El empleo joven, el que más sufre por la pandemia

El empleo joven, el que más sufre por la pandemia

La pandemia de la covid-19 ha puesto en jaque todos los aspectos de nuestras vidas. Pero ya sabemos que son los jóvenes los que están sufriendo el impacto más grave. En la Comunitat Valenciana son 43.156 los menores de 25 años que se encuentran desempleados a fecha 31 de octubre, según los datos del SEPE. Representan el 9,95 % del total de parados en la región. Respecto al mismo mes del año pasado, el número de jóvenes sin trabajo ha aumentado en 13.567 personas. El coronavirus ha truncado las expectativas de empleo de los jóvenes valencianos. De este modo, en febrero de este año el número de personas menores de 25 años en paro ascendía a 28.650, 14.506 menos de los registrados en octubre.

La contratación de los jóvenes, por su parte, también ha sufrido durante la pandemia. Es así como, según los datos del SEPE, en octubre se registraron en la Comunitat Valenciana 31.354 contratos de menores de 25 años, 14.753 menos que en el mismo mes de 2019. Sin embargo, si que se denota una ligera recuperación en la contratación de jóvenes respecto a los peores meses de la pandemia. La cifra registrada en octubre es superior a la contabilizada en febrero de este año, que fue de 28.122 contratos.

En el ámbito nacional, los menores de 25 años se llevan la peor parte de la pandemia: un descenso en el empleo de un 23,9 % interanual (pérdida de 244.000 puestos de trabajo y uno de cada cinco afiliaciones a la Seguridad Social). Así lo muestra el Anuario Adecco Group Institute sobre el Mercado de Trabajo en 2020: el año de la covid-19.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Por sexo, a tenor de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del 2º trimestre de 2020, entre los varones, perdieron puestos de trabajo todas las franjas de edad excepto la de 60 y más años, cuyo número de ocupados creció un 7 % (equivale a 53.900 contrataciones netas). Los menores de 25 años se llevaron la peor parte, con un descenso en el empleo de un 22,1 % interanual (pérdida de 126.300 puestos de trabajo).

Por su parte, en el caso femenino, la franja de edad de mejor desempeño también fue la de personas de 60 y más años, cuya cantidad de ocupadas aumentó un 7,5 % (45.400 nuevos empleos). También en este caso las menores de 25 años sufrieron la mayor pérdida de empleo (117.700 puestos menos; -26,1 % interanual)


Suscríbete a Economía 3

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.