Crisis del coronavirus

Los hosteleros ven la mayor limitación de aforo como “un cierre encubierto”

Hacen "inviable" el funcionamiento de la actividad, y critican que se adopten a las puertas de un fin de semana

Archivado en: 

Los hosteleros denuncian que las nuevas limitaciones de aforo establecidas por la Generalitat son “un cierre encubierto” de los locales porque hacen “inviable” el funcionamiento de la actividad, y critican que se adopten a las puertas de un fin de semana, con las plantillas organizadas y las compras y reservas realizadas.

La Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunidad Valenciana (CONHOSTUR) se ha pronunciado así tras conocer las medidas adicionales extraordinarias en la Comunitat Valenciana contra la covid-19 acordadas por la Conselleria de Sanidad, y ha solicitado una reunión urgente con el president, Ximo Puig, para trasladarle la situación en la que se deja a las empresas de este sector.

La limitación de aforo en la hostelería a un 30 % en el interior y un 50 % en la terraza “hace inviable el funcionamiento de la actividad de los establecimientos y arrastra a una situación insostenible para las empresas”, según CONHOSTUR. En un comunicado, la entidad denuncia “la falta de diálogo de la Administración con el sector empresarial, al que plantea unas medidas tan restrictivas sin consultar ni avisar a las patronales del sector”.

Además, las empresas no podrán optar a ningún tipo de ayudas ni a los ERTE por impedimento, por lo que en realidad lo considera “un cierre encubierto” que deja a los empresarios “a la deriva sin ningún tipo de compensación”. CONHOSTUR reitera que los de la hostelería “no avalan” estas decisiones pues solo representa el 3,5 % de los contagios, según los datos que cita del Ministerio de Sanidad.

Reclama un plan de rescate al sector con ayudas directas como están haciendo otros países europeos como Alemania y Francia, donde se han cerrado las empresas, pero se les ha compensado de forma directa a través de ayudas para conseguir mantener vivo el tejido empresarial y los contratos de los trabajadores. En el caso de la Comunitat las empresas tendrán que seguir soportando los mismos costes de la actividad empresarial pese a que hay establecimientos que no disponen de terraza y otros que tienen el espacio interior muy pequeño, y este aforo “les hace imposible trabajar”.

Respecto a los salones de banquetes se limita aún más el aforo dejándolo en 15 personas en interior y 25 al aire libre, lo que, aseguran, imposibilita su actividad. Esta limitación, prevista para un mes, deja a la hostelería en “una situación total de abandono y pone en peligro miles de puestos de trabajo” en la Comunitat. Por su parte, la Federación de Ocio y Turismo ha coincidido en la falta de diálogo con el sector y en la ausencia de un plan de viabilidad económica.

Añaden que las nuevas restricciones se publican de nuevo un viernes, cuando las empresas ya tienen el fin de semana estructurado, y con la problemática que conlleva el tener que suspender los eventos o actividades, tanto para los usuarios y consumidores como para el personal laboral, así como la pérdida de las materias perecederas. La federación considera que el aforo permitido a salones de eventos y celebraciones es “un agravio comparativo” con los restaurantes, y pide que se conjugue la actividad empresarial con la actividad sanitaria porque las empresas no tienen viabilidad y “están abocadas al cierre”.

Suscríbete a nuestra newsletter