aerolíneas

Estas son las aerolíneas que han cancelado sus vuelos durante agosto

Las cancelaciones de vuelos en los aeropuertos europeos continúan a medida que avanza el verano. Tras los parones de los últimos meses de diversas aerolíneas, en esta ocasión los tripulantes de cabina de pasajeros de Ryanair están convocados desde este lunes a una nueva huelga.

Este nuevo parón es el tercero en lo que va de verano y está previsto que se prolongue hasta el próximo 7 de enero de 2023, ante la negativa de la compañía de negociar un nuevo convenio colectivo.

Concretamente, los sindicatos USO y Sitcpla han convocado a los 1.600 trabajadores pertenecientes a las empresas Ryanair, Crewlink y Workforce a paros de 24 horas de lunes a jueves, que durante las dos primeras semanas afectarán a 1,04 millones de pasajeros, con una media de 130.600 viajeros cada día.

Un verano de cancelaciones

Esta nueva convocatoria se suma a los paros convocados a finales de junio y durante gran parte de julio por USO y Sitcpla, y que han provocado cancelaciones y retrasos en los aeropuertos españoles en los que opera Ryanair, especialmente en Barcelona-El Prat y Palma de Mallorca.

Más concretamente, sumando los seis días de paros que se convocaron entre finales de junio y principios de julio y la convocatoria actual de agosto, se han registrado un total de 319 cancelaciones de vuelos y retrasos en otros 3.700 de Ryanair en toda España, según los sindicatos.

A finales de julio, Ryanair afirmaba contar con un principio de acuerdo con Comisiones Obreras (CCOO) sobre salarios, rosters -cuatro días en activo seguidos de tres libres- y complementos de sus tripulantes de cabina españolas. La compañía irlandesa mantiene que las recientes huelgas han tenido escasez de apoyo y que el efecto ha sido «mínimo». No obstante, las huelgas continuarán hasta principios de enero, coincidiendo con el periodo vacacional de agosto y Navidad, épocas en las que habitualmente se registran unos niveles de tráfico muy elevados.

Servicios mínimos

Durante la huelga, el ministerio ha fijado unos servicios mínimos que van del 68 % al 85 % en vuelos nacionales hacia o desde las islas, y del 36 % al 60 % en los peninsulares cuyo tiempo de desplazamiento en transporte público sea igual o superior a 5 horas y vuelos internacionales.

En cuanto a los vuelos nacionales peninsulares cuyo tiempo de desplazamiento en transporte público sea inferior a 5 horas, que de momento durante los días de huelga están programados únicamente en Barcelona, los servicios mínimos oscilan entre el 34 % y el 38 %.

Los paros se producen en un contexto marcado por el «caos» aeroportuario que están sufriendo durante este verano buena parte de los principales aeropuertos europeos, debido a la rápida recuperación de la demanda, los conflictos laborales y la escasez de personal.

La aerolíneas cancelan en toda Europa

Son diversos los factores que explican la situación actual en la que se encuentra el sector. A las consecuencias de la pandemia de Covid-19; se suma la escasez de personal y las huelgas para conformar la tormenta perfecta. Aerolíneas de todo el mundo han anunciado para agosto la cancelación de más de 25.000 vuelos. O lo que es lo mismo, la eliminación de más de 800 vuelos diarios, 15.788 de los cuales son en Europa.

De todas, Turkish Airlines es la operadora con mayor número de vuelos cancelados en Europa. Y es que la turca es una de las aerolíneas más afectada por el conflicto bélico en Ucrania. De los 4.408 vuelos que ha cancelado, una cuarta parte provienen de Rusia.

Le siguen las aerolíneas British Airways con 3.600 cancelaciones; EasyJet, que suma 2.045; la alemana Lufthansa, con 1.888 y Wizz Air que suma 1.256 cancelaciones.

De forma similar, los pilotos de la operadora escandinava Scandinavian Airlines Sysems (SAS) se niegan a volar y han convocado diversas huelgas que comenzaron el pasado día 4. Esta situación se ha traducido en la cancelación de 2.550 vuelos, que han dejado a 270.000 pasajeros en tierra. Las pérdidas para la compañía se estiman en alrededor de 100 millones de euros.

¿Qué puedo hacer si cancelan mi vuelo?

Las huelgas de Ryanair y EasyJet afectan a 10 aeropuertos españoles y pueden dar al traste con las vacaciones de muchos viajeros afectados por cancelaciones o retrasos de vuelos. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), lanzan algunos consejos en caso de que una huelga nos deje en tierra.

  • El pasajero podrá reclamar el importe íntegro del billete y la aerolínea lo debe reembolsar en siete días; o bien un vuelo de vuelta al primer punto de partida lo más rápidamente posible. La compañía debe ofrecer como opción la conducción hasta el destino final en condiciones de transporte comparables. También debe cubrir gastos de manutención, alojamiento y transporte hasta el mismo cuando sea necesario.
  • La aerolínea no tendrá que pagar una compensación adicional al reembolso del precio del billete si ha informado con suficiente antelación de que el vuelo ha sido cancelado. Si no lo ha hecho, hay derecho a una compensación económica en función de la distancia del vuelo y si es intracomunitario o no.
  • Si la notificación se produce con menos de una semana de antelación, hay derecho a indemnización a no ser que la compañía ofrezca un transporte alternativo que salga con no más de una hora de antelación y posibilite llegar al destino con un máximo de dos horas de retraso.

Las empresas especializadas en reclamación de vuelos señalan que este verano la huelga de Ryanair podría llegar a afectar a más de 3.000 vuelos diarios mientras que la de EasyJet afectaría a un total de 11.000 vuelos.

Randstad-Verano-300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.