Estado de alarma

La patronal cerámica considera negativo un nuevo estado de alarma de 6 meses

Ascer reclama al Gobierno un "entorno de confianza y seguridad jurídica nacional e internacional para que las empresas puedan realizar su actividad".

Foto de archivo de Ascer

La patronal del sector azulejero, Ascer considera que la propuesta del Ejecutivo de extender el estado de alarma durante seis meses más (en concreto hasta el 9 de mayo) es “negativo” ya que “va a transmitir una imagen de España a nivel internacional muy negativa con consecuencias irreparables en las ventas y en la recuperación de la industria”.

La patronal ha indicado en un comunicado que en el contexto “tan complejo” en el que nos encontramos, “es necesario tomar medidas que den confianza y estabilidad en un país ya muy dañado por las consecuencias económicas generadas por la COVID-19”.

Para un sector que vende el 75% de su facturación en los mercados internacionales esta medida, a juicio de Ascer, “lanza un mensaje de pesimismo y de incapacidad para lidiar con el virus en el corto y medio plazo y transmite una imagen de país donde albergar cualquier actividad comercial internacional será imposible hasta bien entrado el 2021”.

Según han explicado, el sector cerámico está “muy expuesto” a la competencia internacional y el Gobierno “debe generar un entorno de confianza y seguridad jurídica nacional e internacional para que las empresas puedan realizar su actividad”.

“La dureza de la situación económica es extrema y la industria reitera una vez más la necesidad de que las diferentes administraciones tomen medidas urgentes para la reactivación de la industria y de la economía”, han agregado las mismas fuentes.

El sector ha insistido en la necesidad “urgente” de inyectar liquidez a las empresas y ampliar los periodos de carencia de los créditos ICO para “garantizar la supervivencia de las empresas ante la incertidumbre generada por esta nueva ola”.

Para Ascer, “si no se ponen medidas, la capacidad de consumo y la confianza de los consumidores caerá arrastrando a todos aquellos sectores no esenciales” ya que “esta situación derivará en cierre de empresas e incremento del desempleo, haciendo mucho más difícil la recuperación” y por ello “es fundamental no llegar a ese extremo por lo que las medidas tienen que llegar con urgencia”.

Suscríbete a nuestra newsletter