Presupuestos Ajuntament de València 2021

València contará con 915 millones en 2021, un presupuesto “para hacer frente a la crisis”

El alcalde, Joan Ribó, ha expuesto que la deuda al final del año será de 296 millones de euros frente a los 370 del año pasado

València contará con 915 millones en 2021, un presupuesto “para hacer frente a la crisis”

El alcalde de València, Joan Ribó, ha presentado esta mañana los presupuestos para 2021 del Ayuntamiento que ascienden a 914,88 millones de euros, un incremento del 1,1 %, más de 16 millones, respecto al presupuesto de este año que ha sido de 898,3 millones. Los presupuestos presentados contemplan, a su vez, un aumento de 18,5 millones para hacer frente a la crisis del coronavirus. En concreto serán 5,43 millones para la crisis sanitaria, 5,38 para la crisis social y 7,34 para la económica.

“Somos la primera gran ciudad que presenta sus presupuestos para el próximo año”, ha comenzado señalando el alcalde y ha apuntado que con estas cuentas “estamos perfectamente preparados para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica consecuencia del coronavirus”. Indica Ribó que son unos presupuestos “moderadamente expansivos” que “incrementan el gasto social, apoyan a los sectores productivos y mejoran los servicios”, además de dar cumplimiento al acuerdo marco para la reconstrucción de la capital del Turia y mantener la línea de la reducción de la deuda.

En este sentido, el alcalde ha expuesto que la deuda del consistorio al final del año será de 296 millones de euros frente a los 370 del año pasado pero ha indicado que el 2021 será “un punto de inflexión” y que a partir del año que viene la deuda se incrementará. “Keynes dixit, cuando hace falta hay que recurrir al endeudamiento”, ha apuntado Ribó quien prevé que está se sitúe en 303 millones al final del próximo año.

“Desde el 2015 se ha reducido la deuda en un 60 %, pasamos de los 750 millones de deuda heredada a los 296 con los que acabaremos el año”, ha resaltado el alcalde quien explica que el Ayuntamiento contratará un nuevo endeudamiento por cuantía de 48,53 millones de euros (frente a los 5 millones del 2020), lo que “supondrá un incremento de la deuda en 2021 de 6,28 millones, ya que tenemos previsto amortizar 42,25 millones durante el 2021”.

A su vez, ha explicado Ribó que en los 303 millones de deuda con los que espera cerrar 2021 no se contemplan los compromisos adquiridos por la ciudad en cuanto a la deuda del Consorcio València 2007 y el canal de acceso. Son dos grandes proyectos a los que la ciudad tendrá que hacer frente en los próximos años: la financiación del 25% de las obras del Canal de Acceso ferroviario, para el que se estima un coste global de 400 millones; y hacer frente al 20% de la deuda proveniente del préstamo firmado por el Consorcio València 2007 que supondrá la eliminación de la deuda de la Marina, que según Ribó puede suponer para el consistorio unos 10 millones de euros. “La reducción de la deuda garantiza que se podrá hacer frente a los dos”, ha explicado el alcalde.

Tasas congeladas

El alcalde ha detallado los aspectos del proyecto presupuestario que se presentará al Pleno este mismo mes. Se contempla un incremento de ingresos de 16,5 millones, que se asienta sobre el compromiso del Gobierno central de mantener las entregas por anticipado por parte del Estado similares a 2020, así como en los incrementos de transferencias de la Generalitat de 1,5 millones para Bienestar Social, y de 10 millones en transferencias de capital (Pla Edificant). Finalmente, se contempla contratar nuevo endeudamiento por 48,53 millones.

Hay que destacar, que tal como se plasmó en el Acuerdo de reconstrucción de la ciudad, la Corporación mantendrá congelados los tipos de todos los impuestos y tasas municipales para ayudar a paliar la crisis e impulsar la recuperación económica. El descenso en la recaudación de impuestos se cifra en 24,3 millones €, a los que se sumará la rebaja de 4,5 millones de las transferencias de la Generalitat en fondos de empleo (finalización del Plan de Empleo Juvenil).

En cuanto a los gastos, se incrementan sustancialmente los corrientes frente a la crisis. En primer lugar, se congelan las partidas de personal tras cinco años consecutivos de aumento continuado, y de manera paralela se incrementan en 14,6 millones (aumento del 3,48%), las partidas destinadas a equipos de protección para el personal, y para medidas de limpieza y desinfección de los edificios municipales, escuelas, vías urbanas y parques. Los montantes para los servicios de atención social (Comer a casa, Asistencia domiciliaria… ) alcanzan los 38 millones (aparte de las partidas para vivienda o para personas mayores). Y en el caso de las ayudas a la actividad económica, se incluyen 1,9 millones para ayudas al comercio de proximidad (aumento del 319%); 4,71 millones para pymes, autónomos y emprendedores (aumento del 57,7%); o 7,3 millones para promoción del turismo (incremento del 58,5%), entre otras.

Inversiones

Los capítulos destinados a inversiones y transferencias de capital se incrementan hasta los 96,2 millones €, principalmente por el aumento de las inversiones en 12,3 millones de euros (aumento del 15,13%). El esfuerzo inversor irá destinado a las infraestructuras urbanas (plazas de la ciudad), al mantenimiento de calles y calzadas, y a políticas de movilidad sostenible. Tal como ha subrayado el alcalde, «mantener el esfuerzo inversor es una de las prioridades del gobierno para mejorar la ciudad y favorecer la actividad económica». Además, se incorporan 16 millones de euros del Pla Edificant para renovación y nuevos centros educativos.

Entre las inversiones que contemplan los Presupuestos, Joan Ribó y Borja Sanjuán han destacado algunas, como los tres millones de euros para poner en marcha un nuevo sistema de contabilidad municipal; 3,5 millones para actuaciones de mejora del edificio de bomberos de la avenida de la Plata; otros 2,7 millones para obras de saneamiento (depósitos de lluvia, alcantarillado camino del Tremolar…); 14,4 millones para obras de suministro de agua (Passeig de la Ciutadella, Peris y Valero, telelectura, placas solares en edificios…); 10, 3 millones para la reordenación de la plaza de la Reina; o los 1,2 millones para obras de infraestructuras deportivas (pabellón de Sant Isidre, polideportivo de Natzaret, campo de rugby tramo V río Turia…).

El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha destacado la importancia de presentar un proyecto presupuestario “por encima de diferencias o discrepancias”. “Este gobierno acuerda y presenta sus cuentas para propiciar la recuperación de la ciudad”, ha indicado y señala que “la incertidumbre por el futuro inmediato con que se han elaborado los presupuestos, y la prudencia que nos ha guiado a la hora de elaborarlos”, y ha dejado una puerta abierta a modificaciones o medidas de impulso y protección que se puedan aprobar más adelante. Sanjuán, finalmente, ha tenido un recuerdo especial para el anterior concejal de Hacienda, Ramón Vilar, fallecido el pasado verano.

Suscríbete a nuestra newsletter