Combustible

Así se ha encarecido llenar el depósito pese al descuento del Gobierno

Lejos quedan ya los tiempos en los que el litro de combustible costaba poco más de un euro. Llenar el depósito del coche durante la segunda operación salida del verano ha costado a cada español, de media, entre 16 y 23 euros más que hace un año. Así lo muestran los datos hechos públicos por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), en el que será el mes de agosto más caro de la historia pese al descuento de 20 céntimos por litro de combustible aprobado por el Gobierno.

La publicación recoge el precio medio alcanzado, entre el 26 de julio y el 1 de agosto, en más de 11.400 estaciones de servicio españolas. La media en nuestro país alcanza ya una precio medio de 1,702 euros el litro. En el caso del gasóleo, el coste es de 1,693 euros por litro.

La coyuntura actual se traduce en que, pese al descuento del Ejecutivo, llenar un depósito de combustible de tamaño medio cueste alrededor de 93 euros. O lo que es lo mismo, en la actualidad los consumidores pagamos una media de 16 euros más que hace un año en el caso de la gasolina y 23 en el gasóleo.

Precios del combustible históricos

Todo esto en un mes de agosto en el que, tradicionalmente, se produce un gran aumento de la movilidad en las carreteras españolas asociado a las vacaciones estivales. Sin embargo, el repunte de precios del combustible resulta más acentuado teniendo en cuenta que tanto la gasolina como el gasóleo cerraron julio en sus niveles más bajos en los últimos dos meses.

Hasta ahora, los precios más elevados en una primera semana de agosto se habían registrado en 2013, hace nueve años, cuando el litro de gasolina costaba 1,472 euros y el de gasóleo 1,376 euros, un 16 % y un 19 % menos, respectivamente, que los valores actuales.

También superan en un 17 % y un 25 % los precios registrados por la gasolina y el gasóleo durante el agosto pasado, cuando la movilidad se comenzaba a recuperar en los meses de verano tras la crisis del coronavirus, y alcanzaban precios de 1,416 y 1,29 euros, respectivamente.

Los precios reales, sin embargo, son todavía más elevados. Sin la subvención del Gobierno, el litro de gasolina se situaría en 1,902 euros y 1,893 el del gasóleo.

¿Qué países pagan más y cuáles menos?

El alza del petróleo viene motivada por los efectos de la invasión rusa de Ucrania, que han provocado un terremoto energético en Europa. Además, los precios se han visto afectados por las sanciones económicas impuestas por la UE, como el reciente embargo al petróleo ruso que llega por vía marítima.

En la actualidad, la gasolina más cara de la UE se paga en Dinamarca (2,218 euros) y Finlandia (2,19 euros); mientras que el gasóleo con el precio más alto está también en los países nórdicos, concretamente en Suecia (2,37 euros) y Finlandia (2,153 euros).

Por el contrario, los precios más bajos de la gasolina en el continente se registran en Hungría (1,29 euros) y Malta (1,34 euros); y los del gasóleo los marcan nuevamente Malta (1,21 euros) y Hungría (1,558 euros).

En comparación con los países del entorno, los precios medios de la gasolina y el gasóleo en España presentan los valores más bajos, siendo superada por Alemania, donde la gasolina se paga a 1,814 euros y el gasóleo a 1,943 euros, Francia (1,844 y 1,878 euros, respectivamente), Italia (1,877 y 1,851 euros) y Portugal (1,889 y 1,83 euros).

 

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.