Contratación. Empleo. Paro. Contratos indefinidos. (EFE/LUIS TEJIDO)

Los países de la OCDE en los que más baja el paro: España pisa el acelerador

Los signos de recuperación son cada vez más fuertes a nivel mundial, europeo y español. En los peores momentos de la pandemia se especulaba sobre si la resurrección económica sería en forma de U, V, W y tantas otras teorías. La realidad, de momento, señala que el crecimiento económico es vigoroso. Tenga la forma de letra que tenga.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la que se integran cerca de una cuarentena de países, ha hecho públicos los datos sobre la evolución de la tasa de desempleo de sus países miembros en el mes de julio. Colombia encabeza el ranking, con un descenso de un punto porcentual en su tasa de paro, hasta el 13,7%.

Ya tras el país sudamericano, en segunda posición, se encuentra España, que redujo su tasa de desempleo en julio en siete décimas. Hasta el 14,3%.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Pero este informe también tiene su lado negativo para España. Estos dos primeros países siguieron estando entre los que presentaron niveles más elevados de paro. Solo por detrás de Grecia (14,6%, dos décimas menos que en junio) y Costa Rica (17,2% en junio, el último dato disponible). A esto se suma otro de los grandes problemas de España, su alto grado de desempleo juvenil.

El descenso del paro en EE.UU., Canadá y el conjunto de la OCDE

Por su parte, en Estados Unidos, el desempleo bajó cinco décimas en julio, al 5,4%; en Canadá, tres décimas, al 7,5%, y en el conjunto de la OCDE, dos décimas, al 6,2%.

La organización ha precisado en su comunicado que hay que interpretar estas estadísticas “con prudencia”, ya que reflejan en gran medida la vuelta al trabajo en Estados Unidos y Canadá de personas que habían sido despedidas temporalmente en el marco de dispositivos previstos para afrontar la crisis del coronavirus.

En esos dos países, esas personas se contabilizan como desempleados a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, en Europa con los que se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo -ERTE- (actividad parcial).

De todos modos, el 6,4% de la tasa de desempleo en el conjunto de la OCDE en julio siguió estando nueve décimas por encima de la que había en febrero de 2020, antes de que se empezaran a sentir los efectos de la crisis sanitaria.

En cifras absolutas, el número de desempleados en julio era de 42,7 millones, lo que significa 1,5 millones menos que en junio.

Los países con más desempleados eran Estados Unidos (8,70 millones); Colombia (3,34 millones); España (3,30 millones); México (2,47 millones); Francia (2,37 millones) e Italia (2,34 millones).

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.