APE Grupo

Valencia pone el foco en las viviendas, hoteles, oficinas y comercios del futuro

Valencia mira al futuro del diseño y lo hace a través del estudio «The New Habitat 23-24: así cambian los espacios que habitamos»; una iniciativa impulsada por la empresa cerámica APE Grupo, con la colaboración de la consultora Futurea, World Design Capital Valencia 2022, CDICV y Casa Decor, en la que se analizan las tendencias en arquitectura e interiorismo de viviendas, hoteles, oficinas y comercios.

Además de conocer los principales resultados del informe, el Àgora Valencia, epicentro de la programación de WDCV en la plaza del Ayuntamiento de la capital del Turia, ha acogido un interesante foro de debate en torno al futuro de los espacios que habitamos, con la presencia de grandes nombres de la arquitectura y del interiorismo.

En este sentido, en la primera mesa de diálogo, un monográfico sobre vivienda, ha participado el prestigioso arquitecto valenciano Ramón Esteve, junto a Erico Navazo, Carmen Baselga, Borja García y Paula Rosales. El segundo debate, centrado en los espacios públicos (hoteles, oficinas y retail), ha reunido a Rosa Colet, Ana Ramón, Alfonso Merry del Val, Miguel Lozano y Paula Aloy.

Nuevas fórmulas de co-vivienda

En cuanto a la vivienda, se ha reflexionado sobre conceptos que han irrumpido en los dos últimos años como built to rent, coliving, coworking o las cooperativas. A este respecto, Ramón Esteve ha apuntado que el comprador de residencial es aún «muy conservador» y que se muestra «reticente a la hora de introducir nuevas fórmulas».

No obstante, el premiado arquitecto ha reconocido que las nuevas generaciones «dan más valor a la experiencia que a la posesión». Esta realidad, motivada por los elevados precios y la poca oferta, «ha hecho que surjan nuevos modelos muy interesantes en los que, con los mismos recursos, pueden ser felices muchas más personas».

Arquitectura biosaludable

En cuanto a la sostenibilidad, Paula Rosales, experta en arquitectura biosaludable con una larga trayectoria en Madrid y Nueva York, ha destacado que, en la actualidad, «todo el mundo enarbola la bandera de la sostenibilidad, pero lo importante es que seamos capaces de medir mejor el impacto y de trasladarlo al ámbito de la salud».

En la misma línea, Ramón Esteve ha argumentado que hace falta un cambio cultural profundo y que, para que verdaderamente sea efectiva, «la sostenibilidad debería convertirse en algo estándar y las instituciones deberían materializarla en normativas».

Al respecto, Erico Navazo -uno de los 100 interioristas más influyentes de Europa para la revista AD- ha apuntado que hay mucho camino por recorrer y que lo más sostenible es el «no-consumo, algo muy difícil en una sociedad como la nuestra, por lo que debemos, al menos, fomentar el consumo ético».

El papel del hotel

La segunda mesa de diálogo ha abordado el cambio de modelo de los hoteles que, tras la pandemia, se encuentra en una profunda transformación. La interiorista catalana Rosa Colet ha destacado que los hoteles deberían acercarse más a las ciudades y ser precursores de la vida social de estas: «El hotel no debe vivir de espaldas a la ciudad; debe replantearse su papel y el uso de sus espacios para integrar zonas de trabajo o dar cabida a otros negocios».

Alfonso Merry del Val, premio al mejor hotel de Europa de menos de 50 habitaciones, ha destacado la hibridación y la flexibilidad como notas definitorias del nuevo modelo hotelero: «Una de las tendencias imperantes es trasladar la experiencia del retail a otros ámbitos, de modo que el cliente siga percibiendo la esencia de la marca -esos valores que transmite y con los que él se identifica- pero en un escenario distinto».

Un nuevo «workplace»

En cuanto a la transformación de las oficinas, Carmen Baselga, decana del CDICV entre 2006 y 2012, ha resaltado que, a pesar de la tendencia a la hibridación entre vivienda y lugar de trabajo, «cada uno debe seguir existiendo como tal. Si bien es cierto que, a raíz de la pandemia, los límites entre ambos espacios se han diluido y las oficinas tienen algo de doméstico y viceversa».

En el ámbito del retail, Miguel Lozano, especialista en el desarrollo de proyectos de interiorismo comercial y arquitectura experiencial, ha concluido que «existen cosas que ni el comercio electrónico ni el metaverso son aún capaces de resolver, aunque quizá en un futuro podamos tener esas sensaciones que experimentamos en la tienda física también desde casa».

Lozano ha insistido en que el comercio tradicional debe mejorar aspectos como el tiempo y la logística, que estos otros entornos virtuales resuelven de manera muy satisfactoria, y ha añadido que, en la búsqueda de diferenciación por parte de la tienda física, «el diseño juega un destacado papel y uno de los elementos diferenciadores demandados es la conexión de la esfera digital con el establecimiento».

Por último, José Miguel Pellicer, CEO de APE Grupo, ha destacado el compromiso de la firma azulejera por ir más allá de crear productos cerámicos: «Nos gusta reflexionar e investigar para proponer soluciones que mejoren el día a día de las personas. El resultado de este ejercicio es el estudio «The New Habitat 23-24″, en el que analizamos cómo ha impactado la pandemia en viviendas, hoteles, oficinas y comercios; es decir, en los espacios que habitamos».

El máximo responsable de la compañía ha recordado que este proyecto se inició en 2021 con la primera edición del estudio, «The New Habitat: los espacios que habitamos en la realidad pospandémica».

El diseño de interiores como creador de valor

Una de las principales conclusiones del estudio «The New Habitat 23-24» es la capacidad del interiorismo a la hora de influir en los ingresos de negocios como hoteles y comercios o en la productividad de las oficinas. Por tanto, es un sector que aporta cada vez más valor económico -no solo estético- y que propone soluciones de futuro para mejorar el impacto y la huella del ser humano en el entorno.

No en vano, el diseño de interiores aporta hasta un 67% de los ingresos de un hotel y determina hasta un 79% el éxito de un comercio. Además, un buen interiorismo en las oficinas puede mejorar hasta en un 78% la productividad de los empleados.

Para la elaboración del estudio, se ha llevado a cabo una investigación internacional de tendencias, así como reuniones con un panel de 11 expertos del diseño de interiores en el ámbito nacional. Además, se ha realizado una encuesta a profesionales del interiorismo, la arquitectura y el diseño de producto, que ha contado con 302 participantes entre febrero y marzo de 2022.

En la investigación ha participado la consultora Futurea y han colaborado World Design Capital Valencia 2022, Casa Decor y el Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Interior de la Comunidad Valenciana (CDICV).

prestamo motor CAJAMAR
9 doctubre
9 doctubre
IVF prestecs nova maquinaria

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.