Antonio Hernández (KPMG): “España estará a la cabeza de la UE en exportaciones”

Antonio Hernández (KPMG)

Antonio Hernández (KPMG)

 Antonio Hernández, socio de internacionalización de la firma de servicios profesionales KPMG, abogó por hacer de la internacionalización una estrategia estructural más que coyuntural, pues “el sector exterior se sitúa en estos momentos como claro motor de crecimiento económico, algo que debemos consolidar cuando llegue la recuperación interna”. Está fue la tesis defendida en la Jornada Empresarial 2013 organizada por Economía 3 en Alicante.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]“Solo el 28% de las empresas exportadoras de nuestro país tienen un ratio exportador regular, es decir, exportan regularmente al menos 4 años”; un porcentaje idéntico al de las empresas valencianas. Esta es una de las debilidades de nuestro sector exterior apuntadas por Hernández, en este espacio de reflexión. 

Otras de las debilidades y amenazas puestas de relieve por Hernández en un análisis DAFO del sector exterior español, son su limitada base exportadora -50 compañías acaparan un tercio de las exportaciones-, la escasez de exportaciones de alto contenido tecnológico y el importante déficit energético de nuestro país que ronda el 4,5% del PIB. A estas se unen el difícil acceso a la financiación -con caídas del crédito desde 2009-, así como una labor comercial muy focalizada en la UE, pese a haber disminuido del 75% en 2003 al 62% en 2013.

En cuanto a las fortalezas y oportunidades, España ha conseguido revertir su desequilibrio externo, “si en 2007 el déficit por cuenta corriente era del 10% del PIB (unos 100.000 millones de euros) es estos años se ha producido un importante desapalancamiento, sobre todo por parte del sector privado” , ha concretado Hernández.

Además, pese a la irrupción de los países emergentes, España sigue manteniendo su cuota de exportaciones en el contexto mundial (debido al esfuerzo en la diversificación de mercados, de hecho, en 2030 el 51% PIB mundial estará ligado a países emergentes, y el incremento de la clase media mundial, que se elevará hasta el 59% en 2030).

Asimismo ha mejorado sus indicadores macro de competitividad: con la depreciación del tipo de cambio efectivo real (por el importante esfuerzo en la contención de precios, márgenes y costes) y la mejora de los costes laborales unitarios, “no solo por la caída de los salarios, sino y principalmente, por la mejora de la productividad”, ha explicado Hernández. Con todo, según ha puesto de relieve el socio de internacionalización de KPMGEspaña se sitúa como el undécimo inversor mundial, teniendo en cuenta las cifras acumuladas y estará a la cabeza de las exportaciones de la UE en los próximos años, según las propias estimaciones de la Comisión Europea.

Centrando el análisis DAFO en la Comunidad Valenciana, la debilidad más clara apuntada por Hernández es la pérdida de peso de la región en el total nacional de las exportaciones en los últimos diez años, mientras la fortaleza más destacada la encontramos en el importante crecimiento registrado por la Comunidad, cuyas exportaciones crecen a un ritmo del 14%, el doble que el conjunto nacional (7%), además de su creciente diversificación geográfica. 

FACTORES DE COMPETITIVIDAD 

Respecto a los factores de competitividad que pueden hacer despuntar a una compañía en el exterior, el responsable de KPMG ha señalado la I+D+i, la calidad certificada de los productos, la logística, una buena gestión de los recursos humanos expatriados, la financiación -animando a los presentes a diseñar un buen plan financiero, capaz de combinar recursos propios y ajenos, financiación multilateral, Project Finance, subvenciones y ayudas públicas- y aprovechar las eficiencias fiscales.

 Otros aspectos fundamentales serán evaluar los riesgos, buscar la protección legal del proceso de internacionalización y acertar en las alianzas estratégicas que se puedan derivar, tanto a la hora de seleccionar socios como de cerrar inversiones directas en el país, a través de compras o adquisiones.

 El experto de KPMG puso a disposición de los presentes el asesoramiento y la experiencia de la firma de servicios, así como las herramientas necesarias para facilitar el proceso, entre ellas una capaz de controlar el cumplimiento normativo en cada mercado.  Con todo, Hernández ha abogado por hacer de la internacionalización una estrategia estructural más que coyuntural, pues tal y como ha manifestado “el sector exterior se sitúa en estos momentos como claro motor de crecimiento económico, algo que debemos consolidar cuando llegue la recuperación interna”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter