UBEUBE, envases inteligentes y soluciones sostenibles para la industria global

¿Cómo ha afectado el coste energético y de materias primas al resultado de UBE?

La industria española se enfrenta hoy en día a diversos factores que hacen peligrar sus beneficios y aumentar el coste final de sus productos. La pandemia de covid-19 sin duda ha sido un duro golpe para todos los sectores de la economía mundial. No obstante, no es el principal escollo con el que tienen que lidiar las compañías. En España, el coste disparado de la energía en los últimos meses o la subida del precio de las materias primas son buenos ejemplos de esto. Es el caso de UBE, la compañía de productos químicos con sede en Castellón, que ha visto mermados sus beneficios respecto al año anterior precisamente por estos elementos.

El volumen de negocio consolidado de UBE Corporation Europe cayó un 11 % al cierre de su último ejercicio fiscal. En total, la empresa facturó 381 millones de euros, con unos beneficios después de impuestos de 14,5 millones. Tal y como explican desde la empresa, el retroceso en la cifra de ventas se ha debido a los menores precios de algunas materias primas de referencia en el mercado global. Y esto, según su presidente, Bruno de Bièvre, se traduce en “un menor valor de la producción final en términos económicos“.

¿Son un problema para UBE las materias primas?

Una lucha continua“, así define De Bièvre los problemas de abastecimiento de materias primas en la industria. “La electricidad, el gas, los gastos de logística, de fletes y en materias primas se tendrán que trasladar a los costes finales. Trasladar esto a los clientes afectará a los beneficios“, ha comentado durante la presentación de resultados de la compañía.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Sin embargo, se muestra optimista respecto al trabajo efectuado por su compañía: “A nivel de materias primas y logístico nos hemos asegurado de poder tener abastecimiento. Gracias a la lucha diaria de nuestro equipo y al trabajo conjunto con el puerto de Castellón“. Y explica: “Nuestras materias primas son mercancías con suficiente liquidez en el mercado todavía para obtenerlas. Nos movemos más a nivel Mediterráneo, no necesitamos comprar tanto de otros continentes“.

Precisamente, las operaciones con otro continente les traen de cabeza. En concreto, en Estados Unidos. “Tenemos muchos problemas para encontrar contenedores, transporte para mover la mercancía… El suministro no es fiable y eso, al final, nos cuesta dinero“, añade el presidente.

Está claro que una fuerte subida en las materias primas subirá nuestro precio. Y esta subida se pasará a nuestros clientes y, luego, a los clientes de nuestros clientes“. No obstante, tienen claro que si los beneficios se resienten será, principalmente, por el “subidón” de los costes energéticos.

Puerto de Castellón

Así afecta el alto coste energético en la industria

Desde UBE tienen que claro que la sostenibilidad y la economía circular son claves para el desarrollo de la industria actual y futura. “Pretendemos alcanzar en 2050 la neutralidad en emisiones“, afirma. Pero, los altos costes en energía comenzaron a resentir los ingresos en el ejercicio de 2020 y continúa afectando al actual. Eso sí, el buen comportamiento de sectores ligados a la producción y conservación de alimentos ha contribuido a mantener unas sólidas ventas de fertilizantes y plásticos de ingeniería para envasado de alimentos.

Además, el fortalecimiento de las estrategias comerciales y de innovación ha permitido contener la erosión de ventas, principalmente en el sector del automóvil. Este se vio afectado durante la primera mitad del ejercicio a causa de la pandemia, según han indicado.

La escalada de derechos de CO2 ha disparado enormemente el precio de la electricidad. El presidente de UBE ha manifestado al respecto que esta salida al alza del precio de la energía tiene dos vertientes. “Por un lado, hay una parte relacionada con las políticas de la UE respecto al medioambiente que ha hecho que estos derechos adquieran precios mayores que en el pasado. Por otro, hay un fuerte impacto con la entrada de nuevos operadores que entran en nuestro mercados con el único fin de especular“, explica. Y añade que la solución pasaría por una regulación en este sentido por parte de la administración.

Luz. Electricidad.

UBE en la actualidad

Las inversiones de este periodo en UBE Corporation Europe y en Repol alcanzaron los 19 millones de euros. Actualmente, la empresa está concluyendo una parada general en la que se están realizando diversos proyectos de inversión y mantenimiento, que acercarán la cifra total del trienio 2019-2021 a unos 57 millones de euros. Para el nuevo periodo 2022-2024 la cifra podría alcanzar los 90 millones adicionales, con más del 25 % destinado a proyectos de seguridad y medioambientales.

El grupo de origen japonés emplea directamente a 616 personas (560 en la provincia de Castellón) con un 23 % de empleo femenino y más de un 95 % de contratos indefinidos, según han anunciado. Además, a lo largo del año fiscal 2020 UBE ha subcontratado servicios con una media mensual equivalente a 300 empleos a jornada completa.

Desde enero de 2020, cuenta con un comité interno especial para el seguimiento permanente de la crisis del coronavirus. Durante el pasado ejercicio se han dedicado más de 400.000 euros para el establecimiento de medidas de prevención, que han permitido evitar la aparición de focos de contagio entre el personal propio y subcontratado de las empresas del grupo.

Por último, en el campo comercial, el grupo constituyó el pasado abril una empresa filial de promoción comercial en Turquía, donde existe un “prometedor mercado” para composites a base de poliamidas.

UBE

Fuente: UBE

IMSKE-artroscopia

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.