Socialicemos el emprendimiento

Graduado en Leinn. Miembro del Grupo Emprendedor de Florida Universitària

2014-abril-opi-Florida-Iskander-AlkateEmprender no es una moda. Es saber potenciar tus capacidades, ser una persona curiosa, inconformista, atrevida; en definitiva, ser dueña de tu destino.

La mayoría de la sociedad vincula el emprendimiento con el ámbito laboral, con gente de traje y corbata. Se percibe como algo que está de moda, pero lejos del día a día de las personas. No hay nada más lejos de la realidad.

Ser emprendedor es algo que, como todo en esta vida, se trabaja y se aprende a base de hacer, fallar y volver a intentar. Ser emprendedor es algo que eres siempre, no importa dónde ni con quien estés. Si eres emprendedor lo serás tanto en el trabajo, como en casa, con la familia o de copas con los amigos. Ser emprendedor es una competencia que forma parte de tu personalidad.

Si identificamos el origen emprendedor de las personas, existen dos. Algunas personas son emprendedoras de nacimiento; tienen una capacidad innata para asumir que cada día es una oportunidad para retarse y superarse, para lograr lo que ayer no consiguieron, para mejorar lo que hoy ya tienen y para aprender del proceso.

Otras personas, la gran mayoría, debemos trabajar estas competencias cada día. La creatividad, los miedos y las habilidades sociales son puntos que suelen requerir un esfuerzo y trabajo. Sin embargo, no es tan importante si tienes o no capacidades emprendedoras, sino si estás dispuesto a experimentar una evolución como persona y profesional para adquirir esas capacidades.

Lo que realmente describe a un emprendedor es la facilidad que ha desarrollado para asumir el punto de partida y trazar el camino a recorrer.
Cuando hablamos de emprender, casi siempre se piensa en emprendimiento individual, pero también podríamos emprender en equipo, lo que favorece que algunos aspectos se lleven de mejor manera. Uno de los factores más duros cuando se emprende individualmente es la soledad.

Si estamos de acuerdo en eso de “divide y vencerás”, deberíamos estar de acuerdo en que si emprendemos en equipo, al sumar las fortalezas de cada uno de los miembros, podemos lograr objetivos mucho más complejos de manera más fácil.

Desde que hace unos años todo el mundo es consciente de lo que es el emprendimiento. Ahora este concepto debe ser socializado. Todo el mundo debería sacar ese emprendedor que lleva dentro. Deberíamos conseguir que ese profesor que busca nuevos métodos de impartir sus clases no sea el único, que la panadera que trabaja duro en crear recetas para alérgicos no sea la única.

Ahora más que nunca es momento para que consigamos ser una sociedad emprendedora, una sociedad que se adapte a las necesidades actuales. Los tiempos que vivimos implican cambios, implican que tenemos que ser más creativos y atrevidos.

Emprender no sólo es un concepto para individuos. Muchas de nuestras empresas necesitan poner rumbo fijo al emprendimiento para reinventarse, necesitan agentes de cambio, alguien que cuestione y, sobre todo, alternativas a la forma de trabajar. Tenemos que ser conscientes que, muchas veces, la excelencia y la diferenciación no está en el qué se hace, sino en el cómo se hace.

Como sociedad estamos sufriendo una crisis donde todos los modelos que teníamos como referentes se están cayendo y, precisamente por ello, debemos atrevernos no solamente a pensar diferente, sino a actuar diferente. Quizás el principal motivo de la crisis no sea el económico, sino que, como empresas y sociedad, hemos dejado de reinventarnos, estamos intentando mantener los modelos de siempre, en los que nos encontramos a gusto y seguros, olvidándonos de que estos modelos ya no sirven.

Necesitamos incorporar aire fresco y deberíamos ceder el testigo a quienes todavía no tienen miedo a soñar. Los jóvenes son quienes piensan diferente, quienes tienen fuerza para afrontar nuevos retos. Sin embargo, las empresas, a veces, les cierran las puertas. Éste es el principal cambio que deberíamos asumir, es momento de construir el futuro desde ahora con sus propios protagonistas.

Es necesario construir una sociedad más proactiva y orientada a reinventarse cada día, objetivo que comparte Florida Universitaria, trabajando muy de cerca con las empresas, instituciones y centros educativos de Valencia, para la implantación del Grado en Liderazgo Emprendedor e Innovación (Grado Leinn).

Florida Universitària pretende que, a través de este grado, se creen agentes de cambio que dinamicen y fomenten nuevas iniciativas en la Comunidad Valenciana.

Es apasionante que diferentes agentes se involucren en la socialización del emprendimiento, que juntos apuesten por buscar nuevas forma de trabajo y que, como objetivo final, tengan el capacitar a jóvenes para que reactiven nuestra sociedad.

 www.floridauniversitaria.es

Suscríbete a nuestra newsletter