Cuatroochenta Security Operations Center

Cuatroochenta crece un 31%, con protagonismo en el negocio de la ciberseguridad

El informe financiero de Cuatroochenta, correspondiente al primer semestre de 2022, confirma la buena evolución de la compañía tecnológica. Con unos resultados, según han informado, que generan caja operativa y solvencia a pesar del contexto económico.

Una posición que le permite no solo mantener su estrategia de M&A, sino también intensificar la inversión en crecimiento orgánico para seguir escalando y ampliar mercados con solidez.

El importe neto de la cifra de negocios proforma de Cuatroochenta de enero a junio de 2022 ha superado los 9 millones de euros. Lo que supone un incremento del 31% con respecto al año anterior. Unos resultados que arrojan un ebitda proforma recurrente a 31 de junio de 2022 de 814.000 euros, un 9% sobre ingresos. De manera que la compañía ha logrado multiplicar por tres sus ventas en los dos últimos años, registrando una tasa anual de crecimiento compuesto del 71%.

En paralelo, Cuatroochenta ha logrado reducir su deuda financiera neta de forma sensible. Sin tener en cuenta los instrumentos convertibles suscritos por la compañía -y gracias principalmente a la ampliación de capital-, se sitúa en 293.000 euros al cierre del primer semestre de 2022, lo que supone un ratio inferior a 0,4x ebitda proforma recurrente.

Así crece Cuatroochenta

El buen avance de la compañía le permite destinar recursos a profundizar en una estrategia que equilibra solvencia, rentabilidad y crecimiento a través de inversiones clave para acelerar el plan de negocio haciéndolo más escalable. Esta reinversión en crecimiento orgánico, cifrada en 1,7 millones de euros.

Incluye la ampliación de los equipos de desarrollo tecnológico, optimización de procesos y el de negocio, con la apertura de un canal de partners para aumentar la capilaridad de mercado a nivel internacional. Solo en el primer semestre del año el crecimiento orgánico ya ha registrado un incremento del 17%.

«Nos hemos preparado para crecer en un entorno de incertidumbre global y convertirlo en una oportunidad. La compañía siempre ha abogado por un modelo sostenible y de negocio generador de caja y rentable. Lo que en el actual escenario nos mantiene con un alto potencial de crecimiento, en una situación de solvencia e independencia financiera», ha destacado Alfredo R. Cebrián, CEO y cofundador de Cuatroochenta.

La ciberseguridad, el negocio con mayor recurrencia

Esa estrategia de rentabilidad y escalabilidad se completa con el objetivo de un modelo de negocio cada vez más recurrente. Tanto a nivel orgánico como a través de la adquisición de nuevos productos. Así, el ARR (Annual Recurring Revenue), es decir, los ingresos recurrentes, ha superado los 4,18 millones de euros. Esto supone un 47% del importe neto de la cifra de negocios a 30 de junio de 2022.

Destaca la recurrencia registrada por la unidad de ciberseguridad, que opera con la marca Sofistic, la de mayor crecimiento, con una tasa del 76% con respecto al conjunto de su negocio en el primer semestre de 2022. En ese periodo, Sofistic ha logrado incrementar sus ventas un 113%. Y, desde que fue adquirida en 2019 por Cuatroochenta, las ha multiplicado por cinco.

La integración de Sofistic a lo largo de estos tres años ha supuesto el desarrollo de Atlantis SOC (Centro de Operaciones de Seguridad) para ofrecer un servicio integral 24/7 al sector bancario y de infraestructuras críticas, con fuerte implantación en Latinoamérica.

La unidad de ciberseguridad de Cuatroochenta se posiciona así como un destacado MSSP (Proveedor de Servicios Gestionados de Seguridad). Especializado en la detección de amenazas basada en inteligencia artificial y listo para penetrar en el mercado norteamericano.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.