Juan López del Alcázar (Ernst & Young, EY): “Existe un apetito renovado por invertir en España”

Actualmente, hay un apetito renovado por invertir en España. Por primera vez, existe una perspectiva de que las fusiones y adquisiciones mejorarán en los próximos meses y propiciarán que la actividad económica crezca en España”. Esta ha sido una de las ideas expuestas por Juan López del Alcázar, socio de Transacciones y Adquisiciones de EY (Ernst&Young), durante la exposición de su ponencia “Necesidades de capitalización en la empresa, condición necesaria para la innovación y la internacionalización”, presentada en las Jornadas Empresariales 2013 organizadas por Economía 3 en el Auditori i Palau de Congressos de Castelló.

Juan López del Álcazar (EY)

Juan López del Álcazar (EY)

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Juan López comenzó su alocución explicando que es necesario que “las empresas dispongan de recursos financieros para poder abordar procesos de innovación e internacionalización”. Pero esta financiación no va destinada solamente al inmovilizado, sino que afecta a otros ámbitos de la empresa como el equipo humano o el talento, recursos externos, etc.

Para entrar en antecedentes, el experto de EY, analizó cual era la situación de partida de la economía española en 2009. Juan López expuso que en ese año el sector empresarial español había alcanzado un volumen de endeudamiento del 141% sobre el Producto Interior Bruto (PIB). Por su parte, a 10 de octubre de 2013, el Informe Mundial de Estabilidad Financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluía que el ratio de deuda sobre el Ebitda de las empresas españolas es del 5,5.

Hay que tener en cuenta, según matizó Juan López, que una cifra superior a tres levanta las voces de alarma sobre la solvencia de las compañías. Todo indica, matizó, que “no va a haber una solución rápida al problema de endeudamiento. De hecho, todavía quedan muchos años para que las empresas españolas puedan acceder al endeudamiento para financiar sus proyectos de innovación e internacionalización”.

A pesar de estas perspectivas económicas, Juan López reiteró que “actualmente sí que existen fórmulas de financiación como fondos de capital riesgo que están muy interesados por el mercado español”. En este sentido, señaló, que existe un apetito renovado por España desde julio de 2013, e incluso se puede acceder a la iniciativa estatal como los fondos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que pueden dinamizar la economía española.

Juan López informó también que “existe un interés clarísimo de los fondos internacionales por los sectores industriales españoles en un momento en que parece que hemos tocado suelo”. Añadió igualmente que existe una sofisticación creciente de los fondos a los que pueden acceder las empresas. De hecho, informó que existen fondos dispuestos a invertir de 10 a 1.000 millones de euros por proyecto. “Son fondos especializados en financiar a las empresas en procesos de  internacionalización, situaciones de concurso de concurso de acreedores e incluso en procesos de liquidación”.

Pero, ¿cuáles son los requisitos que piden estos proveedores de capital? Según explicó Juan López a los asistentes, estos fondos están interesados en compartir una visión sobre un plan de negocio, confiar en el equipo directivo, establecer una estrategia de salida ya que existe una necesidad de retornar los fondos a los inversores y, por último, priorizar la inversión en el negocio y no en el proyecto.

El socio de EY expuso una nueva tipología de proveedores de recursos que prestan directamente el dinero a la compañía denominados fondos de deuda o “Direct lending”. “Se trata, según informó Juan López, de fondos de deuda que prestan dinero en función de las necesidades de la compañía y además, tienen un gran apetito por el mercado español”. Este tipo de proveedores alternativos de deudas disponen de un amplio portfolio de productos que van desde deuda sénior hasta financiaciones especiales.

Por último, Juan López matizó que este tipo de financiación puede servir para refinanciar la deuda existente y nuevos proyectos, financiar las adquisiciones y fomentar el crecimiento internacional, entre otros objetivos.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter