València

Premios Jaime I piden investigar sin trabas burocráticas o vaivenes políticos

Los nombres propios de este año marcan un discurso muy ligado al contexto de la crisis sanitaria y de gran visibilidad para la ciencia

Premios Jaime I piden investigar sin trabas burocráticas o vaivenes políticos

Los seis galardonados de la edición 2020. | Foto: Premios Jaume I

Los galardonados con los Premios Rey Jaime I de 2020 han advertido este lunes sobre la necesidad de retirar las trabas burocráticas a los investigadores españoles y despolitizar el sistema español de ciencia para ofrecer más oportunidades a quienes “se forman cada año con fondos públicos”. Antes de recoger sus galardones de mano de la reina Letizia, los premiados este año: Francisco José García Vidal (Investigación Básica), Diego Puga (Economía), Miguel Beato del Rosal (Investigación Médica), Fernando Maestre (Protección del Medio Ambiente), Laura Lechuga (Nuevas Tecnologías) y Verónica Pascual (Emprendedor), han ofrecido una rueda de prensa.

Miguel Beato ha señalado que “ya se ven algunos síntomas de que la importancia de la ciencia se ha vuelto más evidente durante la pandemia. Los científicos deciden qué es lo que hay que hacer en un entorno de un sistema de salud degradado tras la crisis de 2008″.

“Creo que en un futuro más próximo habrá una mayor inversión en investigación científica en España, pero nos enfrentamos al problema de fondo de la politización de la ciencia y el peso de la religión -ha añadido-. Todavía hay resistencia a la ciencia, y eso tardaremos varias generaciones en cambiarlo”.

No obstante, Beato ha señalado que “los políticos están ahora más convencidos de que la ciencia es importante” y que “poco a poco” se aumentará la inversión “hasta acercarnos a la media europea”.

En este mismo sentido, García Vidal ha abogado por “aprovechar la actual coyuntura para hacer cambios estructurales en el sistema de la ciencia, que ha de estar despolitizada a la largo plazo, lejos de los vaivenes políticos. Aumentar la dotación económica sin hacer otros cambios estructurales no va a ayudar”.

También Diego Puga ha criticado la “carrera científica funcionarial” y las “trabas burocráticas” a las que, a su juicio, están sometidos los investigadores en España.

“En los últimos años se han aplicado ciertas restricciones para combatir la corrupción que nos afectan a la hora de comprar aparatos o herramientas. Hemos de pedir varias ofertas o pasar por trámites que duran meses. Parte del cambio que necesitamos pasa por la agilidad, entender que la ciencia ha de ser muy inmediata”, ha insistido.

Fernando Maestre se ha mostrado “optimista” en el sentido de que “la sociedad se ha dado cuenta de la importancia de la ciencia”, pero ha coincidido con sus colegas a la hora de lamentar la lentitud de la burocracia.

“Hemos de transformar la gobernanza de la universidad y otras instituciones investigadores para que sean más efectivas, se le pueden sacar mucho más talento e invitar a gente que se fue y que está deseosa por volver”, ha destacado.

En este mismo sentido, Laura Lechuga ha defendido un “pacto por la ciencia, para separarla de la política y de cada gobierno de turno”.

“Hemos de tener unas líneas claras de financiación, ofrecer puestos de trabajo dignos y adecuados al nivel de talento y formación -según Lechuga-. Los sueldos ahora son muy bajos y perdemos talento por falta de oportunidades. Y es una lástima, porque formamos con fondos públicos a quienes se acaban yendo”.

Por último, Verónica Pascual ha trasladado estas reivindicaciones al mundo de la empresa y el emprendedor: “Es necesario que el emprendimiento en España no sea fruto de la imposibilidad de encontrar trabajo, es necesario que se trabaje y se incentive con ecosistemas que acompañen, para que el emprendimiento nazca entre quienes detectan un problema”.

Además, ha añadido, “conviene trabajar la tolerancia a caerse y levantarse, porque el fracaso nos une a todos, es parte del camino”.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter