Turismo

Castellón pone a la venta once hoteles de costa e interior por la crisis de la Covid 19

La restricción de la movilidad ha propiciado una reducción de los viajes y eventos y obligado a los empresarios al cierre de instalaciones ante la falta de rentabilidad

Castellón pone a la venta once hoteles de costa e interior por la crisis de la Covid 19

El descenso de visitantes afecta al negocio hotelero de Castellón.

El sector hotelero atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia en medio de una inesperada crisis sanitaria que ha propiciado la restricción de movimientos, lo que ha obligado a un, cada vez mayor, número de empresarios a cerrar sus establecimientos ante la nula rentabilidad, cuando no a poner punto y final a su actividad y poner en venta sus hoteles. Una situación que hizo que  en Castellón estén a la venta 11 hoteles tanto en la costa como en el interior, según un informe del portal especializado “Idealista” en base a datos de finales de octubre.

El informe  recoge ofertas de venta de 11 hoteles en al provincia de Castelló y refleja una realidad que puede verse agravada. La crisis afecta tanto a costa como interior. De hecho, el informe recoge la puesta a la venta desde un hotel en Benicássim por 6 millones a un recinto hostelero en Benassal por medio millón de euros, sin dejar de lado uno en la céntrica Plaza del Real de Castellón, por 1,5 millones. En la Comunitat Valenciana son 43 los hoteles que están en venta, de los que una cuarta parte son de Castelló.

La crisis del turismo ha puesto sobre la mesa un problema estructural del sector hotelero provincial, que han visto como las medidas de seguridad por la Covid 19, que impiden los desplazamientos entre regiones y países, hizo que las reservas de turistas internacionales se cancelaran. Una situación que motivó la suspensión de los macro festivales musicales estivales que atraían clientes a los hoteles de la provincia de Castellón. Esa fue una de las primeras consecuencias de la primera ola de la pandemia.

La segunda ola, en la que nos encontramos inmersos, ha sido devastadora para los intereses de muchos de estos establecimientos, que vivieron un verano “nefasto” según las patronales del sector Altur-Hosbec y Ashotur. Esta segunda ola trajo consigo un otoño-invierno plagado de restricciones y suspensión de programas tradicionales como las vacaciones del Imserso, con un “grave daño a los propietarios de hoteles”, apuntan desde las patronales turísticas.

La delicada situación del sector turístico arrancó en marzo pasado con el confinamiento impuesto por el Gobierno para atajar la Covid 19. Esas medidas hicieron que el pasado verano el  15% de los establecimientos hoteleros de la provincia de Castellón no abrierás sus instalaciones y que los pocos que abrieron notaran el descenso de las pernoctaciones que entre julio y septiembre totalizaron 756.730 pernoctaciones, un 60% menos que en 2019.

En España hay 557 hoteles a la venta, casi un 19% más que en el mes de marzo, justo cuando estalló la crisis de la covid 19.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter