Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Hablamos con Hablamos con Juan Cid, director en Axis Corporate, sobre la situación de las materias primas

¿A qué se debe el alza de precios de las materias primas? ¿Hay especulación?

Como parte de la tormenta perfecta que parece amenazar la recuperación económica pospandemia, la crisis de las materias primas supone uno de los mayores peligros y preocupaciones. Por si fuera poco la inflación desenfrenada, la crisis energética o la falta de semiconductores, las empresas sufren ahora también este problema que, en principio, no parecía que fuera a tener mayores consecuencias, pero se está convirtiendo en un auténtico dolor de cabeza para los directivos.

Pero, ¿a qué se debe el alza en los precios de las materias primas? ¿Cuánto influye la especulación en los mercados de futuros? ¿Cuándo recuperaremos cierta normalidad? Hablamos con Juan Cid, director en Axis Corporate, responsable del desarrollo de negocio de industria para el BCA de energía, industria e infraestructuras, para tratar de encontrar respuestas a estas preguntas.

  • ¿Qué son los mercados de futuros y qué los diferencia de otra clase de derivados?

Es una herramienta especulativa. La diferencia respecto a otros derivados es que, y en el tema que nos atañe, se utiliza sobre todo para aquellos que quieren comprar materias primas puedan, entre comillas, reservar un lote en función de especular.

Si creo que este año va a haber una mala cosecha, porque hay mal tiempo o por la razón que sea, los que necesitan esas materias primas para funcionar lo que hacen es reservarlo con antelación antes de la cosecha. Yo cierro un precio a futuro por un precio x. ¿Qué sucede? Que si todo el mundo quiere hacer lo mismo, se empiezan a alterar los precios.

En cualquier caso, no hay evidencia de que esa especulación que se da con las materias primas acabe afectando al precio final de la materia prima. Es decir, yo puedo reservar a un precio x, pero si al final la demanda supera a la oferta o hay una mala cosecha, las cosas son como son. No tienen tanto poder los especuladores para cambiar de un modo radical el precio de una materia prima.

Juan Cid

En el hecho de que los precios estén subiendo hay una parte especulativa, sí, pero primero que no hay evidencia, y segundo, que el poder que tienen todos los compradores que especulan con materias primas no es tan fuerte como la demanda global, que es lo que está pasando.

La parte especulativa es muy poco relevante. El mayor problema que hay a día de hoy es que todo empezó en 2016 con la alianza de las navieras. Había una sobrecapacidad y decidieron juntarse para influir sobre el precio de los contenedores y ganarse mejor la vida. Ahora eso ha generado un bloqueo. Ellos están ganando como cinco veces más que antes de la pandemia. Les ha salido redondo, porque ahora hay una demanda bestial y hay los barcos que hay y los contenedores que hay.

De repente, se ha puesto en marcha con incentivos de los gobiernos el consumo, pero todo lo demás sigue al ritmo que sigue. Además, desacompasado, porque hay países que han abierto más tarde. Esto también complica las cosas.

  • Entonces, ¿qué variables están provocando este alza en los precios de las materias primas?

El colapso del transporte es un factor. Donde antes teníamos un aprovisionamiento regular de materias primas ahora ya no lo hay. Los stocks también han sufrido un impacto brutal. Si resulta que mi país abre y puedo fabricar y vender, pero mi suministrador de materia prima no, ¿qué hago yo? Consumo mis stocks pero no recibo la materia prima de mi fabricante y acabo quedándome sin.

Esto se suma a la situación de China, la gran fábrica del mundo, y el problema de las navieras. Este es un colapso que va a durar tiempo. Ahora tenemos Black Friday, Navidades y un tema que se habla poco. En febrero es el año nuevo chino. Y en el año nuevo chino, los chinos tienen vacaciones. Hay un parón ese mes porque un porcentaje muy elevado de la población viene del campo y van a la ciudad a trabajar. Hacen horas extra y lo que haga falta, pero cuando llega el año nuevo chino vuelven a sus casas y muchos de ellos ya no vuelven porque ya han hecho acopio del dinero que necesitaban.

Entonces, en febrero vamos a ver otra vez cómo se para la fabricación de componentes y con todo lo que fabrican los chinos.

Esto obliga a las compañías a hacer una reflexión muy profunda sobre su cadena de suministro. Y ya no solo por la dependencia de China. No hay una estrategia conjunta de ataque a la pandemia. Con lo cual, si le compras un material a Francia y Francia está cerrada, estás fastidiado igual.

Y además se ha parado el mundo un año. Con lo cual, estamos sumando la demanda de dos años. Aunque no sean dos años al 100%, es más de un año. Y ha habido una doble especulación: una con las materias primas y otra con la pandemia. Todos nos veíamos como muy felices y ahora resulta que está repuntando el coronavirus. Cuidado con esto, que puede repetirse la historia.

  • Entonces, ¿el problema es que se ha juntado una demanda a niveles nunca antes vistos?

Digamos que es el acumulado. No es una demanda normal. En cuanto nos han abierto los supermercados y las tiendas hemos salido en tromba. Y claro, el mercado estaba vacío. No hay capacidad de dar respuesta a todo eso.

  • ¿Y cómo lleva esto a que el precio de las materias primas se dispare?

Por el efecto oferta-demanda. Tú paras una mina de extracción de hierro y la has parado. Entonces, si tu proceso de fabricación es más rápido que el de extracción del hierro, ya está. Es una cuestión de tiempo que te quedes sin hierro. Y en cuanto hay escasez, subida de precios.

  • ¿Qué evolución podemos esperar? Tanto a nivel de precios como en cuanto a la capacidad de las empresas de todo el mundo de poder acceder a suministros de forma regular.

Depende del sector en el que se encuentre cada empresa. En un sector en el que se tiene un buen margen, se pueden permitir comprar la materia algo más cara. Pero en un sector se márgenes muy justos, si el contenedor te ha subido un 300%, a lo mejor es mejor no comprarla.

Yo creo que con el Black Friday, Navidades y el Año Nuevo chino, el primer semestre de 2022 va a ser duro. Mucha gente dice que para marzo ya estaremos más o menos normalizados y yo pienso que en febrero va a estar China cerrada. Va a ser complicado.

  • Con todo esto, ¿nos podemos acabar encontrando en una situación en la que las empresas directamente no tengan suministros?

Sí, sí. Se prevé que solo el sector del automóvil pierda alrededor de 200.000 millones de euros. Esto significa que lo principales fabricantes no, pero muchos proveedores de estos fabricantes tendrán que cerrar. No es sostenible tener a medio gas las fábricas.

Planta de Ford en Almussafes.

El microchip está hecho de materiales, que son cobalto, aluminio, oro, plata, silicio, etc. Todas esas materias primas, si hay escasez, no habrá microchips. Y no habrá microchips hasta que se produzca una rotura de la demanda. Asumo que no habrá de este producto y ya no lo pido. Va a costar mucho.

  • ¿Cuál es tu pronóstico sobre cuándo volveremos a la normalidad?

Yo no lo veo antes de mediados del año que viene. Habrá materiales que se recuperarán antes que otros. Cada material tiene su capacidad de recuperación. Los materiales que son fácilmente extraíbles y manipulables se recuperarán antes. Los más complicados, como por ejemplo los del automóvil, que necesita más componentes, de más valor añadido, estos pueden sufrir un poquito más.

Y habrá que preguntarse qué es salir de esta. ¿Volver a niveles prepandemia? Pues puede que no, porque todo cambiará. O debería cambiar. Será difícil que alguien diga ‘ya estamos bien’. Este crecimiento de los precios, España cerrará con un IPC del 5,5%. Es una bestialidad. Hace 29 años que no teníamos una inflación así. Entonces, al final las empresas van a tener que compensar en nómina el incremento del 5,5% en un contexto en el que les está costando también más cara la materia prima.

Veo muchos incentivos de los gobiernos al consumo, pero realmente el problema no está ahí. La gente ya tiene ganas de PlayStation.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.