Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Luis Enjuanes, biólogo

La primera vacuna llegará en el II trimestre de 2021 y una española a finales de año

España necesita una fábrica de vacunas y más coordinación entre la tecnología biocomputacional y los biólogos

Publicado el:
La primera vacuna llegará en el II trimestre de 2021 y una española a finales de año

Luis Enjuanes, director del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología.

La primera vacuna contra el coronavirus llegará en el segundo trimestre de 2021 y para finales de ese año habrá una española disponible, según ha pronosticado este viernes Luis Enjuanes, director del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología, en el III Congreso de Inteligencia Artificial Alicante 2020.

Estos plazos se han agilizado en comparación con lo que suele ser la norma, porque se ha “bajado el listón” para autorizar las vacunas con solo un 50% de eficacia. También hay avances prometedores en antivirales y Enjuanes ha destacado el desarrollo de tecnología biocomputacional, si bien ha alertado también de que ha habido muchos proyectos que “carecían de sentido” porque muchas veces falla la interacción entre los expertos de la parte técnica y los biólogos.

“Vamos a tener que convivir con el virus y si tenemos suerte, se va a atenuar”, ha subrayado el profesor del CSIC, que ya no se atreve a hacer más predicciones, porque este coronavirus no se comporta igual que otros descubiertos anteriormente desde los años 50 del siglo pasado, ya que causa muchas patologías, afecta a muchos órganos y utiliza muchas estrategias para eludir la respuesta del “hospedador”, el ser humano.

Al principio de la pandemia, el 14% de los infectados era asintomáticos y ahora ese porcentaje llega al 50% y transcurridos algunos meses la respuesta inmune desaparece.
En cuanto a la vacuna española que están desarrollando en su laboratorio, Enjuanes ha explicado que estará lista para finales del año que viene, si no tienen la “mala suerte” de que cause efectos secundarios, De momento, ya la han probado con éxito en animales, pero “hay que verlo en personas”.

En el campo de los antivirales, algunos han demostrado ya que son efectivos, alguno norteamericano y uno español “muy prometedor”, que han evaluado en su equipo y en laboratorios de mucho prestigio en EEUU y Corea del Sur. Los hospitales españoles también han seleccionado tratamientos efectivos y desechado otros, después de la experiencia de la primera oleada.

Y se avanza también en la inmunoterapia, usando plasma de pacientes que se han recuperado, y la producción de anticuerpos monoclonales que, en contraste con el plasma, tienen una capacidad de producción ilimitada y ya hay empresas en España que lo trabajan. Se producen en ratones y se cogen los que tienen capacidad neutralizante y se “humanizan”, se convierten en anticuerpos humanos. Asimismo, se han identificado drogas y combinaciones de compuestos que son eficaces y no causan efectos secundarios, hay evidencias, por ejemplo, en el tratamiento que ha recibido Donald Trump, un “paciente privilegiado” por los recursos con los que, obviamente, ha contado.

Investigación “desatendida”

Enjuanes ha opinado que el nivel de investigación “básica” en España es elevado, pero hay “desatención” por parte de “los últimos gobiernos”, con un 35% de reducción de la inversión.

Para situar en contexto, ha precisado que entre si el hallazgo científico tiene un coste X, luego su desarrollo es diez veces X y la comercialización, cien veces X. Y ahí radica la principal carencia sanitaria en España: hay fábricas para medicamentos veterinarios, pero ninguna para humanos, para vacunas. “Solo hacemos que empaquetar”, ha resumido este experto, cuando con una población de 47 millones de habitantes, debería haber almenos una.

“Vendrán otras pandemias, debemos estar preparados, además de una fábrica de vacunas, tener una infraestructura para producir respiradores, mascarillas…no solo para ahora, hay que implementarlo, porque pasa la pandemia y nos olvidamos”, ha sugerido.

En cuanto a las razones de los malos datos en este país, Enjuanes ha ofrecido un análisis claro: “El Gobierno da unas directrices y algunas autonomías no las siguen;
se controló bien la curva en la primera oleada, incluso hubo felicitaciones a España e Italia, pero las prisas que hubo después para no perjudicar a la economía y las de algunas algunas autonomías han destrozado ese trabajo que había hecho bien el Gobierno”. Como mensaje esencial, este especialista ha hecho hincapié en que “no habrá economía si no se ha saneado el problema médico”.

Entre los progresos en la buena dirección, ha aludido a los recursos de Big Data y tecnología biocomputacional en Barcelona financiados por el Gobierno de España, donde se ve la secuencia del virus y se trabaja en la predicción de cuáles son los dominios del virus que pueden ser atacados por anticuerpos.

Finalmente, Enjuanes también ha lamentado que la OMS, que “cumple una gran labor”, mantenga “la teoría absurda de que el coronavirus no se transmite por aerosoles”, a pesar de que se ha demostrado en algunas pruebas en EEUU. “Eso no quita para que se transmita también por burbujas de saliva, pero el virus puede flotar en la atmósfera largo tiempo, viajar con las corrientes de aire, como se ha detectado en granjas a 30-40 kilómetros de distancia, aunque es verdad que otros virus no se transmiten así”, ha explicado.

coronito