Algunas movilizaciones por las preferentes de Bankia

Bankia condenada por la vender preferentes de una anciana analfabeta


Antecedentes


La mujer, que no fue informada de forma clara y legible cuando realizó la inversión, suscribió con la huella dactilar un contrato de depósito o administración de valores, establece la sentencia. En el mismo periodo anual, la anciana compró más participaciones preferentes y, en 2009 dio la orden para canjearlas.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.


En este sentido la audiencia considera que:


“una persona nacida en 1932, que no sabe ni leer ni escribir y sin experiencia en productos financieros concretos, decida la colocación de sus ahorros en un producto financiero perpetuo en el que no se garantizaba la integridad de la inversión es un comportamiento contradictorio”.


El tribunal añade que “no puede afirmarse que la afectada hubiera tenido la información suficiente sobre el producto para primero poder contratar la suscripción en 2004 y en 2006, para tres años más tarde proceder al canje y todo ello con conocimiento cabal de las características del producto, así como del riesgo efectivo que asumía frente a la buena rentabilidad de los títulos”.


Al no saber “leer ni escribir” la demandante obtuvo información de las participaciones preferentes de forma verbal, la cual debería haber sido “completa, llana y comprensible para la destinataria”, puntualizan desde el tribunal.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.