Presupuestos Generales del Estado

Las pensiones se llevan 39,6 euros de cada cien de los presupuestos

Dentro del gasto social, al que se destinarán 58,2 euros de cada cien, destaca la partida del desempleo, que recibirá el próximo año 6,1 euros de cada cien

Archivado en: 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero en una imagen de archivo. EFE/Kiko Huesca.

El pago de las pensiones se llevará 39,6 euros de cada cien de los presupuestos consolidados para 2021, cuya partida se incrementa el 3,2 % con respecto al presupuesto base de 2020. De acuerdo con el proyecto, presentado este miércoles en el Congreso de los Diputados, el pago de los intereses de la deuda pública se queda con 7,7 euros de cada cien, tras incrementarse un 0,4 % con respecto al del año pasado.

Dentro del gasto social, al que se destinarán 58,2 euros de cada cien, destaca -además de las pensiones- la partida que se destinará al desempleo, que recibirá el próximo año 6,1 euros de cada cien (tras elevarse un 20,1 %). Además, otras prestaciones económicas se llevarán 5 euros de cada cien (con una partida que se eleva un 7,9 % con respecto a 2020); los servicios sociales, 1,3 euros (un 70,3 % más); y fomento del empleo, 1,8 euros (un 29,5 % más).

También dentro del gasto social, el acceso a la vivienda y el fomento de la edificación recibirá 0,5 euros de cada cien (tras multiplicarse esta partida por más de cuatro); y la administración de la Seguridad Social, 0,6 euros (con un importe que se eleva 29,5 %). Como parte de los servicios públicos de carácter preferente, la sanidad -sin incluir la asistencia sanitaria del mutualismo administrativo- recibirá 1,2 euros de cada cien (con una cuantía que aumenta un 151,4 %); la educación, 1,2 euros (un 70,2 % más); y la cultura 0,3 euros (un 25,6 % más).

Los considerados servicios públicos básicos, que incluyen la seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias, la defensa, la justicia y la política exterior y de cooperación para el desarrollo, se quedarán con 5,5 euros de cada cien (al elevar el importe destinado un 5,5 %). Dentro de las actuaciones de carácter económico, la agricultura, pesca y alimentación recibirán 2 euros de cada cien (10,2 % más); la industria y energía, 2,7 euros (el doble que en 2020); el comercio, turismo y pyme, 0,5 euros (un 150 % más); y las subvenciones al transporte, 0,6 euros (un 4,1 % más).

Las infraestructuras y ecosistemas resilientes percibirán 2,8 euros (un 114,8 % más); y la investigación, desarrollo, innovación y digitalización, 2,8 euros (un 80,1 % más). Según el proyecto de presupuestos, con el fin de que la comparativa sea homogénea, los datos no tienen en cuenta los recursos extraordinarios transferidos a las comunidades autónomas en 2021.

Eleva un 20 % la dotación para protección de desempleados

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 prevé, a su vez, un aumento del 20 % en la dotación para la protección de trabajadores desempleados, hasta superar los 25.000 millones de euros.

En la rueda de prensa de presentación del Presupuesto, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha detallado que las políticas de fomento del empleo crecerán un 29,5 % gracias a los fondos europeos, de manera que las políticas de inserción contarán con 3.331 millones y las de formación profesional para el empleo, con 2.771 millones.

Además, las bonificaciones para la contratación van a beneficiar a 684.000 personas con especiales dificultades, como las discapacitadas o aquellas en riesgo de exclusión social. Al margen de esto, las políticas para impulsar la innovación, la digitalización o la internacionalización de los pequeños empresarios contará con una dotación de 2.230 millones.

Objetivos de los PGE

Los presupuestos para 2021 tienen como objetivo hacer frente a la emergencia sanitaria generada por la pandemia de COVID-19, así como sentar las bases de una transformación económica centrada en la transición ecológica y la digitalización para sustentar el crecimiento en bases más robustas y competitivas. De acuerdo con el proyecto presentado este miércoles en el Congreso, las “señas de identidad” de esta estrategia son la cohesión, la justicia social, la lucha contra la desigualdad y la sostenibilidad.

Además, los presupuestos plasman la canalización de los recursos provenientes del fondo de recuperación de la Unión Europea, alrededor de 27.000 millones de euros, que se dirigirán prioritariamente al refuerzo del sistema sanitario, a la protección de los colectivos más vulnerables y a la apuesta por la ciencia, la I+D+i y las nuevas tecnologías. Pero también tendrán como destino la reindustrialización, la transformación digital de la sociedad, el refuerzo de las políticas de empleo y de formación profesional, el apoyo a las pymes y a los autónomos, el turismo, la automoción, la hostelería, la transición hacia una economía sostenible y preservación del medio ambiente, y el impulso del medio rural.

Los PGE para 2021 incorporan por primera vez una nueva serie de documentación (“serie azul”), que recoge un informe sobre el alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, otro de impacto de género y un tercero de impacto de los presupuestos en la infancia, en la adolescencia y en la familia.

Las cuentas se han elaborado teniendo en cuenta la vuelta al crecimiento económico el próximo año y la suspensión de las reglas fiscales que han llevado a fijar unos objetivos de déficit de referencia que no son de obligado cumplimiento. Las siguientes tablas muestran el cuadro macroeconómico sobre el que se ha elaborado el presupuesto para un escenario inercial que no cuenta con el impacto de los fondos europeos, así como los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Suscríbete a nuestra newsletter