Eurozona. Previsiones de crecimiento.

Bruselas modifica su previsión de crecimiento para España en 2021

La Comisión Europea ha cambiado sus previsiones de crecimiento para España en 2021. En concreto, Bruselas estima en un aumento de tres décimas respecto a su última proyección de crecimiento del PIB español este año, hasta el 6,2%, debido a la retirada de restricciones por la pandemia de la covid, el avance de la vacunación y la llegada de los fondos de recuperación europeos. En su última estimación, la CE estimaba un crecimiento del 5,9%.

Sin embargo, las nuevas previsiones macroeconómicas del Ejecutivo comunitario rebajan en medio punto el crecimiento para 2022, hasta el 6,3%, con respecto a sus estimaciones del mes de mayo.

España seguirá así a la cabeza del crecimiento en la eurozona, superada solo por Irlanda en 2021 (7,2%). El área del euro verá un incremento de su PIB del 4,8% este año y del 4,5% el próximo, también por encima del 4,3% y 4,4% proyectados anteriormente.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, explicó en una rueda de prensa que los datos recientes “más optimistas” sobre la economía española significan que el PIB crecerá en el segundo y tercer trimestre “más rápido” de lo estimado en primavera, mientras que la implementación del plan de recuperación “reforzará la inversión privada y pública y dará un impulso adicional a la recuperación”.

El repunte de consumo e inversión empuja al crecimiento

Tras caer un 0,4% entre enero y marzo por las medidas de contención frente a la covid-19 y la tormenta Filomena, Bruselas espera que el PIB rebote un 2% en el segundo trimestre del año. Y un 3,1% en el tercero.

La Comisión destaca que el ritmo de creación de empleo y la salida de los trabajadores de los ERTE en los sectores de servicios más afectados se han “acelerado significativamente” tras el fin del estado de emergencia el 9 de mayo. Y que otros indicadores, como el sentimiento de empresas y consumidores, “siguen mejorando de forma continuada”.

El Ejecutivo comunitario espera además que el consumo privado y la inversión “repunten fuertemente en 2021 y 2022”.

El primero se apoyará en la mejora del empleo y la “normalización gradual” del ahorro de los hogares, que aumentó durante la pandemia; mientras que la inversión se verá reforzada por los fondos europeos.

Estos deberían dar un impulso adicional a la recuperación, que se notará sobre todo en 2022, según la Comisión.

Empuje de los fondos europeos

España recibirá 69.500 millones de euros en transferencias de la UE para acometer su plan de reformas e inversiones, que concentra el mayor esfuerzo al inicio del mismo, con lo que en 2021 recibirá unos 19.000 millones de euros y en 2022 unos 18.000 millones, mientras que entre 2023 y 2026 la cuantía anual será menor.

Bruselas calcula que las inversiones del plan aportarán un 2,5 % adicional al PIB español en seis años, que podría llegar al 10% si se tiene en cuenta también el impacto de las reformas.

“El hecho de que muchas de las inversiones españolas están bastante anticipadas” en el periodo cubierto por el plan, así como los datos del primer trimestre más positivos explican la revisión al alza para 2021, según explicó Gentiloni.

Riesgo para el crecimiento por las variantes de la covid

Como para el resto de países de la UE, los riesgos que acechan a la economía española son las variantes de la covid-19, especialmente la delta, muy transmisible, así como el efecto de la retirada de las medidas de apoyo económico, que podría dejar a algunas empresas con problemas más duraderos. De ahí que Gentiloni volviese a advertir en contra de una retirada prematura de los estímulos.

Las previsiones de la Comisión se basan en los datos recabados hasta finales de junio, por lo que no tienen en cuenta el reciente aumento de las infecciones por la variante delta en España y otros países, pero Bruselas no cree que estas vayan a llevar a imponer nuevas restricciones en toda Europa que den al traste con sus proyecciones.

El comisario aseguró, no obstante, que seguirán la situación “día a día” e instó a “mantener y redoblar los esfuerzos de vacunación. La variante delta es un crudo recordatorio de que no hemos emergido de la pandemia”, dijo.

Pese a la mejora, las proyecciones de la Comisión para la economía española son más pesimistas que las fijadas en abril por el Gobierno, que espera un repunte del 6,5% este año y del 7% el próximo y no descarta elevar estas cifras, según indicó en junio el presidente, Pedro Sánchez. “La recuperación está en marcha en nuestro país y coge velocidad”, tuiteó el presidente tras conocer la mejora de la previsión.

Sube la inflación

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario prevé que la inflación aumente al 2,1% en 2021 y baje al 1,4% en 2022. Espera, en concreto, un incremento hasta inicios del año próximo debido al aumento de los precios de la energía y de los servicios, pero cree que estas presiones inflacionistas serán temporales. En la eurozona, el índice de precios de consumo subirá al 1,9% en 2021 y bajará al 1,4% en 2022.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.