Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Cinco incentivos no económicos para motivar a los empleados

Publicado el:
Cinco incentivos no económicos para motivar a los empleados


Con un plan de incentivos laborales en la empresa se consiguen trabajadores más motivados y, por tanto, más productivos; retener al personal valioso y con talento; atraer a los mejores profesionales disponibles en el mercado; ahorrar en cargas sociales, seguros o pensiones; así como beneficiar tanto al trabajador como a la empresa.


Pero cuando un empresario decida incentivar a sus empleados, debe distinguir entre dos tipos, así como combinarlos, con el objetivo de conseguir un equilibrio entre ambos y satisfacer al mayor número de trabajadores.


Incentivos económicos


Son los que utilizan las empresas en mayor medida a modo de recompensa para mejorar la satisfacción, la motivación, la implicación, el compromiso y la productividad de los trabajadores.


Existen varios tipos de incentivos monetarios, como establecer un complemento al sueldo base, premiar a los empleados con primas anuales, sufragar un plan de pensiones, concertar un seguro médico privado, aumentar de salarios, bonificaciones, préstamos o reembolsos de servicios médicos.


Incentivos no económicos


Este tipo de incentivo favorece y satisface a un mayor número de trabajadores por lo que es conveniente, señalan desde la escuela de negocios, combinarlos con los económicos, al afectar más a las condiciones laborales de los empleados, además de tener repercusiones positivas en su vida personal.


Entre estos incentivos no económicos cabe citar:


1-Establecer un horario más flexible para aumentar la calidad de vida de los empleados y la conciliación de la vida laboral con la familiar.


2- El empresario, además de mostrase amable con sus trabajadores, debe promocionar un clima de colaboración y confianza en el trabajo, así como el fomento de relajación.


3-Felicitar a los empleados cuando su trabajo esté bien hecho, pues para ellos es satisfactorio y hará que sientan que sus esfuerzos son valorados.


4-Dejar al trabajador que sea quien decida sus días libres y las vacaciones.


5-Los empleados que conocen los productos, facetas y planes de la empresa, tendrán un mayor sentimiento de vinculación y pertenencia a ella, con lo que se conseguirá aumentar la productividad y alcanzar, con más facilidad, los objetivos propuestos.