Reconstrucción

La CEV cifra en 330 millones la inversión pública necesaria para dar solidez a la industria

La CEV sitúa el contexto actual como el idóneo para convertir la industria en motor de la recuperación económica de la Comunitat

Archivado en: 

Foto: Archivo E3

El plan de acción para fortalecer la industria de la Comunitat Valenciana propuesto por la CEV cifra en 330 millones de euros el apoyo público anual necesario para que la industria manufacturera actúe como elemento tractor hacia el nuevo modelo económico. Así se desprende del informe elaborado por la Comisión de Industria de la CEV, que sitúa el contexto actual, tras la crisis generada por la covid-19, como el oportuno para posicionar a la industria “como motor de la recuperación económica”.

El plan se ha presentado este martes al president de la Generalitat, Ximo Puig, por parte del president de la CEV, Salvador Navarro, el presidente de la Comisión de Industria, Vicente Lafuente, y los vicepresidentes de la CEV, Miguel Burdeos y Vicente Nomdedeu. Han participado también en la reunión los consellers de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent, e Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual.

Según el presidente de la Comisión de Industria, la inyección económica propuesta en el plan permitiría “generar un tejido productivo sostenible, innovador y de alto valor añadido que actúe como elemento tractor de la transición hacia un modelo económico sostenible y resiliente, porque es un elemento estratégico para el desarrollo y competitividad de nuestro territorio, y porque su efecto arrastre sobre otros sectores de la economía, la calidad del empleo y su capacidad de innovación y de incorporación de tecnología repercute sobre el conjunto de la sociedad”.

La CEV aboga con este plan por el refuerzo de las políticas dirigidas a fortalecer el peso industrial en la Comunitat Valenciana priorizando innovación y transformación digital; formación y calidad del empleo; energía y cambio climático (transición energética); infraestructuras y áreas industriales avanzadas y atracción de inversiones industriales; economía circular y sostenibilidad; internacionalización, fomento del consumo y defensa contra la competencia desleal; cooperación empresarial y clústeres; así como políticas públicas y gobernanza.

A partir de aquí desde la Confederación se propone convocar al Observatorio de la Industria y de los Sectores Económicos Valencianos —que no se reúne desde el pasado 16 de abril— para empezar a trabajar en la definición de partidas presupuestarias concretas, alineadas con la disponibilidad presupuestaria y las necesidades reales del tejido industrial.

Peso de la industria

La industria de la Comunitat Valenciana representa el 10’9% del PIB total de la industria española, tan sólo por detrás de Cataluña y Madrid; aunque si se considera sólo la industria manufacturera, la Comunidad pasa a ocupar la segunda posición en el ranking estatal. Con 366.700 ocupaciones es la segunda autonomía que más empleo genera. Del mismo modo, destaca también su aportación a la balanza comercial, que representa el 84’5% del valor total vendido al exterior, así como el efecto arrastre hacia el resto de sectores, su contribución a la inversión empresarial en I+D y el tipo de empleo que genera, de mayor calidad y mejor retribuido.

Suscríbete a nuestra newsletter