Galápagos

Islas Galápagos: Siguiendo los pasos de Darwin en un entorno paradisíaco

Dentro de una década (en 2031), se cumplirán 200 años en los que un naturalista inglés, de tan solo 22 años y graduado en Cambridge, navegó durante cinco años por el mundo, tomando notas sobre la vida silvestre y los entornos que le rodeaban. Pero su estancia de cinco semanas en las islas Galápagos fueron determinantes para desarrollar su teoría de la evolución, que publicó en el libro “El origen de las especies por medio de la selección natural”.

La realidad es que muchas de las especies de plantas y animales que encontró eran muy distintas de la parte continental de América del Sur. Las Islas son Patrimonio de la Humanidad desde 1979. Conforman una provincia de Ecuador, aunque se hallan a unos 1.000 km en medio del Pacífico, y aproximadamente las forman trece islas grandes, nueve medianas y 107 islotes pequeños, y una población total cercana a los 33.000 habitantes, aunque recibe más de 200.000 turistas al año, lo que representa su principal fuente de ingresos. Es un reducto de naturaleza que hay que visitar.

A la llegada a uno de sus aeropuertos, el ubicado en la Isla Baltra, el letrero anuncia “Aeropuerto Ecológico de Galápagos”. Todo está relacionado con la ecología y el conservacionismo, vital para la supervivencia de las islas como un reducto natural.

Destinos-Galapagos-2

De Ecuador a Galápagos

Pero, no quiero saltarme mi opinión sobre Ecuador, porque es un país apasionante, por la combinación de sus visitas, Galápagos me parece imprescindible. Pero, el casco histórico de la ciudad de Quito, declarado Patrimonio de la Humanidad y su arquitectura colonial. O, a 25 km, la ciudad Mitad del Mundo, con su monumento de piedra de 30 metros de altura justo por el punto donde se encuentra el Ecuador.

También, los maravillosos volcanes que tiene el país, como el Quilotoa. Cuando llegas al borde del cráter, a más de 4.000 metros de altura, impresiona la laguna de aguas turquesas que hay en su interior. Yo preferí subirlo en burro, es una alternativa, como la ascensión en Santorini. O el barrio de las peñas en Guayaquil. Repleto de casas de colores y calles empedradas. También, hay playas y lugares para desconectar, como “Montañita”, un lugar relajado.

Me encanta porque puedes ir todo el día con bañador y chanclas. El interior cambia radicalmente con lo que es la costa pacífica y la entrada al Amazonas por Baños de Agua Santa, me permite sentir la gran vegetación de esta zona montañosa. Y, lo más apasionante de esta zona, son los desfiladeros, los rápidos de los ríos y, en general, la fuerza con la que se manifiesta la naturaleza. Por supuesto, la Amazonía ecuatoriana y llegar hasta las comunidades indígenas.

Galápagos, la » joya de la corona«

Galápagos es, como decía un artículo “la joya de la corona”. Hay varios aeropuertos, lo normal es entrar por el de Isla Baltra, junto a Isla Santa Cruz. Isla Isabela, la más grande, también nos permite movernos luego entre las islas. Así que entramos por “Puerto Villamil” su aeropuerto y, al salir, iremos a dejar las maletas en el Hotel Albemarle, junto a la playa, un encanto de lugar. Construcción entroncada con la naturaleza (aunque de estilo mediterráneo), muchos jardines y habitaciones amplias.

Puerto Villamil es una villa donde vive prácticamente toda la población de Isla Isabela, (algo más de 2.000 habitantes). Con un puertecito encantador lleno de veleros y yates, manejable andando y de agradables paseos. En el extremo suroeste se construyó un paseo que atraviesa los manglares, pasando entre lagunas de aguas saladas donde ya puedes disfrutar de su abundante fauna. Al final, el centro de crianza de tortugas.

Y nos sumergimos en el ambiente, el atardecer en Iguana Point Bar Restaurant, la escena es de postal y con buen marisco. La orografía es terrible para moverse, seis volcanes y sin carreteras. Es ideal utilizar el mar desde donde disfrutar del avistamiento de pingüinos, cormoranes no voladores, lobos marinos, iguanas marinas o las tortugas gigantes de las Galápagos.

Destinos-Galapagos-3

Visita a Isla Santa Cruz

Isla Santa Cruz es la segunda isla en tamaño y la que tiene la mayor cuota de población, en torno a 25.000 habitantes. Además de un paisaje geológicamente rico y variado.

La visita de los Gemelos es muy recomendable. Se trata de dos cavidades enormes creadas por el efecto de la lava con playas (algunas entre las mejores del mundo), vegetación exuberante y especies animales únicas que han evolucionado en este entorno. Además, aquí se encuentra la estación científica Charles Darwin, o Bahía Tortuga, al sur, con su impresionante playa protegida y donde habita la fauna endémica de la isla.

No descartes pensar en Ecuador y Galápagos, te sorprenderá.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.