Pesca

Las lonjas de la provincia de Castellón movieron 27,5 millones de euros en 2019

Las155 embarcaciones de la flota pesquera provincial, que da empleo a 707 pescadores, capturaron 7.866 toneladas de "peix de llotja"

Las lonjas de la provincia de Castellón movieron 27,5 millones de euros en 2019

Los marineros preparan el pescado a su llegada al puerto de El Grao/Alfredo Cáliz

El sector pesquero de la provincia de Castellón generó 707 puestos de trabajo y un volumen de negocio de 27,5 millones de euros el año pasado, de acuerdo a los datos recogidos en las lonjas. Una anualidad en la que las 155 embarcaciones que componen la flota castellonense trajeron a tierra un 36,2 por ciento del pescado y marisco capturado en la Comunitat Valenciana.

En la provincia de Castellón se subastaron el año pasado las más de 7.866 toneladas de pescado y marisco, según los datos registrados en las cinco lonjas provinciales, ubicadas en los puertos de Benicarló, Burriana, Castelló, Peñíscola y Vinarós. En ellas operan 5 de las 20 cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana bajo el paraguas de la marca“Peix de Llotja”, gestionada por la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (Coincopesca), una propuesta que nació en 2017 de la mano de la Conselleria de Agricultura y las federaciones provinciales de cofradías de pescadores de la Comunitat.

El “Peix de Llotja’ se ha convertido en un alimento referente de la Comunitat Valenciana, un distintivo, de Coincopesca, que pretende estimular el consumo sostenible del pescado y marisco, recogido en el litoral. Es un producto ecológico y de kilómetro cero, es decir, la distancia entre su captura y el consumo es reducida lo que supone un descenso de las emisiones del dióxido de carbono por el transporte.

Este distintivo pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas en la Comunitat Valenciana, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos. El consumo de este producto se incrementó en un 10 por ciento respecto a la campaña anterior, según los datos de la Conselleria.

El pescado y marisco de lonja garantiza su frescura y la sostenibilidad del ecosistema marino y con su consumo se establece un compromiso por el sector y todos los trabajadores que hacen posible su pesca y distribución. Desde Torrevieja a Vinaròs, las distintas cofradías adquieren los alimentos de temporada frescos, sabrosos, saludables y sostenibles, que formarán parte de la cultura autóctona, así como de una gastronomía sana y equilibrada.

Suscríbete a nuestra newsletter