sala de cine

Los cines valencianos recurren ante el TSJCV las restricciones de Sanidad

La Federación de Cines de España, en representación de todos los cines de la Comunitat Valenciana, ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia para que se adopten medidas cautelares ante las restricciones establecidas por Sanidad y por las que se sienten “discriminados” frente a otros sectores donde sí se puede comer y beber.

Las salas de cine esperaban que la limitación de comida y bebida en el interior de las salas se eliminara al representar “un agravio comparativo” con otros espacios pero en una reunión mantenida la semana pasada con responsables de la Conselleria, estos “se reafirmaron” en la restricción de aforo y se comprometieron a consultar a los técnicos si es posible permitir esta actividad en los cines, según ha indicado el sector en un comunicado.

Cuando los cines se vieron obligados a limitar aún más su capacidad y a prescindir de la venta de dulces, palomitas y refrescos, acataron la resolución “conscientes” de que la prioridad era controlar la segunda ola de la pandemia, pero han pasado seis meses desde la reapertura y, aseguran, “no ha habido ni un solo brote en salas”.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Defienden que se ha demostrado que esta actividad no supone un foco de contagios. Además, el consumo de comida y bebida es inherente a la experiencia del cine, en especial para el público familiar mayoritario durante las vacaciones de Navidad, ha lamentado la Federación de cines.

Los cines expusieron ante Sanidad que disponen de un protocolo especial que ha sido revisado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) y que incluso el Ministerio de Cultura ha destacado en su web como guía de buenas prácticas.

Entre las medidas higiénicas y de seguridad garantizadas se encuentran el sistema de ventilación que renueva el aire, la limpieza y desinfección especial y más profunda, la formación del personal para gestionar los protocolos, la distancia social en el interior de los recintos con horarios escalonados y nuevos flujos de colas, compras mediante sistemas digitales, mamparas de separación en taquillas e hidrogeles a disposición de los clientes.

Para los cines, las fiestas navideñas son “la última baza para salvar un año catastrófico” con unas perspectivas “más que positivas” por los estrenos, pero las reticencias de Conselleria han supuesto “un jarro de agua de fría para uno de los sectores más afectados por la crisis“, y alertan del riesgo de cierre total en varios cines.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.