Kim Kardashian lanza su propia firma de capital riesgo. (Fuente: SKKY Partners)

Ni moda, ni televisión: la nueva aventura de Kim Kardashian es el capital riesgo

Corría el año 2007 cuando una (casi) desconocida Kim Kardashian irrumpía en los hogares de millones de estadounidenses a través de un reality show en el que narraba en primera persona las peripecias de su extensa y millonaria familia. Las cinco hermanas Kardashian-Jenner han convertido su propia imagen en su mejor activo.

Con 329 millones de seguidores en Instagram -séptima cuenta con más followers del mundo-, la celebridad ha conseguido hacerse un hueco este mismo año en la lista Forbes de nuevos multimillonarios. La hija del famoso letrado, Robert Kardashian, (conocido por haber sido uno de los abogados de O.J. Simpson durante su mediático juicio), acumula una fortuna de 1.800 millones de dólares.

Ahora, por si las redes sociales, la telerrealidad o el mundo empresarial no fueran suficientes para ella, Kardashian se ha lanzado al mundo del capital riesgo.

Cómo apuesta Kim Kardashian por el capital riesgo

Bautizada como SKKY Partners, la firma de capital riesgo de la celebrity está enfocada en inversiones en los sectores del consumo y de los medios de comunicación. Pero, Kardashian no vuela sola en esta nueva aventura. La propia modelo ha explicado en su cuenta de Twitter que estará acompañada por el exsocio de la firma Carlyle Group, Jay Sammons, como cofundador, y por su madre, Kris Jenner, que ejercerá como socia.

Sobre el lanzamiento, Kardashian tuiteó que será «la firma de capital privado de consumo y medios de comunicación de próxima generación».

Según han informado a través de un comunicado, la firma hará inversiones minoritarias en mercados en crecimiento y enfocados en empresas de consumo y medios. Y destacan «la experiencia de inversión de ambos fundadores y su capacidad de crear grandes negocios en este ámbito».

Y es que, tanto Sammons como Kardashian, han experimentado el éxito en sus carreras. La exfirma del primero, The Carlyle Group, es una las más grandes del mundo en private equity y gestión de activos alternativos. Está especializada en cuatro áreas de negocio clave: corporate private equity, activos reales, estrategias globales de mercados y soluciones de inversión.

Por su parte, la californiana lleva años inmersa en varios negocios que le reportan grandes beneficios. Uno de ellos es Skims, una marca de ropa interior que lanzó en 2019 y que ha sido valorado en 3.200 millones de dólares. Además, 2022 está siendo, sin duda, un buen año para la mayor del clan Kardashian. A principios de año lanzó al mercado SKKN by Kim, una línea de productos cosméticos y para el cuidado de la piel.

Los negocios de las Kardashian

No solo Kim es la única emprendedora del clan. Las mujeres de la familia Kardashian-Jenner han sabido poner el ojo en multitud de negocios relacionados, en su mayoría, con los medios de comunicación, las redes sociales, la cosmética y la moda.

La matriarca, Kris Jenner, tiene una fortuna estipulada en 230 millones de dólares, según estima la revista Forbes. Suya fue la idea de poner en marcha el programa de televisión que las catapultó a la fama: Keeping Up With the Kardashians. También ejerce de mánager de sus famosas hijas.

Su otra hija, Kylie Jenner, anda inmersa en el mundo de la cosmética. En 2015, lanzó su primer producto: el Kylie Lip Kit. En 2020, vendió el 51% de la empresa Kylie Cosmetics al fabricante de productos de belleza Coty -que tiene en su haber marcas como Rimmel, Max Factor o Bourjois– por 600 millones de dólares. La menor del clan Kardashian también puede presumir de ser la segunda persona con más seguidores en Instagram (368 millones), solo por detrás del futbolista Cristiano Ronaldo.

Con su madre como socia, Kourtney Kardashian, abrió la tienda de ropa para niños Smooch. Además, continuó en el negocio de la moda infantil, junto a Kim y Khloé, lanzando la marca D-A-S-H. La segunda, también, cofundó la marca de pantalones Good American.

En 2018, Kendall Jenner apareció en la lista Forbes como la modelo mejor pagada del mundo. Con unas ganancias por valor de 22,5 millones de dólares. Kendall ha aparecido en campañas de marcas de lujo como Calvin Klein o Estée Lauder, entre otras.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.