Balance

Las bolsas completan una semana de euforia por los avances en las vacunas

Dos de los sectores más castigados desde que estalló la pandemia, el financiero y el turístico, han registrado alzas sensibles esta semana

Archivado en: 

Foto: Efe/ Archivo

El anuncio de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech de que la eficacia de su vacuna contra la covid-19 supera el 90 % y la sólida victoria del candidato demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de EEUU han disparado esta semana la euforia en las bolsas europeas.

El Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, ha ganado un 0,75 % en la sesión y se ha apuntado un avance del 13,29 % en el conjunto de la semana, la mejor desde octubre de 1998 y la segunda más positiva de su historia. Sin embargo, en lo que va de año, el selectivo acumula aún unas pérdidas del 18,5 %.

Dos de los sectores más castigados desde que estalló la pandemia, el financiero y el turístico, han registrado alzas sensibles esta semana. La hotelera Meliá ha subido un 41,3 % y el grupo de transporte aéreo IAG, un 40,7 %. En el sector bancario, Santander ha avanzado un 33,5 %; Bankia, un 27,8 %; BBVA, un 27,7 %; CaixaBank, un 27 %; Sabadell, un 26,7 %; y Bankinter, un 25,5 %. Repsol se ha revalorizado un 25,8 % semanal.

En el resto de las plazas europeas, las subidas semanales también han sido sensibles, pero inferiores a las registradas en la Bolsa española. París ha ganado un 8,45 %; Londres, un 6,88 %; Milán, un 6,21 %; y Fráncfort, un 4,78 %. En la sesión de hoy, Milán ha subido un 0,41 %; París, un 0,33 %; y Fráncfort, un 0,18 %; mientras que Londres ha bajado un 0,36 %.

Previamente, en Asia, Tokio había caído hoy un 0,53 % y Hong Kong, un 0,05 %. Por el contrario, Seúl había subido un 0,74 %.

En Wall Street, el Dow Jones ha abierto con una subida del 0,86 % y ahora gana más del 1 %.

Los analistas atribuyen este clima de euforia al anuncio de la estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech sobre la eficacia de su vacuna contra el coronavirus y a otros avances médicos de los últimos días.

Los mercados prevén que la farmacéutica estadounidense Moderna anuncie en los próximos días los datos de efectividad de su vacuna, otra de las que estaban en una fase más avanzada de desarrollo.

Además, esta semana la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha concedido una autorización de urgencia al tratamiento de la farmacéutica Eli Lilly contra la covid-19.

Por unos días, los inversores han dejado en segundo plano la expansión de la epidemia de coronavirus y su impacto en la economía e incluso han vuelto a los sectores más castigados por la pandemia.

Según Susana Felpeto, directora de Renta Variable de ATL Capital, la noticia de Pfizer “ha traído una sensación de esperanza al mercado”. “Los valores que habían estado más castigados han rebotado de una forma importante”, apunta. Además -añade- “los resultados empresariales en Europa han sido positivos en general”.

“Esta semana los inversores han empezado a ver los caminos que conducen al fin de la Administración Trump en EEUU y de la pandemia”, explica Chris Iggo, de Axa Investment Managers.

Iggo recuerda que el actual presidente de EEUU, Donald Trump, aún no ha concedido la victoria a Biden y que “se avecinan tiempos difíciles respecto a la pandemia”. No obstante, concluye que “hay luz al final del túnel” y que esa percepción “tiene enormes implicaciones para las perspectivas de inversión”.

En el mercado petrolero, los precios bajan por la expansión del coronavirus. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) aseguró ayer que la llegada de una vacuna contra la covid-19 no tendrá un impacto significativo en la demanda hasta, al menos, la segunda mitad de 2021.

El Brent, el crudo de referencia en Europa, baja un 1,3 % y pierde el nivel de los 43 dólares por barril, y el West Texas Intermediate (WTI) cae casi un 2 % y se acerca a los 40 dólares. El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de crisis, sube y roza los 1.888 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el euro gana terreno frente al dólar y se cambia a 1,183 unidades. En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años, el de referencia, baja hasta el 0,111 % y la prima de riesgo (diferencia con el bono alemán del mismo precio) se desinfla hasta 65,8 puntos básicos.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter