Ayudas hostelería y comercio

¿Cómo ayudan los principales municipios de la Comunitat a la hostelería y el comercio?

Los principales ayuntamientos ya han anunciado que ampliarán a 2021 la exención del pago por la ampliación de las terrazas

Archivado en: 

Una bebidas permaneces sin recoger en las mesas de una terraza de una céntrica plaza de València. EFE/Biel Aliño

Semana tras semana podemos ver al sector de la hostelería y del ocio nocturno manifestándose en las calles de las principales ciudades de la Comunitat Valenciana. Sus principal demanda es un plan de rescate que conlleve un paquete de ayudas directas de la Generalitat por valor de 80 millones, una reducción del IVA al 4%, la no subida de impuestos o  la supresión del pago de tasas o la promoción de bonos de consumo en establecimientos con ventajas fiscales, entre otras.

Pero, ¿cuáles son las medidas que se están adoptando desde los principales consistorios de la Comunitat para frenar el impacto sobre uno de los sectores que más está sufriendo esta crisis? ¿Son suficientes?

La respuesta es  la ampliación de terrazas de manera gratuita y la exención del pago de tasas de veladores y basuras. Además, la mayoría de estos asegura que mantendrá esta medida en 2021.

Provincia de Alicante

En la provincia alicantina, la capital ha aprobado recientemente un paquete de ayudas por valor de 1 millón de euros que podrán solicitar los negocios de hostelería y comercio que hayan sufrido una caída de la facturación de, al menos, un 40%, entre julio y septiembre. Los autónomos y pequeñas empresas de estos sectores podrán recibir ayudas desde 750 hasta 2.000 euros, dependiendo de sus características.

Este paquete de ayudas se suma a los cinco millones aprobados en junio para autónomos y pequeñas empresas de la ciudad, donde también se incluía estos dos sectores. Además, su alcalde Luis Barcala ha firmado un decreto para la devolución del importe de las tasas de basura y veladores desde el inicio de la pandemia hasta final de año. Los beneficiados de esta medida serán todos los establecimientos de la ciudad, tanto de hostelería como de comercio. Desde el consistorio aseguran que estas medidas continuarán vigentes hasta que dure esta situación.

Sobre las terrazas, el ayuntamiento asegura que se ha autorizado la ampliación de estas a todos los establecimientos que presentaran una declaración responsable que demostrase que se respetaría el paso de los peatones y la normas de ocupación del espacio público.

No hay que olvidar que esta provincia cuenta con algunos de los focos principales del turismo de la Comunitat, como Dénia o Benidorm. En el primero, el consistorio ha destinado 746.450 euros de su presupuesto para las ayudas, consistentes en la bonificación en el pago de las tasas de recogida de basura y de ocupación de vía pública que pagan los establecimientos. El consistorio ha registrado 132 solicitudes – tiene 45 licencias pendientes- y asegura que tiene previsto mantenerlas en 2021.

En Benidorm, aseguran que estas ayudas se han aplicado para la totalidad de los negocios de hostelería y comercio y desde el ayuntamiento aseguran que van a estar al lado de estos sectores “siempre que lo necesiten”.

Provincia de Valencia

Por su parte, el Ayuntamiento de València, ha aprobado un paquete de ayudas al sector de la hostelería que asciende a 1.600.000 euros. Desde el consistorio han asegurado que “todas las solicitudes que cumplían los requisitos” se han resuelto favorablemente y han podido cobrar importes superiores a los 1.000 euros. Sobre la exención del pago de tasas de veladores y la ampliación de las terrazas, el consistorio mide su impacto en 2,2 millones que ha dejado de percibir, ya que solo ha cobrado la parte proporcional de enero y febrero.

Localidades como Torrent, Cullera o Manises han llevado a cabo medidas similares, asegurando la eximición del pago de tasas de terraza y permitiendo la ampliación de estos establecimientos en la vía pública, siempre que este no suponga un obstáculo para el paso de los peatones. Destaca Cullera, consistorio que ha aprobado el mayor paquete de ayudas económicas directas a empresas de su historia, con cerca de un millón de euros un plan de ayudas urgentes (Pla Recupera’t) para proteger a pequeñas empresas y autónomos que vieron afectada su actividad económica a causa de la pandemia.

Provincia de Castellón

El Ayuntamiento de Castelló ha sacado una línea de ayudas abierta de 1 millón de euros dirigida al sector de la hostelería, el comercio y el ocio nocturno.
Además, se ha suspendido la tasa de ocupación de vía pública para mesas y sillas y no se cobrará  la tasa de basuras a los locales de ocio nocturno de Castelló correspondiente al periodo comprendido entre la declaración del primer estado de alarma (14 de marzo) y final del 2020. Sobre las ampliaciones, el consistorio ha autorizado 381 solicitudes desde el pasado mes de abril hasta ahora.
Otro ejemplo demostrativo de la situación de la provincia es Vila-real, consistorio donde no se han aprobado líneas directas de ayudas al sector, “sobre todo porque la situación económica municipal derivada de la deuda heredada y el pago de gestiones y sentencias urbanísticas de gobiernos anteriores por valor de 28,7 millones”, según achacan desde el Ayuntamiento. Lo que sí se ha hecho es suspender la ordenanza de terrazas, de manera que la restauración y hostelería no tiene que pagar ocupación, una medida que ha costado al ayuntamiento 180.000 euros y que mantendrá en 2021.

SOS Hostelería pide al Estado la autorización de endeudamiento de los ayuntamientos

A pesar, de estas medidas y de la previsión de su ampliación para el año próximo por la mayoría de consistorios, desde SOS Hostelería piden al Estado que autorice a los ayuntamientos a endeudarse más con el fin de que en 2021 se pudiera “bajar el IBI, exonerar la tasa sobre terrazas y reducir la tasa de basura”.

“En la primera ola muchos aplazaron impuestos sobre terrazas, IBI o tasa de basuras que son los principales tributos municipales a los que hace frente la hostelería. Ahora bien, excepto alguna excepción no ha habido exoneración ni reducción de dichos tributos, lo que afecta a los establecimientos de hostelería”, critica el presidente de la plataforma, Fidel Molina.

En la ciudad de Valencia, la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia exige al alcalde de Valencia, Joan Ribó, que suspenda el impuesto de ocupación de vía publica por mesas y sillas íntegramente en 2020, es decir, no cobrar la tasa de los meses de enero y febrero.

El colectivo, que ha remitido un escrito a Alcaldía, para reclamar que se les exima de este gravamen y se les devuelva el dinero a quienes ya lo han abonado, asegura que “es un pago improcedente e injusto para las pymes de un sector, que atraviesan uno de los momentos más críticos, con la limitación de horarios y de aforos que restringe su actividad a un 25% y soportan pérdidas de hasta un 75% de media”Más “incrédulo”, subrayan, es que se les pase el recibo a los locales de ocio, que cuentan con terraza, cuando están cerrados por decreto, asumiendo los mismos costes fijos y con ingresos cero. Esto, critican, solo “denota afán recaudatorio”.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter