Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
La deuda pública

Deuda Pública: ¿Qué es y qué consecuencias tiene para la economía española?

Solo para un pequeño puñado de países el tema de la deuda pública no juega ningún papel. Es un tema cotidiano en los medios de comunicación nacionales de casi todo el mundo. Los gobiernos se enfrentan a la cuestión de cómo resolver el problema de gastar más dinero del que pueden acreditar a través de los ingresos fiscales. La forma más fácil que han encontrado y puesto en práctica los estados para obtener fondos líquidos es emitiendo bonos.

Sin embargo, una deuda pública sin control tendría consecuencias fatales. Se trata de uno de los recursos más empleados en los diversos países del mundo cuando estos se encuentran en una situación económicamente fallida y comienzan a presentar problemas de liquidez. Por tanto, es fundamental conocer de qué va la deuda pública y cómo funciona la misma al momento de su empleo.

¿Qué se entiende por deuda pública?

Cuando se habla de deuda pública esta debe entenderse como el conjunto total de las deudas que el Estado mantiene, bien sea con inversores del país o con otros países. Los países recurren al uso del mecanismo de endeudamiento cuando necesitan recursos de tipo financieros. El monto de la deuda normalmente suele otorgarse por medio de bonos o títulos de valor. Y, por supuesto, que un país endeudado se ve en la obligación de comprometerse a pagar por el dinero recibido. Esto incluye los intereses estipulados y en la fecha acordada por ambas partes involucradas.

Se entiende que la deuda pública es la sumatoria de las deudas de todas las administraciones públicas de un país. Es decir, todo lo que pertenezca o sea regido por el Estado en cuestión. Tomemos por ejemplo a España. Cuando se habla de la deuda pública de España este monto total representa a la suma de la deuda que tiene el Estado Central, la deuda de las administraciones locales y la deuda de las comunidades autónomas del país.

¿Qué hacer para reducir la deuda pública?

Por supuesto, una vez que se obtienen los recursos financieros de la deuda pública, se debe procurar hacer todo lo que sea necesario para reducir el monto de la misma. Y es el Estado y sus respectivas administraciones las encargadas de realizar todas las acciones para recuperar la estabilidad económica del país y reducir la deuda pública. Para ello debe tomar medidas que pueden afectar a toda la población. Para de esta manera conseguir en un futuro mediano mayor solvencia para el país.

En primer lugar, se recurre a la programación de todo tipo de actividades que permitan una recuperación económica vigorosa. Además de esto, se suele cumplir con un proceso de consolidación fiscal, el cual es de gran ayuda para disminuir el respectivo endeudamiento. Del mismo modo, en algunos países se ejecutan cambios estables económicos y la reducción de las tasas de intereses. Estos son cambios que pueden tardar tiempo en surtir efecto, pero que sin duda alguna será de gran ayuda a largo plazo.

¿Cuáles son las consecuencias de la deuda pública?

La deuda pública puede tener efectos positivos si los préstamos se utilizan para financiar inversiones públicas, por ejemplo, en infraestructura. Estos gastos aumentan el potencial de crecimiento de una economía a mediano plazo. Idealmente, esto significa que el estado puede volver a reducir su déficit mediante el aumento de los ingresos fiscales. Incluso en situaciones económicas excepcionales, los préstamos pueden tener sentido para compensar una caída de la demanda por parte de empresas y consumidores.

Sin embargo, el endeudamiento también tiene efectos negativos: por un lado, el aumento de los intereses y las obligaciones de pago están restringiendo el margen financiero y presupuestario del estado. Por otro lado, el aumento del endeudamiento público conlleva el riesgo de desplazar los préstamos privados y las inversiones del mercado, con las correspondientes consecuencias negativas para el crecimiento económico. El riesgo de una crisis bancaria o monetaria también aumenta con una deuda pública muy alta. Además de la pérdida de confianza en el Estado y pérdidas por parte de los ciudadanos.

¿Cuáles son los tipos de deuda pública?

Son diversos los tipos de deuda pública que pueden existir y los mismos se catalogan según el modo en el que se adquieren o las características que se implican en los mismos. En primer lugar, está la deuda de tipo real, la cual puede ser adquirida por los bancos privados. Además, está la deuda ficticia, que es adquirida por el Banco Central del país en cuestión. También cabe resaltar que la deuda pública se clasifica según el tiempo de duración del préstamo en: deuda a corto plazo, deuda a medio plazo y deuda a largo plazo.

Por supuesto, la lista no acaba aquí, también se cuenta con la deuda amortizable en la que el monto total debe ser reembolsado a su titular al momento de vencimiento. Del mismo modo, está la deuda perpetua, que es contraria a la anterior, ya que en su caso no hay fecha de vencimiento y nunca es reembolsado el monto principal de la deuda por las manos del Estado. Para finalizar, están las deudas internas y externas. La deuda interna es suscrita por inversiones nacionales y la deuda externa por parte de inversores extranjeros.

¿Cómo afecta la deuda pública la economía española?

Dentro de España, la deuda pública, justo ahora, tiene un monto total bastante alto. El monto más actualizado conocido hasta el momento fue el cálculo del mes de septiembre del 2021 en el que la deuda pública alcanzó los 1,43 billones de euros y presenta una reducción del PIB, ya que se encuentra en 122%. Sin duda alguna, se trata de algo que preocupa a los economistas. Y es una deuda que aumentó de forma realmente significativa tras la llegada de la pandemia global de Covid-19.

Debido a esto España se posiciona como uno de los países con la mayor cantidad de deuda pública dentro de Europa. Sin embargo, se espera que el porcentaje de la deuda baje al finalizar el año. Ello teniendo en consideración que en octubre se realizó una gran amortización y durante noviembre se realizará otra. Por tanto, se puede afirmar que se está trabajando arduamente para que el monto de la deuda pública no siga ascendiendo en España como hasta ahora.

Ejemplo de deuda pública

Si un país no recibe suficiente dinero por el pago de impuestos. No cuenta, con el dinero suficiente para invertir en infraestructura, por ejemplo construir carreteras. Entonces, puede recurrir al endeudamiento. Si la construcción cuesta 100.000 euros, puede emitir un total de 100 letras de tesoro que correspondan a 1.000 euros cada una. Las cuales venderá a una serie de inversores con la promesa de pagarles dentro de un año y con un 5% de intereses. Lo cual querría decir que este país pasaría a tener una deuda pública de 105.000 euros.

PrestamosGedesco-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.