Crisis del coronavirus

Moner (Avacu): El miedo y la incertidumbre han marcado la campaña navideña

El comercio valenciano sufre las consecuencias del coronavirus con una campaña atípica en la que se han reducido las compras, una tendencia que seguirá en rebajas

Moner (Avacu): El miedo y la incertidumbre han marcado la campaña navideña

Tienda de calzado. EFE/Julio Muñoz.

Último día para aquellos que han dejado sus compras para el final. Últimas horas de una campaña de navidad atípica marcada por la pandemia del coronavirus que ha golpeado duramente al comercio valenciano. Un periodo marcado por la incertidumbre y el miedo que han abocado a la población a reducir su actividad y, por ende, a reducir su consumo. Así lo explica Fernando Moner, presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), quien expone que se han retraído las salidas de la población.

“Menos gente en los establecimientos y menos compras. Todo provocado por la pandemia y por los datos de contagios que nos animaban a mantenernos en casa”, indica Moner y apunto que, todo ello, ha ido en beneficio del comercio electrónico que ha crecido durante los meses de confinamiento. “Nosotros como entidad estamos intentando que, ya que se compra por canales digitales, se compre en establecimientos con sede en España”, apunta el presidente de Avacu.

Añade que “desde el punto de vista comercial ha sido un año horrible para el comercio en general” e indica que se están cumpliendo las previsiones que realizó Avacu sobre la campaña de Navidad. A principios de diciembre, la asociación de consumidores realizó un sondeo a las familias valencianas para determinar las tendencias de consumo. Los resultados de la encuesta mostraron que un 36,36 % de las familias preveía gastar menos de 500 euros durante las Navidades mientras que un 21,87 % afirmaba que gastaría entre 500 y 1.000 euros. Disminuye el porcentaje de los que tienen una previsión de gasto de entre 1.000 a 1.500 euros y también de los que tienen previsto gastar más de 1.500 euros.

“Se ha notado una bajada del consumo”, asevera Moner quien apunta que las principales causas son la pérdida de poder adquisitivo de una parte importante de la población, así como el miedo y la incertidumbre por el coronavirus lo que hace que aquellos que si mantienen su capacidad económica opten por incrementar el ahorro. “Ese ahorro se va a gastar, pero cuando se pueda respirar con cierta tranquilidad”, pronostica el presidente de Avacu e indica que “en el momento en que empecemos a tener datos más positivos y veamos que acaba la pandemia volveremos a una cierta normalidad en cuanto al comportamiento del consumidor”.

“Pero nos encontramos ahora acabando la campaña de navidad con una cantidad de stock muy considerable que está haciendo que las ofertas y los porcentajes de descuento sean iguales o superiores a otros años”, indica Moner y apunta que “se va a iniciar una campaña de rebajas  con un porcentaje de descuentos importantes, aunque, pese a ello, se retraerán de nuevo las compras y lo que sí que se va a hacer es comprar a través de comercio electrónico”.

El comercio se la juega en Reyes

Por su parte, el presidente de Confecomerç, Rafael Torres, apuna que aún es pronto para hacer balance global de lo que ha representado la Navidad para el sector, ya que “debemos esperar a que concluya la campaña de Reyes, que es una de las más fuertes y significativas”. En estos últimos días, indica que los comercios están a pleno rendimiento, ya que los clientes están ultimando sus compras, dada la especial tradición que existe de regalar mayormente el 6 de enero. “A diferencia de otros años, este período va a resultar decisivo, por lo que para muchos comercios representa su tabla de salvación o el cierre definitivo, que puede estimarse en un tercio del sector”, asevera Torres.

“En esta campaña, el comercio de proximidad se juega muchísimo”, recalca el presidente de Confecomerç y añade que los ciudadanos deben pensar a la hora de realizar sus compras cuál es el modelo de ciudad o municipio que quieren, y cuál es el formato que realmente repercute en el territorio en el que vive. En este punto, destaca que “debemos ser conscientes de que entre todos debemos levantar y poner en marcha la economía ya que de esta o salimos entre todos o no salimos”.

Explica que diciembre y enero vienen a suponer para algunos comercios cerca del 60% de su facturación anual y se espera que el resultado de la campaña pueda ser un punto de inflexión, dado que el sector del comercio ha sido uno de los más golpeados por el impacto de esta pandemia, perdiendo un 40% de su facturación en muchos subsectores. Concluye, además, que la cuota de ahorro de las familias se encuentra en una de las tasas más altas, por lo que “la campaña de Reyes puede ser un pequeño impulso para el sector”.

Rebajas de enero

Por otra parte, las restricciones y el parón económico originados por la pandemia de coronavirus pueden hacer que las de enero de 2021 sean las peores rebajas de la historia, superando incluso la campaña de 2013, cuando las ventas se redujeron un 25 %, según datos de la Confederación Española del Comercio (CEC).

Desde que se implantaron los periodos de rebajas, en los años 60 del siglo pasado, no se había visto una caída de las ventas de tal magnitud como la vivida en enero de 2013, destaca CEC; en 2009, un año después del inicio de la crisis financiera, las ventas comenzaron a caer, y tocaron suelo en 2013. Aunque es previsible que la situación mejore a medida que avance la campaña de vacunación, el alivio no llegará a tiempo de salvar las rebajas que empiezan el jueves, en un contexto económico incierto y la tercera tasa de paro más alta de la OCDE, del 16,2 %.

Todavía no hay datos de ventas de diciembre, pero los de noviembre muestran que por primera vez en los últimos cinco años el Black Friday no ayudó a que las ventas del comercio al por menor mejoraran; los pequeños comercios se anotaron una caída del 5,8 % en comparación con el mismo mes de 2019, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El dato de noviembre es el peor desde el mes de mayo para los pequeños comercios, ya que el sector retrocedió un 20,1 %, y es 3,5 puntos porcentuales más bajo que el dato del mes de octubre. Asimismo, la afluencia de visitantes a los centros comerciales españoles descendió un 40 % en noviembre respecto al mismo mes de 2019, según el índice mensual de ShopperTrak (Sensormatic).


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter