Reforma fiscal

Ivefa: Subir impuestos es poner en riesgo empresas que crean empleo

El presidente de Ivefa, Francisco Vallejo, ha asegurado que "subir impuestos en este momento es poner en riesgo la empresa familiar

Ivefa: Subir impuestos es poner en riesgo empresas que crean empleo

El presidente de Ivefa, Francisco Vallejo, en una imagen de archivo.

El Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa) ha sostenido este jueves que la subida en el impuesto sobre el Patrimonio incrementará la presión fiscal sobre las rentas medias y empresarios familiares más pequeños, y que esto supone una amenaza para el empleo.

En un comunicado, el presidente de Ivefa, Francisco Vallejo, ha asegurado que “subir impuestos en este momento es poner en riesgo la empresa familiar y la pervivencia de negocios que son los que están creando empleo ahora y también cuando la situación mejore”. A su juicio, “existe una falta de incentivos en la Comunitat para la atracción no sólo de grandes patrimonios, sino también de emprendedores”.

Para el economista Jaime Santonja, la subida de impuestos pactada por el Consell y el proyecto estatal de actualización de los valores de los inmuebles declarados, concretada en una rebaja del mínimo exento de 600.000 a 500.000 euros, “provocará un aumento de la presión fiscal”, así como la aplicación de un nuevo valor real en los inmuebles declarados en el impuesto sobre el Patrimonio “conllevará que los empresarios familiares más pequeños puedan pasar a pagar o incluso multiplicar su presión fiscal”.

Desde Ivefa se reclama al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que “mientras no pueda desaparecer el impuesto sobre el Patrimonio, que al menos este se bonifique también en la Comunitat Valenciana y que el impuesto resulte una eficaz herramienta de política fiscal acorde con la realidad empresarial valenciana, formada principalmente por pequeñas y medianas empresas”.

Asimismo, aseguran que la subida de tipo del impuesto de Patrimonio del 3,12 % al 3,5 % para patrimonios superiores a diez millones de euros tendrá poca repercusión por el perfil de la empresa familiar valenciana. El efecto del incremento fiscal en los patrimonios más altos es mínimo y “se va a producir una fuga de inversores y patrimonios, que van a preferir estar alojados en otras comunidades que les dan mejores condiciones fiscales”, ha afirmado el comunicado.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter