Presentación Resultados 3T

CaixaBank advierte que vienen tiempos duros y augura nuevas consolidaciones

Entiende que la mejor evolución del tercer trimestre puede verse contrarrestada "por un cuarto trimestre más debilitado y peor de lo esperado", con todo la caída del PIB podría ser menor de la esperada del 12,5%

Archivado en: 

CaixaBank cierra un tercer trimestre mejor de lo esperado, gana 522 millones y obtiene un beneficio en lo que va de año de 726 millones, lo que todavía se sitúa un 42,6% por debajo del de 2019.

Eso sí, a pesar de advertir su consejero delegado, Gonzalo Gortázar durante la rueda de prensa que “vienen tiempos duros”, la entidad ha mantenido estables las provisiones que se hicieron hasta junio y este tercer trimestre apenas se han incrementado, 1.155 millones de euros a cierre de junio, 1.161 millones a cierre de septiembre.

Como contrapartida, tampoco en este trimestre se incluye la plusvalía por la venta del 29% de Comercia que asciende a 420 millones, al haberse formalizado al principio de este cuarto trimestre en el que nos encontramos.

Según Gortázar “todavía es pronto para saber si estas dotaciones van a ser suficientes, pero en septiembre desde un modelo muy conservador volvimos a valorar el escenario y vimos que no resultaban necesarias más provisiones para este trimestre, lo volveremos a analiza de cara el cierre del año”. “No sabemos el grado de deterioro que habrá en 2021, por eso proyectamos un modelo muy conservador, que volveremos a actualizar a final de año“, ha reiterado.

Entiende Gortázar que de momento viven en un espejismo: “Nos caen los saldos dudosos, esto es un espejismo, sabiendo lo que viene por delante, veo bien que el Banco de España nos recuerde que tenemos que ser prudentes porque los problemas están por venir, nosotros ya hemos hecho provisiones de 1.100 millones y nos iremos ajustando al alza según tengamos una mayor visibilidad, con espíritu de prudencia”.

Gortázar, ha destacado que entre julio y septiembre se recuperó el crédito hipotecario y la financiación al consumo y que se cerró el trimestre con una tasa de morosidad del 3,5 %, una ratio, sostiene el directivo, que previsiblemente se mantendrá por debajo del 4 % en 2020, pero que aumentará de cara a un 2021 que se prevé “difícil.

Además, cabe la posibilidad, señala, que la mejor evolución del tercer trimestre se vea contrarrestada “por un cuarto trimestre más debilitado y peor de lo esperado” debido a las nuevas restricciones de movilidad por la covid-19. Su balance es que el PIC español caiga en 2020 menos del 12,5% previsto y pueda situarse la caída más cercana al 10,5% que apunta el Banco de España.

Gortázar mantiene el objetivo de repartir un 30% de dividendo sobre el resultado del año, actuaremos de “forma prudente”, pero eso sí será cuando el BCE lo permita y la fusión de Bankia y CaixaBank esté concluida a finales del primer trimestre, tal y como aclaraba también el consejero delegado de Bankia, Jose Sevilla en la presentación de resultados.

Moratorias y créditos ICO

Hasta el 30 de septiembre, y ante la situación de crisis derivada de la pandemia, la entidad ha aprobado 383.768 solicitudes de moratoria de sus clientes en España, que afectan a una cartera de 11.000 millones de euros, un 5 % del total de su cartera de crédito.

CaixaBank, que además ha concedido 51.530 millones de euros al sector empresarial desde marzo, ha otorgado también 162.175 préstamos ICO por valor de 11.944 millones.

En este sentido, Gortázar ha defendido la posibilidad de prorrogar tanto los créditos ICO como los periodos de carencia de estos préstamos dadas las nuevas restricciones de actividad forzadas por la pandemia.

Nuevas operaciones de concentración

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha augurado nuevas operaciones de concentración en el mercado financiero español, ya que las entidades ganarían con ello rentabilidad, y ha descartado que se vayan a acometer ajustes de plantilla en la entidad antes de su fusión con Bankia.

Cree Gortázar que el sector financiero “ha de tener una rentabilidad adecuada”, algo que es positivo tanto para las propias entidades como para la sociedad en general.

“Creo que habrá más consolidación en España y otros países de Europa”, ha apuntado el primer ejecutivo de CaixaBank, que piensa que este proceso de concentración no afectará a la competencia, ya que hay muchos actores en el mercado, y no hay por lo tanto “motivo de preocupación”.

Gortázar, por otro lado, se ha mostrado muy satisfecho con los resultados del portugués BPI y ha asegurado que no analizan ni prevén analizar operaciones corporativas en el mercado luso.

“Tenemos muchísimo trabajo con esta operación con Bankia y nos va a llevar los próximos dos años al menos de foco”, ha señalado.

Salidas de la entidad

Gonzalo Gortázar no ha concretado qué ajuste de plantilla será necesario realizar una vez se complete la fusión con Bankia, pero ha dejado claro que no se plantean acometer una reducción de personal “con anterioridad a la operación”.

“Los primeros en saberlo serán los representantes de los trabajadores, con los que entablaremos un dialogo constructivo para ver cómo reducimos los solapamientos y duplicidades que habrá en el nuevo Grupo”, ha indicado. “Como no puede ser de otro modo mostraremos una extraordinaria sensibilidad, es parte del proceso hacer un ajuste que no sea traumático y tanto unos accionistas como otros van a apreciar que así sea”, ha subrayado Gortázar.

CaixaBank, no obstante, sí seguirá con su programa de concentración de sucursales, un proceso que hará, ha incidido Gortázar, “de manera tranquila y sin ningún impacto en plantilla”.

Suscríbete a nuestra newsletter