El Consell fía a las bondades de los fondos europeos y de Sánchez cuadrar los ingresos

El Consell fía a las bondades de los fondos europeos y de Sánchez cuadrar los ingresos

Aunque las líneas generales ya se conocían, la presentación del proyecto de Presupuestos de la Generalitat es la mejor ruta con la que un gobierno marca sus prioridades y deja entrever sus debilidades. El Botànic ha propuesto aumentar el gasto un 12,2%, para un 2021 en el que se prevé que la economía Comunitat Valenciana crezca un 8,3 % tras cerrar un 2020 con una caída pronunciada del 10,8%.

Las previsiones del ciclo económico de la Comunitat serán más pronunciadas que las del conjunto del Estado, tanto en la subida como en la bajada, según destacó ayer el conseller de Hacienda, Vicent Soler. De esta forma, la autonomía valenciana cerrará el 2020 peor que España, pero crecerá por encima de este en el 2021.


Sobre una posible subida de impuestos que ayude a financiar estas cifras, Soler reivindicó en un primer momento la reforma fiscal «intensísima» implantada por el Consell en 2017

Pero, ¿será esta cantidad suficiente para afrontar la subida del gasto? Para poder financiar los 25.627 millones de euros a los que ascienden las cuentas del, el Consell confía en la llegada de los fondos europeos y gubernamentales. «Estos son los presupuestos a 30 de octubre», puntualizó Soler para justificar posibles variaciones futuras.

Soler aseguró que hay una gran cantidad de previsión de ingresos por parte de las diferentes instituciones económicas y, en este sentido destacó su confianza en la “nueva actitud del Gobierno y de Europa”. Además de estos ingresos previstos, Soler confía en que la Comunitat genere nuevos recursos para 2021 que sirvan para financiar las cifras propuestas. “Según vayamos consiguiendo recursos nuevos, iremos añadiendo”, aseguró.

Un año más, el conseller ha incluido una partida reivindicativa de 1.336 millones para afrontar el problema de la infrafinanciación. «Si algún año esa partida tiene más adecuación a la situación es este año», aseguró Soler, quien reclamó a su vez una política fiscal y financiera que busque «igualar ingresos con el resto».

Sobre una posible subida de impuestos que ayude a financiar estas cifras, Soler reivindicó en un primer momento la reforma fiscal «intensísima» implantada por el Consell en 2017, así como el artículo 31 de la Constitución, «que pague más quien más tenga«. Sin embargo, el conseller se mostró «totalmente abierto» a nuevos cambios fiscales siempre que estos tengan un carácter «riguroso y prudente».

Pese a que la partida total no prevé una subida importante de impuestos, Soler tildó la propuesta de Compromís sobre un incremento a las rentas valencianas más elevadas y a los grandes tenedores de viviendas vacías de «prudentísima». Sin embargo, explicó que tendrán que valorar los «pros y contras» de la propuesta, también defendida por Unides Podem.

warmia-Mazury-Polska
warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.