Revista Economía 3 | Redit

Los IITT ponen sus conocimientos al servicio de la salud

Iniciativas para detectar la evolución de la COVID-19 es uno de los ejemplos con los que trabajan los institutos tecnológicos valencianos

Archivado en: 

Iniciativas para detectar la evolución de la COVID-19, mejorar el tratamiento de enfermedades crónicas o inculcar buenos hábitos nutricionales a través del juego son solo algunos ejemplos en los que trabajan los institutos tecnológicos valencianos.

La actividad innovadora de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit) no tiene fin. En esta ocasión, nos centramos en aquellos proyectos que están llevando a cabo en el ámbito de la salud el ITI, el IBV, Aiju y Ainia y que en muchos casos trabajan codo con codo con expertos de nuestro sistema sanitario.

El ITI ha puesto en marcha varios proyectos centrados principalmente en inteligencia artificial (IA). Así, ha desarrollado un proyecto, junto con el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, con el fin de establecer modelos predictivos para todos los posibles estados de la enfermedad de la COVID-19.

En esta misma línea, ha desarrollado Bigsalud, donde las técnicas de big data e inteligencia artificial vuelven a ser las protagonistas para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades crónicas.

Estas tecnologías posibilitan la optimización de procesos para reducir tiempos y costes asistenciales contribuyendo así a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios en Europa.

IA para aumentar la productividad del sector

Por otra parte, ITI también trabaja en el programa BigMedilytics que contribuye a mejorar los resultados de los pacientes y a aumentar la productividad en el sector de la salud aplicando, igualmente, tecnologías de Inteligencia Artificial (IA), a conjuntos de datos complejos en toda la cadena de valor de datos médicos. En esta cadena se incluyen los datos de pacientes, proveedores de atención médica, aseguradores de salud y proveedores de tecnología médica.

Por otra parte, Ainia, centra su labor invetigadora en otros campos de actuación como son el proyecto Mediscan, gracias al cual un equipo de investigadores del Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y el Instituto Tecnológico de la Alimentación investigan la aplicación de tecnologías fotónicas para detectar precozmente células cancerígenas en la piel. El objetivo está en crear un prototipo que permita explorar de manera no invasiva la piel de los pacientes, para obtener un diagnóstico rápido in situ.

Mediscan cuenta con otra línea de investigación junto con los médicos del Hospital La Fe donde utiliza también sensores fotónicos y herramientas de escaneo para la detección precoz de células cancerígenas en el colón.


Puedes leer el reportaje completo en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter