Inversiones chinas en el exterior: España a la cola de Europa

Abogado. Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Valencia (UCV)

Antonio Liu Yang

Según un informe de la Heritage Foundation, desde que China entró a formar parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el 2004, ha invertido en el exterior más de 84.000 millones de dólares hasta el día hoy. Entre los destinos favoritos podemos encontrar Australia, quizás por la cercanía y EE.UU., quizás para mantener el “equilibrio económico-político”. En Europa, lidera las inversiones procedentes del gigante asiático Gran Bretaña, con casi el doble que Francia, muy seguida por Suiza y Grecia.
España no aparece en la lista, porque las inversiones procedentes de China son casi insignificantes. Ante esta situación, nos preguntamos el por qué. ¿No somos acaso atractivos para el Gobierno chino? ¿Realmente no tenemos nada que ofrecer a los chinos?
Todo lo contrario. Tenemos suficientes sectores en auge para posicionarnos en la mente de los empresarios chinos, pero mucho antes de intentar “vendernos” en China debemos darnos a conocer, dar los primeros pasos y apostar fuertemente por China a nivel institucional, social y empresarial.
Cualquier persona que haya ido a hacer negocios en China sabe lo importante que son los contactos, el “guanxi”. No podemos pretender “llegar y besar el Santo”. Hay mucho camino que recorrer y mucho trabajo previo que hacer.

Sectores atractivos

España siempre ha sido una gran potencia mundial en turismo. La tendencia por parte del Gobierno central y los turoperadores es posicionar España como destino preferente en la mente del turista chino.
Recientemente hemos oído que ciudades como Madrid, Málaga o Marbella están realizando acciones positivas de cara al turista chino pues, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), los viajeros chinos que visitaron Gran Bretaña durante el año pasado se gastaron una media de 8.000 libras por persona.
Otro sector en auge, íntimamente relacionado con el turismo, son los artículos de lujo. Del la cifra total de gastos generados por los turistas chinos, más del 40% son destinados a compras; sobre todo, compras de lujo.
Pero no es tan fácil como parece. Hay que apostar por el mercado chino y hay que invertir más en los medios, para que los visitantes chinos nos conozcan y se decidan por un producto. Muchas veces damos por hecho las bondades de nuestro producto porque lo conocemos desde siempre, pero el que viene de fuera no tiene porque saberlo ni mucho menos gustarle. La tendencia de las grandes marcas de lujo es contratar a personal que sepan hablar chino y que conozcan la mentalidad china a la hora de comprar.
Otra gran desconocida para el pueblo chino es nuestra gastronomía. Después de décadas de promoción, por fin empiezan a verse recompensados los esfuerzos, aunque seguimos estando a años luz del vino francés o del aceite de oliva italiano. Durante el pasado mes de mayo empezó una guerra de paneles solares entre China y Europa, que se apaciguó pronto: el mercado del vino se vio seriamente perjudicado durante meses.
A estas alturas, el deporte español es conocido mundialmente por todos los éxitos cosechados en los últimos años. Hemos dejado de ser un equipo que no pasa de cuartos, para ser los favoritos de las casas de apuestas. La Roja tiene tirón, la liga de las estrellas también, por no mencionar a los tenistas de primera línea como Rafa Nadal o David Ferrer, o los hermanos Gasol y compañía. La lista de embajadores sería interminable.
Kobe Bryant, el jugador de los Lakers, tiene más seguidores en China que en los EE.UU. Hubo heridos por ver la aparición de David Beckham en su tour por China. ¿Por qué no aprovechamos más el deporte español para posicionarnos en China? Digo más porque algunos equipos ya lo hacen y lo hacen francamente bien. El Real Madrid o el F.C. Barcelona cuentan con millones de seguidores virtuales en las redes sociales chinas. Incluso el Villarreal C.F. tiene alrededores de un millón de seguidores en Weibo, el Twitter chino. 

En cuanto a la Comunidad Valenciana, tenemos a cuatro equipos en la primera división, tres de ellos ya tiene relaciones con China. Sería muy atractivo hacer algo de cara a los turistas chinos, para que conozcan mejor nuestra comunidad. Es una oportunidad única para darnos de conocer en el gigante asiático.

El ‘softpower’

Desde la apertura de China hacia el exterior 30 años atrás, gran parte de su estrategia es emplear el ‘softpower’ para conseguir la simpatía de los ciudadanos, y son expertos en establecer relaciones pseudopolíticas a través de otras instituciones. La apertura de los Institutos Confucio por el mundo es un buen ejemplo de ello. A través de los estas instituciones, se enseña el idioma y la cultura china. España cuenta con el Instituto Cervantes para esta labor.
Según la directora del Instituto Cervantes en Beijing, Inma González, es el centro con más estudiantes de español en el mundo. Esto es un buen ejemplo de entablar una relación a largo plazo: los ciudadanos de ambos países están interesados en conocer el idioma y la cultura del otro. Hay que seguir apoyando estas iniciativas, porque la mayoría de los estudiantes de español tienen planeado venir a España a terminar sus estudios en forma de grado o master.
Estas reflexiones son quizás la punta del iceberg. Hay mucho más que hacer y un camino muy largo que recorrer. Para trabajar con el mercado chino hay que estar preparado, porque es una carrera de fondo, pero a la vez de velocidad. Debemos ir poco a poco, pero a la vez estar atentos a cualquier tipo de cambio. Visualizar una meta lejana pero sin perder de vista a nuestros competidores.
En una ocasión, cuando todavía trabajaba de intérprete, un sabio comerciante chino me pidió que tradujera algo que siempre recordaré. La frase venía a significar lo siguiente: “Firmar el primer contrato es como entrar en el campo de fútbol, a partir de ahí se jugará el partido”. Lo que viene a significar en este caso es que primero debemos darnos más a conocer en el mercado chino, y luego aspiramos a las posibles inversiones.

www.ucv.es

Noticias relacionadas

Sin comentarios

  1. CONCHA
    Dic 07, 2013 @ 11:18:49

    Muy interesante el artículo de Antonio Liu.

    Reply

  2. CONCHA
    Dic 07, 2013 @ 11:20:20

    Estoy de acuerdo en lo que dice Antonio Liu. Para cuando veremos a Turistas Chinos en el Turismo Rural de Soria.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter