La información económica de los líderes

Retos para optimizar los envases y embalajes del comercio electrónico

Área de Optimización de Envase y Embalaje en Itene 

2014-abril-opi-itene-Juan-AlcarazLos datos de negocio que genera el comercio electrónico B2C evolucionan de manera positiva cada año, con crecimientos exponenciales en todo el mundo. En Europa, el comercio electrónico alcanzó la cifra de negocio en 2012 de 312.000 millones de euros. Y en 2014 se prevé un volumen de negocio en todo el mundo de 1.500 billones.

Estas cifras arrojan un volumen de envíos que llega a los 3.500 millones al año y donde se hace especialmente importante el diseño de los envases y embalajes que van a proteger las mercancías transportadas.

Actualmente hay soluciones en el mercado para productos que sufren mejor los rigores del transporte, como es la ropa, los complementos, libros, películas, música, etc. Mientras, productos frágiles y productos alimentarios que necesitan refrigeración son los que precisan un diseño de envases y embalajes que tenga en cuenta en qué ambiente se va a mover el producto.

En este sentido, en el año 2013, un 8% de los compradores de productos ‘on-line’ reconoció que había tenido problemas con el embalaje de la mercancía recibida.

La investigación y el diseño de envases y embalajes apropiados evitará el infra embalado, diseños inadecuados para los productos o el sobre embalaje, que supone un incremento de costes de materiales, un coste de transporte no optimizados y coste en la imagen de la compañía ante los clientes.

Para llegar a este diseño óptimo es necesario trabajar en un análisis de la fragilidad del producto, del ambiente de la distribución, realizar un diagnóstico de los sistemas que ya existen, diseñar o rediseñar un sistema de envase en función del producto y ambiente de la distribución, y realizar una evaluación funcional del sistema para comprobar que es apropiado.

Con estas soluciones, se prevé que el incremento de usuarios de comercio electrónico aumente de día en día.

Si hasta ahora el perfil de consumidor se circunscribía a adultos de entre 25 y 49 años de edad, de clase media y media alta, ahora el perfil se ha ampliado por ambos márgenes de edad, y también desde la perspectiva económico-social.

Así, los consumidores que adquieren sus productos y servicios a través de internet son ya menores entre 15 y 24 años, y personas adultas de 50 a 65 años. Además, no se trata solo de clase media y media alta, sino que también se han incorporado y de manera masiva empleados a media jornada, desempleados y estudiantes.

Otro factor que aparece como determinante para el incremento del comercio electrónico es el aumento de los dispositivos móviles y su uso para adquirir productos y servicios desde cualquier lugar.

Además, las plataformas de venta ‘on-line’ han evolucionado de tal modo, que se adaptan a la operatividad de cualquier dispositivo. Según el último estudio “Social, Digital & Mobile in Europe in 2014”, realizado por la agencia We are Social, que cuenta con apartado exclusivo para España, la penetración del móvil es del 55% del total de la población y el 25% de los usuarios afirmó haber realizado compras a través de su teléfono. Además el 89% utilizó su ‘smartphone’ para buscar información local, y un 80% para buscar información de los productos que le interesaban.

Así, los retos a los que se enfrentan los fabricantes y distribuidores de los productos se complican con esta relación en la que los consumidores y clientes buscan calidad en el producto o servicio adquirido, pero también una calidad excelente en la entrega o recepción de la mercancía.

Actualmente, esos retos se centran en la entrega de productos al consumidor y superar la necesidad de que el receptor se encuentre esperando el producto en su destino.

Para ello, en Europa ya se están poniendo en marcha diversas iniciativas, que pasan por la entrega de un cajón en el domicilio del consumidor, que éste puede abrir para la recepción de su producto y cerrar para que la empresa de mensajería lo recoja cuando esté vacío. Similar al servicio de correos, tienen el inconveniente de que debe contar con sistemas de seguridad compartidos por la empresa distribuidora y por el consumidor.

También están ya en marcha en Alemania centros de distribución de pequeña mercancía, donde el consumidor puede recoger de manera automatizada su pedido, sin tener que ofrecer una franja horaria para poder recibir su producto. Este modelo responde más a un apartado de correos, ubicado en la calle y donde puede acceder cualquier consumidor que haya comprado un producto.

Pero donde el reto es mayor es en la distribución de productos frescos y en el comercio electrónico desarrollado por pequeños comercios. Las pequeñas tiendas de producto ‘gourmet’ han sabido ver en el comercio electrónico una salida a la merma de sus ventas in situ.

Sin embargo, la complejidad de la preparación de pedidos, la demanda sin horarios y la ubicuidad del destinatario, hace que pequeños comercios deban convertirse en grandes compañías de logística.

Desde la gratuidad de la entrega a domicilio, la gama de productos o la entrega en el lugar deseado, hacen necesario por parte de los pequeños comercios una inversión extra en creatividad. En este sentido, expertos reunidos en Itene recientemente, determinaron que la marca del producto ‘gourmet’ o producto fresco debe estar en el embalaje y ser parte de la imagen, como herramienta para crear nuevos consumidores.

En este sentido, los responsables de envase y embalaje deben aportar soluciones para satisfacer esta demanda creciente. La iniciativa de AmazoonFresh, que ya oferta una amplia gama de productos frescos en tres áreas norteamericanas, es un ejemplo.

Así, podemos concluir que el comercio electrónico permite a los productores acceder a un mercado cada vez mayor, pero necesariamente debe darse una inversión en plataformas logísticas, que sirvan el producto en el tiempo deseado, un servicio de alta calidad y cuya recepción sea sencilla y fácil para el consumidor. Con envases y embalajes que protejan el producto durante el tránsito, pero que también sean herramientas de comunicación de marca.

 www.itene.com

Suscríbete a nuestra newsletter