Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Herramientas de marketing directo

¿Qué es el marketing directo dentro de la organización de una empresa?

Si estás interesado en una forma más segura de comercializar tu negocio, si deseas ganar dinero más rápido, entonces el marketing directo es para ti. ¿Alguna vez has recibido una llamada, un correo electrónico o un mensaje de texto que te invita a conocer el nuevo producto o servicio de una empresa? Si tu respuesta es afirmativa entonces, tú ya has sido un objetivo de esta estrategia. Pero, ¿sabes exactamente qué es el marketing directo?

Correo electrónico, campañas de SMS, publicidad exterior, anuncios en línea, marketing de bases de datos, cartas promocionales, llamadas telefónicas, periódicos, anuncios en revistas, sitios web y distribución de catálogos son algunos ejemplos de herramientas y estrategias de este tipo de marketing. Muchos de los métodos de marketing actuales buscan la manera de enseñar a los clientes potenciales las ventajas de los productos o servicios que ofrece, a diferencia del marketing directo, cuyo objetivo es conseguir que el cliente potencial realice una acción específica.

¿Qué es el marketing directo?

El marketing directo es el conjunto de técnicas de marketing que identifican a los consumidores de un producto, les envían una propuesta comercial directamente con el fin de obtener una respuesta directa. Es decir, agrupa todas las acciones de comunicación personalizadas o individualizadas destinadas a obtener una respuesta más o menos inmediata por parte del destinatario. Esta respuesta puede ser un pedido, una solicitud de presupuesto, una llamada gratuita o una reunión, entre otras.

Cuando conoces qué es el marketing directo lo puedes distinguir de otros modos de acción de marketing por el hecho de que una campaña de marketing directo:

  • Ofrece un mensaje personalizado o individualizado a los clientes potenciales.
  • Se envía desde un archivo de una base de datos (dirección, número de teléfono…).
  • Tiene como objetivo recibir una respuesta más o menos inmediata por parte del destinatario.
  • Permite medir con cierta precisión y casi de inmediato los resultados obtenidos (tasa de respuesta, tasa de conversión, número y cantidad de pedidos, etc.).

Los canales históricos del marketing directo son el correo, el teléfono y el fax, y ahora también los canales de marketing digital. Con el que Internet ha superado la frontera tradicional entre publicidad y marketing directo. Es por ello que un banner publicitario o un enlace comercial es un elemento publicitario, pero también se considera un elemento de marketing directo, en la medida en que pueda provocar una acción inmediata del destinatario y se pueda medir con precisión los resultados de una campaña.

¿Cómo funciona el marketing directo?

Ahora que sabes qué es, es importante que sepas cómo funciona. Para hacer marketing directo, primero debes recopilar los datos de los clientes y organizarlos en una base de datos. Para ello, es muy útil, si no imprescindible, utilizar un software CRM que te permite tener a mano toda la información de cada cliente individual. Si buscas que esta estrategia sea eficaz, el mensaje debe estar dirigido a un público seleccionado y bien definido.

Luego, debes crear un mensaje personalizado, orientado a las necesidades y deseos de los clientes potenciales a los que va dirigido. Una vez que envías el mensaje, el cliente potencial responde al estímulo con una reacción. Esta puede ser la compra del producto o la solicitud de información adicional. De esta forma ya es posible medir el retorno de la acción realizada, en función del número de casos en los que el cliente potencial ha respondido a tu mensaje.

¿Por qué utilizar el marketing directo?

El primer objetivo que tienes como empresa es tener clientes. Una empresa no puede crecer sin clientes. Sin embargo, estos no llegan y se adaptan solos a la empresa. Le corresponde a la empresa: ir a buscar, seducir y fidelizar a los clientes. El marketing directo está orientado al cliente, por lo que cada vez se utiliza más y se le recomienda a las empresas que están a punto de lanzar al mercado un nuevo producto o servicio.

Otra razón de por qué utilizar el marketing directo es la posibilidad de que tu empresa cree relaciones personalizadas con tus usuarios. El marketing directo te permite crear productos y servicios personalizados a la medida de las necesidades específicas del consumidor, así como desarrollar campañas promocionales, ofertas y descuentos adaptados a las expectativas y preferencias de cada público objetivo. Además, te permite crear una relación entre tu empresa y el cliente basada en el conocimiento mutuo, lo que le da solidez y durabilidad.

Una opción para ganar

Ya sea que te dirijas a clientes comerciales (B2B) o a consumidores (B2C), el marketing directo siempre genera resultados. Ten presente que elegir el método de comunicación correcto es vital. Las empresas pueden ser más receptivas a recibir llamadas de ventas que los consumidores, por ejemplo. Las personas preferirán diferentes formas de contacto, así que asegúrate de tener en cuenta sus preferencias. Ahora que sabes qué es y cómo funciona, es el momento de preparar tu estrategia.

FVferrer-navidad

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.