Entrada Servicio Urgencias La Fe. Sanidad

Informe Sanidad: La pandemia evidencia la mala salud del sistema sanitario

La sanidad pública no goza de buena salud, tal y como ha demostrado la llegada de la pandemia, que ha conseguido ponerla en jaque y donde sus profesionales han sabido responder a las necesidades de la población, gracias al aprendizaje continuo y a su capacidad de reinventarse.

Durante un año y ocho meses se ha puesto sobre la mesa las grandes deficiencias que padece nuestro sistema sanitario español. Entre las más apremiantes destacaríamos: la falta de recursos humanos que afecta, y mucho, a la Atención Primaria, «que tiene como mínimo tres veces menos tasa de médicos de la que debería«, tal y como defiende Isabel Moya, vicepresidenta del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM); la necesidad de crear nuevas especialidades tanto para el colectivo médico como para el de Enfermería; y la importancia de girar la sanidad hacia una asistencia centrada en el cuidado y orientada hacia la prevención y promoción de la salud.

Por su parte, Beatriz González, catedrática de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; y Salvador Peiró, investigador de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio) expusieron, durante el cuarto diálogo, organizado por la Fundació Ernest Lluch y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), en colaboración con la Fundación Bancaja, que la sanidad pública tiene un problema de «sostenibilidad financiera derivado del aumento del gasto provocado por el envejecimiento de la población, la cronicidad de ciertas enfermedades y la incorporación de las nuevas tecnologías«.

La sostenibilidad social en Sanidad

Ambos pusieron el foco en un problema todavía más relevante y al que no se presta atención y es el de la sostenibilidad social. En concreto, ambos expertos alertaron de un abandono progresivo de la sanidad pública por parte de las clases medias a favor de la sanidad privada.

Esta situación, según incidió la economista experta en Salud– «puede provocar que acaben deslegitimando el pago de impuestos para salud. Y, por tanto, se perdería la sostenibilidad social de la sanidad pública«.

En esta línea, los datos recabados en 2020 sí que recogen un crecimiento del número asegurados en España. Así, según un estudio del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), en 2020, se han alcanzado los 11 millones de asegurados. Lo que supone un aumento de la tasa de crecimiento anual del 4,4 % respecto a 2019.

Por su parte, el volumen de primas ha superado los 9.000 millones. Lo que representa un incremento del 5,1 % con respecto a 2019. Además, el 72 % de esta partida se reparte entre las cinco principales aseguradoras: Adeslas, Sanitas, Asisa, DKV Seguros y Mapfre.

Las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña cuentan con una mayor penetración del seguro privado (en el 38 % y 33 % respectivamente). El estudio refleja que puede deberse a que disponen de un menor presupuesto sanitario público per cápita que la mayoría de las CC.AA. de nuestro país. A pesar de tener el mayor número de grandes hospitales y de alta complejidad.

¿Y la Sanidad en la Comunitat Valenciana?

La Comunitat Valenciana también ha registrado un incremento anual del 4,85 % en el número de asegurados y del 5,25 % en el volumen de primas durante el periodo 2016-2020. Representando el 7,1 % del mercado nacional en volumen de primas.

Concretamente, y según fuentes de IDIS, en 2016, el número de asegurados ascendía a 709.990. Mientras que en 2020 alcanzaba la cifra de 858.218. Por su parte, el volumen de primas, y teniendo en cuenta el mismo periodo, pasa de los 520 millones a los 638 millones.

Crisis del sistema de Sanidad

Salvador Peiró expuso que el primer paso que habría que dar sería «reconocer que existe una crisis, que ahora mismo la niegan todos los agentes dentro del sistema, para poder abordar los cambios necesarios«. Coincidió con Beatriz González en señalar que “estamos ante una crisis no reconocida y vamos sin rumbo porque no hay un plan a medio plazo para adaptarse a las necesidades cambiantes del mundo y de las nuevas tecnologías”. La catedrática destacó que «la única solución que se está dando es la compra de tecnología cuando lo que realmente haría falta es una inversión más a fondo en realizar cambios organizativos en el capital humano«.

González recordó también que el 78 % de los 1.069 millones de euros incluidos en los fondos Next Generation para reformas del sistema nacional de salud en España está previsto que se destinen a comprar maquinaria y aparatos de diagnóstico.

Por todo ello, González reclamó un cambio organizativo para dar soluciones a los problemas complejos. Pero, «en lugar de esto, lo que encontramos es mucho corporativismo y reticencia a los cambios entre los propios profesionales”. También hizo hincapié en la necesidad de retener el talento e incentivar a los equipos para que no haya una desafección de la organización «que es lo que está ocurriendo«.

En este sentido, el colectivo de médicos ha puesto de relieve «la falta de adaptación de la formación especializada a las necesidades poblacionales condicionadas por los cambios demográficos sufridos en las últimas décadas y la evolución de la medicina hacia la tecnificación, la prevención de las enfermedades, la precisión y la personalización de los tratamientos«.

La entrada de urgencias del hospital Clínico de Valencia

«Hay que incorporar la innovación valiosa, pero no la que no aporta valor

Mientras, desde el colectivo de enfermería confirman también que «la formación sanitaria es necesaria a lo largo de toda la vida para las enfermeras y enfermeros«.
Beatriz González abogó por «conseguir un sistema sanitario basado en el valor que aporta cada cosa. Y eso significa evaluar y tomar decisiones a todos los niveles (micro, meso y macro) para reorganizar la gestión«. En su opinión, “las organizaciones sanitarias son inmovilistas al cambio organizativo de los profesionales. Mientras que al tecnológico se muestran muy favorables. Por ello, hay que incorporar la innovación valiosa, pero no la que no aporta valor”.

En este mismo sentido, el investigador de Fisabio, Salvador Peiró lamentó que “llevamos mucho tiempo sin un plan de los gobiernos para reorganizar y mejorar el sistema. Su única estrategia es seguir igual. Nuestro sistema de gestión está basado en las mismas especialidades que se conformaron en el siglo XIX, pero las cosas han cambiado y hay que adaptarse. Se deberían incorporar nueva profesiones en los hospitales. Como ingenieros biomédicos, expertos en manejo de datos, etc., que no están llegando”.

Además, alertó del deterioro de las áreas como la atención primaria, debido a que se han anulado los incentivos de desarrollo profesional, excepto el del prestigio tecnológico.

La Atención Primaria «pide auxilio«

De hecho, desde el CGCOM reclaman salvar la Atención Primaria y «piden auxilio«. Para ilustrar esta información ponen como ejemplo que en el periodo entre 2004 y 2019, la tasa de médicos en la atención hospitalaria pública ha aumentado más de tres veces respecto a la primaria. De hecho, lo mismo ocurre en el sector privado que ha triplicado el número de facultativos. Con lo que Atención Primaria tiene como mínimo tres veces menos tasa de médicos de la que necesitaría.

Melilla tiene la menor tasa de médicos activos de España con 317 por cada 100.000 habitantes mientras que Navarra cuenta con 611 por 100.000 habitantes (año 2018. Fuente Organización Médica Colegial).

En conclusión, y ante esta situación, tanto Salvador Peiró como Beatriz González pidieron a la Administración un plan que analice los cambios necesarios. Especialmente en organización, para lograr una gestión adaptada a los nuevos tiempos. “Hay que cambiar las reglas del juego para que el sistema público no continúe con el deterioro progresivo que está sufriendo”.

Cama de hospital

Presupuestos Generales de 2022

Por su parte, desde el CGCOM consideran que la partida presupuestaria destinada desde el Gobierno central a Sanidad en los Presupuestos Generales de 2022 (PGE 2022) y que asciende a 6.606 millones de euros para Sanidad, 724 millones menos que en 2021, no permitirán llevar a cabo «una reestructuración integral del sistema nacional de salud como necesitamos«, incide su vicepresidenta, Isabel Moya.

«La reforma que nos anticipan con esta inversión será bien poca, consistente en más y más parches si se continúa con la misma dinámica de políticas blandas y superficiales«, subraya.

PGCV 2022: 3.473,1 millones para RR.HH

Las cifras son claras. El presupuesto de la Conselleria de Sanidad ha ido subiendo desde 2019. Para 2022 se han presupuestado 7.837 millones de euros (141,7 millones más que en 2021). Manteniendo así el crecimiento experimentado durante la pandemia para reforzar la sanidad pública. De hecho, el presupuesto ha experimentado un crecimiento del 15,8 % respecto a prepandemia (1.072 millones).

Con este presupuesto, la Conselleria reforzará la plantilla del sistema de salud público valenciano para garantizar una asistencia sanitaria de calidad y reducir las listas de espera. Para ello, Sanidad incrementará su presupuesto destinado a personal con el fin de consolidar las plazas creadas para la pandemia con 88,68 millones de euros adicionales hasta los 3.473,1 millones.

El presupuesto recoge 435 millones de euros para la mejora de las infraestructuras sanitarias y hospitalarias, un capítulo que duplica su presupuesto (115,31 % más). De esta cifra, 385,94 millones corresponden a inversiones en infraestructuras en centros para desarrollar un total de 93 actuaciones entre las que destacan: la ampliación del Clínico de València, el Hospital General de Castellón o las reformas, ampliaciones y mejoras en los hospitales de Orihuela, Elche, Torrevieja, Marina Baixa, Provincial de Castellón y de Vinarós.

Por último, Sanidad reforzará la salud mental con hasta 116 millones (un 19,33% más) de los cuales 28,54 millones se destinarán a infraestructuras para el Plan de Salud Mental y eleva el presupuesto de investigación en ciencias de la salud y enfermedades infecciosas hasta los 28,5 millones (un 50 % más).

Viu-en-pla-EU-9may-3-junio-CASTELLANO
GVA-Habitatge-300-DESPESA
GVA-Habitatge-300-RUIDO-CAST
infocif-superbuscador-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.