Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Rescate económico de un país

Rescate económico de un país: ¿Qué es y qué consecuencias tiene?

Uno de los términos que mencionan constantemente los políticos y dirigentes de un país en la actualidad es el de rescate económico. En este punto la mayoría de ellos se refieren al rescate económico de un país, en especial luego de la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19. Se habla de rescate económico cuando un Estado no puede cumplir con sus compromisos financieros, y una organización le otorga un préstamo para salvarlo de una quiebra. Esto puede sucederle a una nación en general luego de vivir un desastre natural o económico que afecte sus fuentes de producción.

Sin embargo, hay una serie de consecuencias que genera el rescate económico de un país, siendo la primera una posible inflación. Por lo general estos planes inyectan grandes cantidades de capital a la economía, inundando el mercado de billetes sin valor que provocará un aumento en los precios. Así mismo, está la imagen del país afectado, ya que no va a depender de sus propios recursos. Es por ello que hay que tomar muchos factores en cuenta antes de aceptar un plan de este tipo.

¿Qué es un rescate?

El rescate económico de un país se lleva a cabo cuando un Estado no puede cumplir con los compromisos que ya ha adquirido. Para llegar a este punto ya se ha incurrido en deudas para pagar a sus acreedores, pero sus ingresos no son suficientes para honrar sus demás obligaciones. Es allí donde aparece el rescate, que es una ayuda que se da a los países para que puedan pagar sus cuentas pendientes. Para esto participan organismos como el Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y el Banco Central Europeo, quienes ponen las condiciones de este acuerdo.

En consecuencia, la nación que solicita el rescate utiliza los recursos para pagar varias de las cuentas que tiene pendiente. Esto suele ser un alivio a corto plazo, pero un problema a largo plazo, ya que el país ahora tendrá un acreedor más. Más allá de las buenas intenciones, los organismos internacionales emiten los créditos con intereses aceptables para que sean pagados en un determinado periodo de tiempo. De esta manera, el afectado deberá crear un plan de trabajo para reactivar su aparato económico lo más rápido posible.

¿Por qué se produce un rescate económico de un país?

Generalmente, el rescate económico de un país se produce cuando este se encuentra a punto de llegar a una situación de default. Esto significa que no podrá pagar los compromisos que ha adquirido y sus acreedores pueden comenzar a embargar los activos que respaldan su deuda. Para evitar esto otras naciones proponen hacer un rescate a través de una gran inyección de capital. Uno de los objetivos es evitar la quiebra del país, ya que la misma suele traer muchas repercusiones en la región.

Los rescates suelen hacerlo organismos multilaterales, que son los que manejan los recursos y tienen la autoridad para ello. Sin embargo, requieren una serie de condiciones que deben ser cumplidas a cabalidad para brindar el apoyo económico. A pesar de esto, los intereses suelen ser bajos para que la nación afectada pueda pagar el compromiso en un tiempo prudencial. Estas deudas suelen ser a largo plazo, que generan una hipoteca al estado y sus ciudadanos, en el que parte de sus ingresos serán empleados para cancelar este préstamo.

¿Qué diferencias hay con el plan de recuperación europeo?

A pesar de que son similares, existen varias diferencias entre el plan de recuperación europeo y el rescate económico de un país. El primero fue desarrollado antes de la crisis del COVID-19 y es la Unión Europea quien se endeuda para inyectar recursos a las naciones. En consecuencia, esta financiación se llevará a cabo mediante los llamados “eurobonos”, algo que sorprendió a toda la comunidad. Mientras tanto, el rescate de un país lo hacen otros estados mediante la supervisión de un organismo superior.

Por consiguiente, el plan de recuperación europeo tiene un proyecto mucho más amplio, y busca recuperar la actividad económica de la región. Es decir, la estrategia va mucho más allá de evitar una quiebra, es más bien realizar mejoras en todos los países. Por su parte, el rescate económico de un país busca evitar que una nación termine de irse a la quiebra, teniendo un objetivo más a corto plazo. Por esto, primero se rescataría a una nación y luego se aplicaría el programa de recuperación.

¿Qué consecuencias tiene este rescate?

Los efectos de un rescate económico son bastante significativos en el país donde se aplicará. Primero que todo, ese estado debe presentar un plan detallado sobre cómo saldrá de la crisis en el mediano plazo. En consecuencia, se tendrá que contratar a diversos profesionales para que trabajen de la mano con el gobierno en pro de un futuro mejor. Por otro lado, la deuda pública tiende a aumentar, ya que el país no tiene cómo pagarles a sus acreedores, viéndose en la necesidad de refinanciar constantemente.

Los mercados de valores suelen verse muy afectados cuando hay rescates económicos. Inmediatamente que se anuncia la insolvencia de un país los inversionistas mueven sus recursos a otros lugares más estables. Además, los bancos observan como las personas pierden la confianza en estas entidades, guardando su dinero en otros mecanismos que les provea tranquilidad. De este modo, cuando un país entra en default se producen una serie de hechos que están relacionados unos con otros, entrando en un bucle con difícil salida.

Fases de un rescate económico de un país

Son varios los pasos que hay que seguir para realizar el rescate económico de un país. Primero que todo, el gobierno solicita de manera formal un plan de rescate ante el presidente del Eurogrupo. Luego, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea evalúan que tan factible es esa medida. Y estudian las posibilidades de recuperar el dinero. Esto puede tomar varias semanas, que determinan las instituciones que han sido afectadas y la reestructuración que debe hacerse en la economía.

Posteriormente, se indican cuáles serán los plazos en el que recibirá el préstamo y los intereses que aplicarán a la nación afectada. Aquí el gobierno debe especificar cuáles son las entidades que requieren más apoyo y cómo utilizarán los recursos para recuperarlas. Por otro lado, están las negociaciones entre las partes implicadas, incluyendo a la Unión Europea y el FMI. Por lo que, es necesario que un gobierno piense muy bien si el rescate es el mejor plan para salir de la situación que atraviesan.

Ejemplos de este tipo de rescate en los últimos años

Hay muchos ejemplos en el mundo de países que han sido rescatados con este mecanismo. Grecia es uno de los casos más mediáticos, cuando tuvo que negociar con la Unión Europea para salvar su economía del colapso. Posteriormente, naciones como Portugal e Irlanda también pasaron por ese proceso, rompiendo así un paradigma en el viejo continente. Por último, tenemos a España, que en varias ocasiones, ha necesitado del rescate, tanto en 2012 como en 2016. Hay que tener claro que el rescate económico de un país puede ser lo último que quiera hacer un gobierno, ya que marcará un antes y un después en la economía del país.

Certificado-Covid-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.