Primer año de vida

La tecnología europea sigue su camino de éxito para la industria espacial

Con el proyecto De-RISC se promueve que Europa sea autosuficiente en su carrera espacial y no depender de un diseño de EEUU o China.

Archivado en: 

El proyecto De-RISC sigue su camino de éxito cuando se cumple su primer año de vida. | Foto: Efe/UPV/ Luis Zurano

El proyecto De-RISC -que creará una plataforma con arquitectura de diseño de computadoras abiertas que impulse futuras aplicaciones en la industria espacial y aeronáutica con tecnología hecha totalmente en Europa- sigue su camino de éxito cuando se cumple su primer año de vida.

Con la participación, entre otros socios, de fentISS, empresa derivada de la Universitat Politècnica de València (UPV), el reto es aprovechar el “boom” de esta arquitectura de diseño de computadores abierta (RISC-V) para “introducirla por primera vez en el espacio y favorecer la independencia tecnológica de Europa”.

Así lo señala el senior manager de la empresa valenciana, Vicente Nicolau, que destaca que con este proyecto se promueve que Europa sea “autosuficiente” en su carrera espacial y “no depender de un diseño de Estados Unidos o China”.

El proyecto, que está cofinanciado por la Comisión Europea, cuenta como socios también con la sueca Cobham Gaisler, la francesa Thales Research and Technology y el Barcelona Centro de Supercomputación.

Según explica Nicolau, Cobhan “se encarga del hardware basado en un diseño abierto y sin royalties” y creará un procesador “más versátil y barato aunque más lento”, al que el centro de supercomputación dotará de “mecanismos de robustez y monitorización”.

Hipervisor Xtratum

FentISS recibirá esa plataforma y le aportará su hipervisor Xtratum, una especie de sistema operativo que permite conjugar aplicaciones críticas y no críticas en un entorno robusto para que operen en tiempo real en distintas particiones donde su aislamiento temporal y espacial está garantizado.

“Vamos a adaptarlo para esta nueva arquitectura de RISC-V“, apunta, y detalla que garantizarán que “las aplicaciones se van a ejecutar de forma aislada y ningún error va a repercutir” y permitirá al usuario final “programar las aplicaciones que quiera”.

“Ahí entra en juego Thales Research, que actúa como un cliente y proporciona casos de uso”, entre ellos, pruebas estándares de rendimiento y una simulación de subsistema de telemetría y telemando para “comparar con otras plataformas”.

Además, se provee de un entorno de ejecución genérico para aplicaciones críticas de satélites como son el control de la posición, de la orientación, de la temperatura, de los paneles solares y de telemetría y telecomando, porque en caso de fallar “se perdería el satélite”.

Resultados finales

Los resultados finales del proyecto De-RISC (Dependable Real-time Infrastructure for Safety-critical Computer) estarán en marzo de 2022. Cuando el consorcio estará listo para proveer esta plataforma completa de hardware y software para el mercado aeronáutico y espacial.

Según Nicolau, el proyecto tiene “enorme potencial”, con “prometedoras” perspectivas de futuro, como refleja “el interés mostrado por diferentes empresas no solo del mercado espacial, sino también en la industria aeronáutica y automotriz”.

A lo largo de estos meses, el proyecto De-RISC ha podido determinar los requisitos que definen su tecnología: la arquitectura de software, la arquitectura System-on-Chip y la plataforma de hardware.

En cuanto a la parte del hardware, el proyecto ha desarrollado la primera versión de la plataforma De-RISC MPSoC y la Unidad de Monitoreo. Y en lo relativo al software, ha logrado portar el primer prototipo del hipervisor XtratuM XNG y LithOS, el sistema operativo huésped paravirtualizado, en el procesador NOEL-V.

Las actividades de validación, que generarán evidencia para la comercialización de la plataforma, ya han comenzado y se espera que sean evaluadas a través de la implementación de varios casos de uso, con requisitos de a bordo de aviación y espacio desde el principio.

La implementación de la completa virtualización, las actividades de precalificación espacial o el análisis de contención de recursos compartidos para minimizar la interferencia central serán los próximos desafíos a abordar por De-RISC.

Su evolución ha sido extraordinaria en los últimos meses, en los que ha ganado gran popularidad en el mercado con la inclusión del proyecto como miembro de dos organizaciones relevantes: RISC-V International e HIPEAC.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter