Entre enero y septiembre de 2020 han perdido la vida 63 trabajadores en la CV

Aumentan los fallecidos en accidentes de trabajo pese a la menor actividad por la covid

Alertan desde CCOO que los casos aumentarán ya que en las estadísticas aún no están contabilizados todos los accidentes laborales vinculados al coronavirus

Archivado en: 

El número de fallecidos en accidentes de trabajo ha aumentado en la Comunitat Valenciana en el último año pese al periodo de confinamiento al que obligó la pandemia de coronavirus y que supuso una caída de la actividad empresarial. De este modo, según cifras del Ministerio de Trabajo y Economía Social, entre enero y septiembre de 2020 han perdido la vida 63 personas en el ejercicio de su profesión, 10 más que en el mismo periodo del año pasado.

“Llama mucho la atención que haya aumentado el número de fallecimientos con una caída tan grande de la actividad como hemos vivido”, expresa Daniel Patiño, responsable de Acción Sindical en CCOO PV, quien reclama mayor visibilidad de este problema en la agenda política. Explica, a su vez, que se ha reducido en un 21,71 % la siniestralidad global en la Comunitat. “No encaja que, a pesar de caer la siniestralidad laboral, aumente la cifra de personas fallecidas en accidentes de trabajo”, indica Patiño y alerta que el aumento de la precariedad laboral y la falta de formación en prevención riesgos en el trabajo son los principales motivos tras el incremento de decesos.

En la Comunitat Valenciana se han registrado 34.775 accidentes de trabajo no mortales, 34.447 de los cuales han sido leves y 328 graves. Por provincias, el total de accidentes laborales, teniendo en cuenta también los mortales, asciende a 19.217 en la provincia de Valencia, a 4.771 en Castellón y a 10.850 en Alicante. En España el total de accidentes ha sido de 308.453 entre enero y septiembre de 2020, de los cuales 543 se cobraron la vida del trabajador.

Accidentes de trabajo con baja en la Comunitat Valenciana durante el periodo enero-septiembre de 2020. Fuente: Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Por sectores, según las cifras del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) para el periodo comprendido entre octubre de 2019 y septiembre de 2020, el sector de la industria manufacturera con el 20,9 % (9.123 accidentes) es el que más siniestros laborales aglutina en la Comunitat Valenciana. Lo siguen el sector del comercio con 7.036 accidentes (16,1 %) y el sector de la construcción con 6.825 (15,6 %).

La covid desequilibra las estadísticas

Advierten desde Comisiones Obreras que esta cifra de accidentes laborales aumentará ya que en las estadísticas aún no están contabilizados todos los accidentes de trabajo vinculados a la covid-19. Por el momento, el Ministerio de Trabajo cifra para el conjunto de España un total de 2.648 accidentes de trabajo por coronavirus, de los cuales 17 fueron mortales. “Es pronto para valorar las cifras. Vamos a ver la tendencia y cómo evoluciona. Pero que va a crecer el número de accidentes parece una obviedad”, expone Patiño y comenta que todavía no es momento “de valorar las causas que motivan ese desequilibrio en las estadísticas” y que desde el sindicato harán seguimiento “con mayor espacio de tiempo”.

En esta línea, señalan desde CCOO que según datos de la Seguridad Social, solo en la Comunitat Valenciana ya habrían 131.308 procesos de incapacidad temporal por covid desde el 15 de febrero hasta el 21 de octubre de este año. “Falta saber cuántos de estos procesos se acaban registrando como accidente de trabajo o como enfermedad común”, explica Patiño y recalca que “respecto a los datos relacionados con la covid hay que ser todavía cautos”.

Aumenta el riesgo de mala salud mental

Por otro lado, alertan desde el sindicato del aumento del riesgo a padecer enfermedades mentales y del consumo de fármacos por causas laborales, una situación que se ha visto agravada por la crisis sanitaria del coronavirus. En una encuesta realizada por CCOO en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona sobre las condiciones de trabajo, inseguridad y salud de los y las trabajadoras residentes en España en el contexto de la covid-19 (COTS) a más de 20.000 trabajadores asalariados, se concluye que el 55,1% de las personas participantes muestra riesgo elevado de padecer mala salud mental.

Además, el estudio publicado en junio de este año, señala que el porcentaje de quienes presentan un alto riesgo de padecer problemas de salud mental es notablemente superior entre quienes no cubren con su salario las necesidades básicas del hogar (67,2%), mujeres (63,8%) y entre los más jóvenes (58%). En la primera línea, auxiliares de geriatría (73%), de enfermería (71,5%), trabajadoras de tiendas de alimentación y productos básicos, mercados y supermercados (68,3%) y limpiadoras (66,9%) son las ocupaciones más afectadas.

Asimismo, más de uno de cada cinco (21,5%) de los participantes consumieron tranquilizantes, sedantes o somníferos durante el último mes. De éstos, más de la mitad (12%) son nuevos consumidores, mientras que uno de cada tres de los que ya consumían antes del inicio de la pandemia, aumentó la dosis o cambió a un fármaco más fuerte. A su vez, el consumo de analgésicos opioides se ha duplicado durante la pandemia, pasando del 8,9% al 18,6%. Uno de cada cuatro consumidores pre-pandemia ha aumentado la dosis o cambiado a un opioide más fuerte durante el estado de alarma.

UGT publica el Contador de la Vergüenza

Por su parte, UGT con tal de visibilizar el drama de la siniestralidad laboral ha publicado “El contador de la vergüenza” en la que diariamente actualizará la cifra de personas que mueren por el solo hecho de ir a trabajar. Un contador que se podrá seguir en la página web del sindicato y se visualizará también a través de una pancarta en blanco y negro que se colocará en el edificio de UGT de Madrid.

“Detrás de cada muerte hay verdaderas tragedias, a diario, para numerosas familias”, aseveran desde el sindicato y señalan que las cifras no se corrigen, al contrario, “parecen ir a más”. Apuntan que en los 9 primeros meses de 2020 y a pesar del descenso en la actividad económica, provocada por la Covid-19, se han registrado, 543 muertes, 36 más que en el mismo periodo del año anterior, un 7,1% más. Y estos últimos días se han producido más muertes, con lo que la cifra asciende ya a 567 personas fallecidas hasta este momento, “una cifra que amenaza con subir ya no día a día, sino en cualquier momento”, alertan.

UGT considera que la gran mayoría de estas muertes podrían evitarse con el cumplimiento riguroso de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con más recursos para la reforzar la prevención en las empresas y para aumentar el nivel de vigilancia por parte de la Inspección de Trabajo y con el cumplimiento de los convenios colectivos.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter