Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Informe del Banco de España

La crisis pandémica arrebata 30 oficinas bancarias a la provincia de Castellón

La provincia cerró el 2020 con 267 oficinas comerciales bancarias, un dato que confirma que desde 2008 han cerrado un 60% de las 684 censadas

Publicado el:
oficina bancaria

La reestructuración del sistema bancario obligó al cierre de oficinas.

La crisis pandémica que marcó todo 2020 y la obligada adaptación al entorno digital hizo que la provincia de Castellón perdiese 30 oficinas bancarias, hasta dejar sólo 267 activas, según datos del Banco de España. Sin embargo esa pérdida del 10 por ciento no hace sino mantener la tendencia destructiva iniciada en 2008. Doce años después, la provincia ha perdido 6 de cada 10 oficinas. Una tendencia que es común a toda España, que ha asistido a una reordenación del sector, en base a fusiones y absorciones.

El último informe trimestral del banco emisor español no hace sino constatar el paulatino e inexorable desmantelamiento de la red de oficinas bancarias en la provincia. Un proceso que en 2019 reflejaba que de las 684 existentes en 2008 sólo quedaban 297, cantidad que ha vuelto a bajar en 2020.

La realidad de las estadísticas depara el peor de los datos del sistema financiero de la provincia de Castellón en las cuatro últimas décadas. Y es que habría que “viajar” al siglo pasado, hasta 1977, para encontrar un número de oficinas bancarias por debajo de las 267 actuales, entonces el Banco de España contabilizaba 266.

El cierre de oficinas bancarias en Castellón es algo común a todo el país, si bien es cierto que, de acuerdo al informe de la consultora Tatum, “Panorama actual del sector financiero español 2020” , la provincia es una de las más afectadas. El informe recoge “la evolución del sistema bancario español desde finales de 2009 hasta el momento actual”  fijándose en el proceso de “transformación de los modelos de distribución” .

La consultora indica que “desde la crisis financiera de 2008, el sistema bancario español ha ido aplicando ajustes para enfrentarse a los nuevos retos, mejorar su eficiencia, competir con la experiencia cliente que ofrecen las Fintech y BigTech y adaptarse al proceso de transformación digital”.  Un proceso de ajuste que ha reducido en 46% el número de oficinas comerciales de las entidades financieras a nivel nacional desde 2009, con la pérdida de  20.234 oficinas. Cifra que aumentará como consecuencia de las previstas fusiones bancarias, apunta el informe.

Y concluye que “más de 10 años después, esta reestructuración continúa, impactando tanto en el mapa de entidades financieras como en el número de empleados y oficinas por cada mil habitantes, los modelos de comercialización y los canales de atención al cliente”.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.