Revista Economía 3

Los colegios profesionales ante la COVID-19 en cifras

La pandemia de la COVID-19 ha sacudido el tejido de los sectores profesionales, repercutiendo en sus cifras y en las prácticas empresariales. Sin embargo, los datos apuntan a que los colegios se han sabido adaptar

Archivado en: 

Ilustración Daniel Sirera

La pandemia de la COVID-19 ha sacudido todos los sectores de la sociedad: educativo, económico, sanitario y social, entre otros. Dentro del ámbito económico y empresarial ha puesto de manifiesto la importancia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la necesidad de avanzar hacia una verdadera digitalización. Sobre este hecho, el 91 % de los ingenieros de telecomunicaciones creen que esta crisis acelerará los procesos de transformación digital en las organizaciones, según refleja el Barómetro del Colegio Oficial Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones (COITT).

La brecha del teletrabajo

El teletrabajo parece haber llegado a las empresas para quedarse. Según un estudio del Cogiti (Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de España), junto con el Colegio General de Economistas de España, en el que se preguntó a 1.225 empresas españolas sobre el impacto económico de la crisis. El 73,5 % de ellas llevaron a cabo prácticas de teletrabajo que afectó al 34,7 % de la plantilla. De cara al futuro, el 41,5 % de las empresas confirmaron que seguirán utilizando el teletrabajo.

Sin embargo, estos nuevos cambios, acompañados de una necesidad urgente de adaptación, ha afectado de una manera muy desigual a los diferentes sectores profesionales, debido en parte al perfil de cada uno y a su cercanía (o no) al entorno digital. Por poner un ejemplo, los ingenieros informáticos son uno de los sectores que más rápido se han adaptado a esta crisis con eficiencia y el 85,5 % afirma que sus tareas no se ven afectadas por el teletrabajo. Cabe señalar que el incremento de esta práctica ha sido muy notable en este sector, con un aumento del 146,72 % (el 86 % de los ingenieros está teletrabajando). Es decir, solo el 0,5 % de estos profesionales ha visto su trabajo afectado por la aplicación del teletrabajo.

En otros sectores la adaptación no ha sido tan fácil, la misma encuesta del COITT revela que el 75 % de las empresas u organizaciones se está adaptando al teletrabajo con dificultades. En este sentido, este estudio lanza una serie de recomendaciones que perfilan una hoja de ruta para el futuro más próximo: activar la contratación desde el sector público, la incorporación de protocolos de ciberseguridad en las empresas y organismos públicos, la necesidad de dimensionar las infraestructuras de telecomunicaciones para garantizar el teletrabajo (VPN/banda ancha), un apoyo a la transformación digital masiva en empresas y el fomento de la formación online. Además, también reclaman la sensibilidad por parte de los gobiernos hacia los autónomos y la financiación empresarial.

El impacto en las empresas

Según explica el ya mencionado informe del Cogiti, la crisis del coronavirus también ha impactado en la gestión de las actividades de las empresas, tanto en las financieras como en las estratégicas. En lo que respecta al ámbito financiero, la crisis provocó un aumento del periodo de cobro a los clientes (3,29 en una escala de 1 a 5), en especial en las empresas familiares. La misma encuesta desvelaba que la crisis no ha afectado en la gestión de la tesorería y el capital corriente, pero sí que hay variables que pueden poner en peligro el futuro de la empresa como la falta de financiación o los impagos de los clientes.

En cuanto a las actividades estratégicas, la encuesta evidencia cómo la crisis ha provocado mayores dificultades para realizar las operaciones de las empresas, con una valoración de 3,84, en una escala de 1 a 5. Esto ha sucedido en mayor grado en las microempresas y en las empresas acogidas a un ERTE. En segundo lugar, los encuestados opinan que los clientes han cancelado pedidos con una valoración de 3,21 (sobre todo en las empresas familiares). Contrariamente, la crisis parece que ha impactado menos en otras actividades estratégicas como la innovación tecnológica.

Las cifras

Según la Estadística Mercantil del Colegio de Registradores correspondiente al tercer trimestre de 2020, la Comunitat Valenciana creó 2.464 empresas nuevas durante este periodo, con un incremento del 8,5 % frente al mismo período de 2019. Se trata del octavo mayor incremento registrado en España, y supera en tres puntos a la media nacional (+5,5 %). El dato es especialmente positivo, si tenemos en cuenta el resultado del segundo trimestre, donde la constitución de sociedades cayó un 43 % en la región.

Por provincias, Valencia (1.190) sube un 9 %, Alicante (1.071) un 12,6 y Castellón (203) cae un 11 %. En toda España se han creado 20.191 sociedades, con un balance positivo que contrasta también con lo acaecido en el trimestre anterior, donde sufría una caída del 48 %.
Caen las extinciones

En este mismo periodo, el número de empresas extinguidas en la Comunitat Valenciana ha bajado un 17 % en comparación con el tercer trimestre de 2019, pasando de 700 a 581 extinciones. Sin embargo, si analizamos el segundo trimestre de este mismo año (280 operaciones), el resultado no es tan positivo. Valencia acapara 335 extinciones (-33,2 %), por 192 de Alicante (+28 %) y 54 de Castellón (+12,5 %). Los concursos suben un 7,6 %

La Comunitat Valenciana presenta la octava mayor subida en el número de concursos de acreedores registrados en el tercer trimestre del año. Según datos del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles, los 127 concursos contabilizados en la región de julio a septiembre constituyen una subida del 7,6 % en relación al mismo período de 2019. De ellos, 15 corresponden a Valencia, 37 a Alicante y 15 a Castellón.

Cifras de ocupación

En lo que respecta a la ocupación, un análisis de la Encuesta de Población Activa (EPA) realizado por Unión Profesional España, revela algunos datos referidos a la situación de los profesionales de Colegios Oficiales en el tercer trimestre de 2020.

Globalmente, se incrementado un 3,94 % la ocupación en el subsector de los servicios profesionales, mayor pues que en el mismo trimestre de 2019, con una reducción de la tasa de paro hasta situarse en el 3,92 %, casi un punto porcentual menos que en el segundo trimestre, pero casi cuatro décimas más que hace un año. El incremento se debe, principalmente, al ámbito sanitario y social.

Estos datos coinciden con los registrados en la Comunitat Valenciana, donde el secretario de Unión Profesional de Alicante, Francisco Martín, confirma que son los colectivos del sector sanitario son los que más contrataciones han registrado, aunque matiza “que estas sean dignas”.

Por el contrario, las actividades jurídicas y económicas y, especialmente, la división de publicidad y estudios de mercado, registraron una caída de la ocupación por el empeoramiento de la evolución de la pandemia.


Puedes leer el reportaje completo en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter