados iban más llenos en 2016 que el año anterior; es decir, eran más rentables. El Índice de Ocupación media por vuelo pasó de 65,7% en 2015 a 66,7% en 2016; la mayor media anual en la historia de la empresa. Así las cosas, la Cifra de Negocio de la empresa al finalizar 2016 ascendió a 425 millones de euros; diez más que los 415 de 2015. 

Además de los ingresos vinculados a los vuelos  regulares, Air Nostrum incrementó sus ingresos por operar vuelos para terceros y por los servicios de mantenimiento dado a aparatos de otras empresas aéreas.

Casi 5 aparatos de media destinó la empresa a vuelos para terceros (charters y servicios de wet lease para Binter Canarias, SAS y Croatia Airlines), con lo que obtuvo unos ingresos superiores a los 35 millones de euros. Los servicios de mantenimiento de flotas también crecieron en 2016, tanto en número de clientes, como en la facturación. 

Flota y tendencias 

Con relación a la flota, en 2016 Air Nostrum operó 43 aeronaves: cinco ATR 72 (cada uno de ellos con 72 plazas disponibles), 10 CRJ 200, de 50 plazas; otros 10 CRJ 900, de 90 plazas útiles por aparato; y 18 CRJ 1000, con 100 plazas por aparato. En 2017, la flota de CRJ 900 se reducirá a un solo aparato, y aumentará a 24 el número de aparatos CRJ 1000. En apenas tres años, Air Nostrum renueva el 50% de su flota.

Tan solo un dato preocupante quedó flotando en el ambiente al finalizar la rueda de prensa protagonizada por Carlos Bertomeu: en los primeros meses de 2017 se mantienen las tendencias afloradas en 2016: siguen creciendo el índice de ocupación media de los vuelos y el de puntualidad (indicador de calidad en el servicio), pero sigue reduciéndose el precio medio de venta por asiento ocupado. 

Suscríbete a nuestra newsletter