Comunitat Valenciana

La energía solar fotovoltaica: un incremento espectacular previsto en una década

No es la única tecnología que va a coger ventaja: la eólica puede aumentar su potencia instalada en un 219 %.

Archivado en: 

Instalación de paneles solares. | Foto: E3/Archivo

La energía solar fotovoltaica vivirá un crecimiento más que significativo en esta década en la Comunitat Valenciana, con unas previsiones de aumento de potencia instalada del 1.548 % respecto de su nivel actual.

No es la única tecnología que va a coger ventaja: la eólica puede aumentar su potencia instalada en un 219 %. Y juntas tienen las mayores posibilidades de aportación al mix energético valenciano.

Si se alcanzan los niveles de inversión establecidos, el incremento de la potencia instalada de ambos tipos de energía podría reemplazar la generación de energía nuclear de Cofrentes (Valencia), cuya fecha de cierre se sitúa en el entorno de 2030, con garantías de fiabilidad y seguridad si se acompañan de sistemas de almacenamiento.

Así lo asegura María Dolores Furió, de la Universitat de València, directora del informe ‘La transformación energética de la Comunitat Valenciana: lecciones de la experiencia internacional’.

Se trata de un estudio desarrollado por Furió y por Vicente Safón, también de la UV, en el marco del Laboratorio de Análisis y Evaluación de Políticas Públicas (IvieLAB). Una iniciativa del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) en colaboración con la Generalitat que fue finalizado hace ahora un año y publicado a principios de 2020.

El informe recoge unas conclusiones y recomendaciones para contribuir a identificar los aspectos clave de la transición energética. Entre ellas, el reto de la pérdida de capacidad por el cierre de Cofrentes y la conveniencia de reducir los combustibles fósiles o el gas natural en la industria y el transporte para disminuir las emisiones de CO2 y la dependencia internacional.

Solar fotovoltaica

Furió afirma que hoy en día no es necesario primar esta energía ya suficientemente “madura y competitiva”. Había muchas trabas en la normativa pero eso ya ha desaparecido y se presume un incremento muy importante en los próximos años.

Otra cuestión es que las ayudas por parte de la Administración respondan a incentivos para fomentar la instalación de placas solares destinada al autoconsumo industrial, comercial y residencial.

Según el informe, hay medidas complementarias que han sido eficaces en otros países como campañas informativas a los ciudadanos para aumentar su conciencia medioambiental y su conocimiento sobre las ventajas económicas de cada tipo de tecnología y cómo pueden beneficiarse de los ahorros en sus facturas. Así como la función ejemplarizante de la Administración en los edificios públicos.

“Siempre es importante dar a conocer a los consumidores todas las posibilidades, el autoconsumo, por supuesto, y es cuestión de tiempo que se extienda este sistema, que a nivel doméstico puede suponer un boom”, opina Furió.

El informe apunta que existe una escasez de macroinstalaciones en la Comunitat Valenciana para generar energía y hace falta terreno (superficie y precio), lo que podría considerarse una “debilidad” pues otras comunidades autónomas ofrecen terreno disponible y a bajo coste. Pero las previsiones de crecimiento de la potencia en la región ya tienen en cuenta que exista esa disponibilidad.

La eólica

El desarrollo de esta energía puede venir por la reformulación de los planes eólicos y/o por la vía de la repotenciación en un futuro más o menos inmediato, según la antigüedad de las instalaciones.

La repotenciación no está exenta de dificultades pues requiere una mayor capacidad de evacuación en las redes y pistas de un tamaño suficiente para transportar los nuevos aerogeneradores, con mayor potencia instalada y mucho más grandes.

La energía de la central de Cofrentes podría cubrirse con generación renovable procedente de la nueva capacidad instalada en energía solar -fotovoltaica y térmica-, eólica -terrestre y marina-, biogás, gas renovable, biomasa o hidrógeno.

Si se alcanzan los niveles de inversión establecidos como objetivo para la Comunitat, el incremento de potencia instalada en energía solar fotovoltaica y eólica podría reemplazar la generación nuclear.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que una limitación de las tecnologías de generación de energía solar fotovoltaica y eólica con respecto a la energía nuclear es la intermitencia en la generación de las primeras, dependiente de la cantidad y velocidad del viento y de las horas de sol. Por eso es crucial prever la implantación de sistemas de almacenamiento.

Fomento de las renovables

En agosto entró en vigor un paquete de medidas destinado al fomento de las energías renovables (Decreto Ley 14/2020, de 7 de agosto, del Consell) que contribuirán al avance de las energías no contaminantes.

Entre otras medidas, se incide en la agilización y simplificación de los procesos de autorización y, en general, de los trámites administrativos necesarios para la construcción y puesta en servicio de instalaciones eléctricas de energía solar y fotovoltaica. Reduciendo la carga burocrática asociada a los mismos.

También en la reducción de tasas administrativas. En la transparencia de la información relativa a las redes de distribución de energía eléctrica ubicadas en la Comunitat. O en la regulación de los requisitos de tipo territorial y medioambiental exigibles a la inversión en este tipo de centrales.

Con la potencia instalada y demanda eléctrica previstas por la Estrategia Valenciana de Cambio Climático y Energía 2030 considerando los factores de carga de 2018, la Comunitat alcanzaría una cuota del 63 % de generación renovable y necesitaría adquirir electricidad a otras comunidades autónomas por valor de 16.162 GWh.

Teniendo en cuenta que el objetivo marcado para el consumo de renovables es alcanzar el 100 % del consumo eléctrico en 2050 a nivel estatal, la Comunitat Valenciana está “en el camino” de cumplir los objetivos.

No obstante, habida cuenta del potencial de desarrollo de energías renovables existente en la región, esta debería tratar de explotarlo al máximo para dejar de ser compradora neta y convertirse en vendedora neta de electricidad limpia a otras comunidades autónomas, señala el informe.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter