La información económica de los líderes

Biopolis, gran expertise en seguridad alimentaria

2016-oct-agroalimentario-Biopolis-plantaLa empresa biotecnológica Biopolis surgió en 2003 “desde el ámbito público y con apoyo privado para transferir conocimiento al mercado, como una spin-off del CSIC. Nuestros socios son, además del CSIC, Capsa, Naturex y Talde Capital Riesgo”, relata su director de Marketing y Comunicación, Daniel R. Calvo. Sus instalaciones, que integran en más 2.000 m2 a once laboratorios y dos plantas de producción con capacidad para fermentar más de 9.000 litros de cultivo, se encuentran en el Parc Científic de la Universitat de València y su plantilla la integran 50 personas altamente cualificadas.

Su misión se centra en ofrecer soluciones que logren mejores alimentos, fármacos, cosméticos o procesos químicos y su vocación, además de ofrecer soluciones a grandes empresas y multinacionales de sectores como la alimentación, el farmacéutico, el químico o el energético, está “en colaborar con los centros de investigación públicos que tienen un desarrollo interesante, pero no son capaces de llevarlo a la realidad industrial para que ese producto llegue el mercado”, matiza R. Calvo.

 [masinformacion post_ids=”88295,88313,88316,88353,88447,88457,88460″]

La compañía trabaja en cuatro unidades de negocio: en la búsqueda y validación de nuevos ingredientes para temas de salud como pueden ser el alzheimer o la obesidad; en el desarrollo y producción de probióticos que son microorganismos que pueden sumarse a los alimentos o tomarse como suplemento nutricional; las factorías celulares, un sector en alza como es la revalorización de residuos, utilizan los microorganismos como fábricas para producir elementos de alto valor añadido; y el lifesequencing, un área transversal que da soporte a todo el trabajo de Biopolis. En esta última se estudia la composición genética de los microorganismos a través de tecnologías de secuenciación masiva y técnicas de bioinformática que “nos permiten aportar soluciones a cosas que no se podrían por ninguna otra vía. A través de estas tecnologías tenemos un gran expertise en seguridad alimentaria y detección de fraudes alimentarios”, asegura.

Biopolis participa en proyectos nacionales y europeos como Microbiosol (Ivace) o el Ageing with elegans (H2020), que cuentan con financiación tanto pública como privada.

Suscríbete a nuestra newsletter